Dos sacerdotes secuestrados en Sudán

Dos sacerdotes secuestrados en Sudán
Un obispo denuncia presiones contra la población de Sudán del Sur

 Crecen los temores por la seguridad de dos sacerdotes del Sudán que han sido secuestrados. Son los sacerdotes Joseph Makwey, de 40 años, y Sylvester Mogga, de 30, quienes fueron secuestrados este 15 de enero por sujetos que rompieron las puertas del complejo parroquial y del presbiterio.
Según los vecinos –citados por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN)- los atacantes llegaron a la parroquia de Santa Josefina Bakhita, en un enorme camión lleno de gente. Además de secuestrar a los sacerdotes, saquearon la propiedad y se llevaron los aparatos eléctricos y objetos de valor como ordenadores portátiles y otros equipos informáticos.
Al informar del incidente, ocurrido en la ciudad de Rabak, al sur de Jartum, el obispo auxiliar de Jartum, Daniel Adwok Kur, declaró a AIN que se desconoce el paradero de los dos sacerdotes.
Dirigiéndose al lugar para evaluar la situación, el obispo Adwok dijo: “Estamos preocupados por los dos sacerdotes. Uno de ellos –el padre Sylvester- aunque es muy joven está enfermo y necesita ayuda médica”. El obispo dijo que la policía había sido notificada, pero que las investigaciones están en sus inicios.
Añadió que era aún imposible “especular” sobre la identidad de los secuestradores y sus motivos. Sin embargo, al informar de un aumento de secuestros en la región, el obispo Adwok dijo que temía que los hombres pudieran ser reclutados, para luchar en medio de lo que se conoce como un empeoramiento de los conflictos internos que envuelven a Sudán y a Sudán del Sur.
Él obispo dijo: “No es que la ley no pueda implementarse, parece mas bien que este secuestro fue algo deliberado. Los secuestradores habrían sabido que estos hombres eran sacerdotes”.
El obispo, que vive en Kosti, una ciudad cercana a Rabak en el otro lado del Nilo Blanco, dijo que en todo Sudán, los militantes están intimidando a las personas originarias de lo que hoy es el Sudán del Sur, presionando para que se vayan.
El obispo Adwok, dijo: “El secuestro de los jóvenes ha asustado prácticamente a todos aquí”. Criticó al gobierno de Sudán por desentenderse de los secuestros y decir que los secuestradores son “extranjeros”, a los que no se puede controlar.
El obispo añadió: “La gente inocente no está allí para que la golpeen y las autoridades están llamadas a rendir cuentas de lo que está pasando”. “No es sólo en Kosti donde está sucediendo. También sucede en Jartum “.

Zenit

Balconeras AIN: Llenemos las calles de espíritu navideño

Los dos modelos de balconera para esta Navidad

Inundemos nuestras casas y las fachadas de nuestras ciudades de balconeras-tapices, para dar testimonio público de nuestra fe y contribuir a dar el verdadero sentido a la Navidad. ¡Elige la que más te guste y reenvía este mensaje a tus familiares y amigos!:

Modelo 1 (Virgen+Niño): 1m x 66cm.  Modelo 2 (Sagrada Familia): 1m x 90cm.

Donativo*: 10 €, si se recogen en las oficinas de AIN (Madrid y Barcelona). 15 €, con gastos de envío incluidos.

Adquiérelas desde aquí y ahora
O si prefieres, por teléfono: 91 725 92 12, 93 237 37 63. Por mail: ain@ain-es.org o en nuestras oficinas de Madrid y Barcelona.

*Los donativos recaudados se destinarán a proyectos de ayuda pastoral para los católicos de India (Campaña de Navidad de AIN).

AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA: “Acercaos al abrazo amoroso de Cristo” (Benedicto XVI)

Ayuda a la Iglesia Necesitada ultima sus preparativos para el que será el gran acontecimiento de la Iglesia católica en 2011. Durante la Jornada Mundial de la Juventud,  AIN rendirá homenaje a los 300 millones de cristianos perseguidos o discriminados hoy, en el mundo.
Entre los días 15 y 21 de agosto, a través de imágenes, testimonios, audiovisuales y vivencias… podrás conocer una realidad que no imaginas y comprobarás lo mucho que tú puedes hacer por estos hermanos que sufren. ¡Te esperamos en la iglesia de Los Jerónimos!

AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA. ¡Adquiere ya tu balconera para dar la bienvenida al Papa!

Llenemos las calles de Madrid de balconeras (1mx80cm), como manifestación pública de fe y cercanía al Santo Padre, en su próxima visita en agosto. ¡Deja tu balconera colgada antes de irte de vacaciones!
Donativo: 10 €.
Adquiérela en AIN (C/ Ferrer del Río, 14). Si quieres que te la enviemos (15€, gastos de envío incluidos), llámanos: 91 725 92 12 o escríbenos: ain@ain-es.org. También puedes adquirirla, desde aquí y ahora.
El importe recaudado se destinará a proyectos de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

 

La falta de seguridad amenaza a los cristianos de Irak

Según el arzobispo de Kirkuk (Irak), monseñor Louis Sako, el futuro del cristianismo iraquí está en riesgo y las esperanzas de un nuevo comienzo tras la caída de Sadam Husein se han desvanecido.
En una entrevista concedida a la asociación caritativa internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), el prelado afirmó que la confianza de los fieles en el futuro está comprometida por lo que ha descrito como un empeoramiento de la situación relativa a la seguridad.
Explicando que los cristianos son “objetivos fáciles para los criminales” dada la falta de protección por parte de las fuerzas de seguri dad, el arzobispo subrayó que cada vez más fieles abandonan el país.
Actualmente, recordó, en el sur de Irak hay 300 familias cristianas, y menos de 400.000 fieles en todo el país, frente a los 750.000 de la pasada década.
Monseñor Sako criticó ásperamente el sistema de seguridad del país, calificándolo como “ineficaz” y “poco profesional”.
“Soy más pesimista que nunca”, admitió. “No veo signos de esperanza para el futuro”.
“Estamos experimentando días muy duros –añadió–. Todo grupo implicado en actividades criminales parece activo”.
“El Gobierno y la policía están haciendo lo que pueden, pero no son capaces de controlar la situación”, alertó.
La situación de inseguridad afecta a todo Irak, declaró. “Cada día hay explosiones, en Bagdad, en Mosul, en muchos sitios diversos”, explicó.
En los últimos días, un padre de familia cristiano ha sido asesinado y un médico fue raptado mientras volvía del trabajo.
El mes pasado, militantes dirigieron ataques contra siete iglesias de Bagdad, matando e hiriendo a decenas de personas, mientras que la semana pasada, durante los ataques desencadenados en muchos sitios de la capital iraquí, fueron asesinadas en un solo día casi cien personas, y heridas más de 500.
“Irak está deslizándose hacia el Islam radical”, advirtió el arzobispo Sako.
Los cristianos, añadió, son un objetivo para los extremistas, no tanto por su religión, sino porque se les considera incapaces de defenderse.
“En este clima, la población cristiana tiene miedo -indicó-. Está verdaderame nte preocupada; a pesar de lo que les decimos, animándoles a quedarse, la gente quiere irse”.
La gente, sostiene monseñor Sako, está muy decepcionada también de los políticos. En su opinión, los países occidentales deberían ejercer presiones sobre los grupos políticos iraquíes para que se reconcilien, para reducir el conflicto y restaurar el orden y la ley.
“No puede haber seguridad sin una reconciliación autentica -declaró-. Los únicos que parecen beneficiarse de la situación por el momento son los criminales, y esto tiene que cambiar”.
El arzobispo subrayó también la importancia del trabajo interreligioso, que considera fundamental para la coexistencia entre cristianos y musulmanes.
Las iniciativas interreligiosas en las que ha estado implicado en Kirkuk –por ejemplo, una cena que ofrece para el Ramadán est a semana– no se repiten en otras zonas del país, y estas experiencias implican más a individuos que a grandes grupos.
De la misma forma, concluyó monseñor Sako, los líderes de la Iglesia y los políticos cristianos no están haciendo bastante para colaborar en afrontar los problemas comunes.

Vietnam: una Iglesia que crece bajo libertad vigilada.

El Estado monopoliza la enseñanza, aunque permite que las congregaciones religiosas la impartan a niños de hasta siete años.

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha puesto en marcha una campaña de recaudación de fondos a favor de la Iglesia vietnamita. Bajo el lema “Hambre de pan, sed de Dios”, se desarrollará hasta finales de año y aspira a paliar necesidades básicas de formación de las 26 diócesis del país. “Durante veinte años no se pudo recibir formación. La gente está hambrienta de doctrina”, explica el cardenal Pham, arzobispo de Ho Chi Minh.

El informe elaborado por AIN ofrece un acercamiento a la historia y a la realidad social y política de Vietnam, así como a las necesidades de la Iglesia.

Desde 1992, en Vietnam hay libertad de culto limitada, con restricciones para la apertura de iglesias y seminarios. La mitad de la población es budista; los católicos (6 millones) son el 7% y presentan un índice muy elevado de práctica religiosa.

Algunas cifras muestran la vitalidad de la Iglesia vietnamita, que sobrevivió en la clandestinidad hasta 1988, desde 1955 en el norte y desde 1975 en el sur. Entre 1994 y 2004 se duplicó el número de religiosos: de 7.000 a 14.000. Los siete seminarios del país albergan unos 3.000 alumnos; por falta de espacio y de profesores, doscientos candidatos están en lista de espera. Sólo muy recientemente, a partir de 2007, el gobierno ha permitido al seminario de Ho Chi Minh (que tiene lista de espera para los próximos seis años) la incorporación de nuevas promociones de modo anual: antes solo autorizaba ingresos cada varios años.

Se trata de cifras oficiales: fuentes católicas ofrecen datos superiores en número de sacerdotes, religiosos y seminaristas. De hecho hay bastantes comunidades religiosas (unas 40, según AIN) no “registradas” y con muchas vocaciones. Y no faltan sacerdotes, seminaristas y religiosos clandestinos debido a los cupos impuestos por el gobierno. Poco a poco las restricciones se van levantando.

Ahora todos los obispos o administradores apostólicos son naturales del país y han enviado misioneros a lugares de África (Sudán, Senegal, Kenia) y Europa (Hungría, Francia).

La campaña de AIN promueve varios proyectos para la construcción de seminarios e iglesias, así como becas para seminaristas y profesores de filosofía. Durante la persecución comunista muchos laicos quedaron privados de formación, y ahora quieren completarla. En la actualidad hay unos 50.000 catequistas en todo el país.

En 1986 el sexto congreso del Partido Comunista puso en marcha un paquete de medidas reformistas y liberalizadoras (denominado Doi Moi) para afrontar la escasez y los problemas sociales creados por el sistema socialista. Se implantó un capitalismo económico con control de las libertades, a semejanza de China con Deng. Fue el comienzo de una fuerte expansión económica, con promedios anuales de crecimiento del 8% entre 1986 y 2007. La renta per cápita es aún muy baja, pero ha pasado de 220 dólares en 1994 a 832 en 2007.

A pesar de la abundante emigración a las ciudades, todavía un 70% de la población vive en el campo. A la vez, en los años noventa se empezó a formar una clase media urbana que gana el equivalente de 100-300 euros mensuales.

El Estado monopoliza la enseñanza, aunque permite que las congregaciones religiosas la impartan a niños de hasta siete años. En la práctica tolera también las escuelas católicas ilegales para chicos de 7 a 15 años, por su interés social, pues además de impartir educación, proporcionan alimentos y atención sanitaria en las zonas más deprimidas del país.