No se puede separar sexo del matrimonio, señala Cardenal Urosa a jóvenes

El Arzobispo de Caracas (Venezuela), Cardenal Jorge Urosa Savino, alentó a los jóvenes a sentirse orgullosos de ser cristianos y los llamó a promover la santidad de la familia y control personal guardando el sexo para el verdadero amor dentro del matrimonio.

“No se puede separar la actividad sexual del verdadero amor, del matrimonio que da protección y estabilidad a los esposos y a los niños, de una familia estable, cariñosa y unida. La práctica sexual debe ser expresión de un amor auténtico, y estar enmarcada en la familia unida para siempre, con respeto, cariño y fidelidad para toda la vida”, señaló durante la Misa de clausura del Encuentro Nacional de Jóvenes celebrado el domingo.

Desde Valencia (Venezuela), el Purpurado dijo que ante el libertinaje afectivo-sexual, que es una de las amenazas del mundo moderno, los jóvenes cristianos deben responder “con el compromiso de promover y fortalecer el amor a la familia y el respeto a las personas”.

“Promovamos la santidad de la familia, y para ello valoremos la unión conyugal cristiana, santificada por el mismo Jesús con el santo sacramento del matrimonio (…), porque el pecado, mis queridos muchachos, lleva a la muerte”, señaló.

El Cardenal Urosa también llamó a los jóvenes a intensificar su práctica religiosa, especialmente asistiendo a la Misa dominical. “Es preciso, por lo tanto, ser firmes en nuestra fe y practicarla, vivir en constante unión con Dios, que está siempre a nuestro lado, y que quiere tener un lugar privilegiado en nuestros corazones”, indicó.

Asimismo, durante la homilía, exhortó a enfrentar el desafío del desprecio a la vida, derecho humano golpeado por el aborto y la violencia.

“Los cristianos sabemos que toda persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios, que tenemos un alma inmortal, que tenemos unos derechos inalienables. Y el más importante es el derecho a la vida (…). Por eso rechazamos el aborto, que es un crimen abominable”, así como “la droga, el secuestro, el homicidio, el robo, esa violencia criminal que está sesgando cada año más de 15.000 vidas, especialmente de muchachos y jóvenes adultos”, indicó.

Finalmente, el Arzobispo de Caracas invitó a los jóvenes a considerar “la posibilidad de seguir a Jesucristo en la Iglesia como sacerdotes, o religiosos o religiosas”.

“Es una vida hermosísima, la de quien se consagra a Dios para llevar su luz de vida a tanta gente que viven en tinieblas. Es una vida dedicada siempre a hacer el bien, a ser instrumentos de paz, a ser mensajeros y embajadores de Cristo, promotores de la vida y de la felicidad”, aseguró.

EWTN

Médico a jesuita pro aborto: Vida de bebé no nacido con malformación también es sagrada

El presidente de Médicos por la Vida, Enrique Jaureguizar, criticó al sacerdote jesuita español Juan Masiá Clavel por decir que “el aborto de un anencéfalo no es el aborto de un ser humano”, y le recordó que toda vida humana es sagrada desde la concepción, ya que en ese momento se le infunde el alma.

En declaraciones recogidas por Hazteoir.org, el médico se refirió a la columna que el jesuita publicó en el diario El País el 30 de julio y donde afirmó que “el aborto de un anencéfalo no es el aborto de un ser humano”, en medio del debate generado por el anuncio del Gobierno de eliminar la malformación del feto como causal de aborto.

“Un feto con una malformación incompatible con la vida extrauterina (supongamos el caso de una agenesia renal irremediable), no podrá llegar a realizar acción humana, porque no sobrevivirá. Es asemejable al ejemplo anterior”, afirmó también el P. Masiá Clavel, profesor de Bioética en la Universidad católica Sophia, de Tokio (Japón).

Ante esto, el médico le recordó al sacerdote que la ciencia y la Iglesia coinciden en que la vida humana comienza en el momento de la concepción” y por tanto “cualquier ser humano es igual de digno y garante del derecho a la vida que cualquier persona. Aunque le falte un brazo o las cuatro extremidades. Al igual que una persona que tenga un coma y dependa de un respirador, no se puede desconectar así como así”.

Incluso, le recordó que la doctrina de la Iglesia enseña que al cigoto “en el momento de su fecundación se le infunde el alma, con lo que esa vida pasa a ser sagrada y acabar con esa vida voluntariamente es un pecado mortal que no puede ser perdonado a través de un sacerdote normal”.

“Si ese ‘jesuita’, que espero que no de demasiadas clases de ética porque confundirá a mucha gente, no sabe cuándo comienza la vida humana ya se lo digo yo, y no porque yo opine así sino porque así lo dice la Iglesia, la comunidad médica y científica internacional y la Declaración de Madrid de más de 2.000 científicos, filósofos, catedráticos: La vida comienza en el mismo instante de la concepción”, reafirmó el presidente de Médicos por la Vida.

Testimonio pro-vida

Por su parte, el médico Esteban Rodríguez, presidente de la Comisión Deontológica de Ginecólogos por el Derecho a Vivir, recordó a Hazteoir.org el caso de Myah Walker, una joven soltera de 23 años que a las 19 semanas de gestación descubrió que su bebé tenía anencefalia. La joven desoyó a los médicos que le aconsejaban abortar y optó por la vida.

“Hoy, mientras escribo esto, Faith tiene 10 semanas de edad (+1 día) y está muy bien. Es totalmente consciente y responde como cualquier bebé ‘normal’. Es muy sensible al tacto (especialmente cuando algo está frío) y no hay duda de que puede oír. Sonríe, hace ruiditos cuando está contenta, llora y es una niña luchadora. Sabe lo que le gusta y lo que no le gusta y te lo hace saber. Tiene su pequeña personalidad propia que nos encanta. Nos ha asombrado su desarrollo (…). Desde que nació podía levantar la cabeza y, cuando se sentó, cuando sólo tenía 5 días, nos dejó boquiabiertos”, relató entonces la joven madre.

Debido a que la niña “claramente estaba consciente y le iba muy bien”, le hicieron un examen que confirmó la anencefalia. “No saben (los médicos) cómo explicar que Faith esté viva y respirando, y mucho menos que además actúe de forma consciente. Hay cosas que los médicos no pueden explicar”, añadió Myah.

La joven madre expresó su deseo de que a través de la vida de Faith “puedan ver la gracia de Dios.

Finalmente la pequeña falleció a los 93 días.

“Los mejores 93 días de mi vida los pasé con mi hija. Faith se fue hoy al cielo. Pasamos toda la mañana y parte de la tarde abrazadas en mi cama. Le dije que la quería muchas veces. La tenía en mis brazos cuando murió. Fue alrededor de la 4:40 de la tarde. Acababa de cambiarle el pañal y decidí cogerla y envolverla en una manta. Sonrió muy dulcemente y siguió haciéndolo durante varios segundos… me pareció que estaba muy mona”.

“Esperé a que volviera a respirar, pero no lo hizo. Me miró, abriendo sus preciosos ojos, y me di cuenta de lo que estaba pasando. Le dije que fuera con Jesús. Le dije que la quería y que todo estaba bien, que nos encontraríamos en el cielo. La abracé y lloré sobre ella. Toqué su pecho y ya no había latidos del corazón. Pero seguía estando guapísima. E incluso ahora, sigue estándolo… la tengo en brazos y parece feliz y en paz. Dios es bueno”, culminó Myah.

Así como el caso de la pequeña Faith, Hazteoir.org señaló que también están los testimonios de la pequeña Marcela de Jesús en Brasil, el de Grayson James Walker en Estados Unidos, el de Dirlene Ferreira en Argentina, y “el impresionante caso de la adolescente Miss D, en Irlanda”.

ACIPRENSA

Croossroads, llega a Valencia

CROSSROADS, un paso en favor de la VIDA 2012

Fecha: viernes 13 de julio

Hora: entre las 16,00 h a 16,30h

 

Lugar: Plaza de la Virgen

 

Participan: Antonio Bandín, Representante de Derecho a Vivir Valencia; Elena Ajenjo Gómez, Presidenta de RedMadre Valencia; D. Juan Andrés Talens Delegado de Familia y Vida; D. Juan Cotino, Presidente del parlamento Valenciano.

 

 

 

Valencia, – REDMADRE Valencia junto con Derecho a Vivir Valencia tienen el gusto de invitarles a la llegada de CROSSROADS ESPAÑA a nuestra ciudad donde serán recibidos y acogidos por entidades de defensa de la vida y por autoridades políticas y eclesiásticas.

 

Cabe destacar la presencia de D. Juán Ándrés Talens, Presidente de la comisión diocesana, Delegado de Familia y Vida de la Archidiócesis de Valencia así como de D. Juan Cotino ,Presidente del Parlamento Valenciano.

 

Crossroads en 1 minuto:

¿Quién?: Jóvenes, chicos y chicas entre 18 y 30 años de toda España pueden participar.

¿Qué?: Una peregrinación anual por España (¡es nuestro primer año!) que dura 6 semanas entre Julio y Agosto terminando con una gran vigilia por la vida en Santiago de Compostela.

¿Cuándo?:  Empezamos el fin de semana del 7-8 de Julio en Barcelona y acabamos el fin de semana del 18-19 de Agosto en Santiago.

¿Dónde?: Empezando en Barcelona, pasaremos por Valencia, Córdoba, Madrid, y Valladolid entre otras ciudades españolas.  Pulsa aquí para ver el mapa.

¿Porqué?: Caminamos para dar testimonio de la dignidad y valor de toda vida humana, especialmente la de los más desprotegidos: los no nacidos.  Crossroads es una organizació pacífica dedicada a fomentar la “Cultura de la Vida”.

 

Violación, embarazo y aborto

Jorge Scala, abogado argentino especialista en derechos humanos y bioderecho, en el que ofrece su experiencia en una asociación de ayuda a madres solas, y sus respuestas al debate existente en Argentina tras una polémica sentencia que despenaliza el aborto en caso de violación.

Mucho se ha debatido en estos días sobre los tres sustantivos que titulan esta nota. Como tesorero y apoderado de “Portal de Belén” quisiera hacer un breve aporte a esas tres palabras, concatenándolas del mejor modo posible.

En EE.UU. decidieron investigar seriamente el problema de las violaciones en todos sus aspectos. Se hizo un protocolo de investigación y se designó al Hospital San Pablo de Minneapolis para efectuar el estudio. Los trabajos duraron 10 años, durante los cuales fueron derivados a dicho centro sanitario todas las mujeres violadas de la región. En total se investigaron más de 3.500 violaciones.

Entre las cuestiones estudiadas se incluyó la relación entre violación y embarazo. Muy pocas de las mujeres violadas presentaron embarazos. Todos esos embarazos fueron estudiados, tanto sea en los casos en que las mujeres abortaron como en los que continuaron sus embarazos. Se hicieron las pruebas genéticas pertinentes –tanto en los bebés abortados como en los nacidos-, y se determinó, científicamente, que todos los embarazos habían sido fruto de relaciones consentidas, con sus esposos o algún otro varón. En pocas palabras: las 3.500 violaciones no habían causado ningún embarazo (Reardon, David C., Aborted Women: Silent No More).

En “Portal de Belén” tenemos la experiencia de campo, que por la obvia falta de medios no ha podido verificarse con validez científica. La comparto: entre las muchas mujeres que hemos ayudado en estos más de 20 años de servicio al bien común, nos hemos encontrado con algunas mujeres violadas y embarazadas. Vienen a nosotros mujeres embarazadas en situación de conflicto y, ¿qué duda cabe?, la violación es uno de los conflictos más penosos que nos ha tocado acompañar.

Desde el comienzo de nuestra Asociación, intuimos que el mejor modo que tiene una mujer embarazada para superar su conflicto –cualquiera que sea-, es darle las herramientas que necesite para poder continuar con su embarazo y, más adelante, para que pueda criar amorosamente a ese hijo que lleva en su seno. En la generalidad de los casos esto parece muy obvio. Y lo es.

Ahora bien ¿qué sería lo mejor para una mujer encinta cuyo conflicto fuera el haber sido víctima de una violación? En realidad no lo sabíamos. Ni lo supimos hasta que se nos fueron presentando los primeros casos. Era evidente que la ayudaríamos a continuar con su embarazo: a fin de cuentas, ese es nuestro fin asociativo. Pero lo que no era nada obvio es que criar a ese hijo –en lugar de darlo en adopción–, fuera la mejor opción para la mujer violada.

Como no podíamos resolver la duda, pues había tantos y tan buenos argumentos para una u otra opción, decidimos obrar con esas mujeres igual que con las demás: procurar ayudarlas a aceptar, amar y criar a ese hijo que venía al mundo de ese modo trágico. El resultado superó todas nuestras mejores expectativas. Se lo comparto.

En “Portal de Belén” no solo damos alojamiento y comida, sino también atención médica, jurídica, psicológica, etc. a las mujeres que lo necesitan. Todas las mujeres violadas recibieron atención psíquica. Con ese acompañamiento y el nuestro, decidieron no solo continuar sus embarazos, sino también criar a sus hijos. En todos los casos, en un tiempo relativamente breve, los informes psicológicos concluyeron del mismo modo: el acto de amor de haber acogido, amado y criado a ese hijo, curó completamente las secuelas psíquicas de la violación. Para nosotros fue una de las sorpresas más hermosas que tuvimos, en estos años de trabajo silencioso y fecundo.

Ante estas realidades que nos enseña la ciencia y nos muestra el trabajo de campo con quienes padecen la problemática, me pregunto: ¿Puede ser razonable matar por las dudas que el hijo fuera producto de una violación, cuando se sabe que esto casi nunca sucede? También me pregunto: ¿es bueno para la mujer violada quitarle la posibilidad de la curación total, del trauma que le produjo esa brutalidad?.

A los caballos que circulan por la ciudad hay que ponerles anteojeras, para que no vean la realidad; puesto que si la percibieran se asustarían y provocarían un desastre movidos por el miedo. Me vuelvo a preguntar: ¿qué clase de “anteojeras” tienen algunos de nuestros jueces, gobernantes y médicos, que parecen impedirles reconocer la realidad?.

En un rato se mata a una persona por nacer. Nosotros preferimos acompañar a sus mamás durante meses, ayudándolas a crecer y superar por sí mismas todos sus obstáculos. Nos parece lo mejor para todos, también para nosotros que crecemos en humanidad…

Jorge Scala

Zenit

EWTN demanda al gobierno de Obama por norma abortista

Eternal World Television Network, EWTN, la cadena de radio y televisión católica más grande del mundo, ha presentado esta mañana una demanda judicial contra el gobierno de los Estados Unidos, ante la decisión del Presidente Barack Obama de obligar a organizaciones católicas a pagar seguros que cubran la anticoncepción, la esterilización y algunos fármacos abortivos.

En una nota de prensa dada a conocer hoy, EWTN, que llega a más de 200 millones de personas en 140 países, indica que ha presentado la demanda ante la Corte Distrital de Birmingham, Alabama, contra la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Sociales, Kathleen Sebelius, y otras agencias del gobierno.

La demanda busca detener la imposición “de la orden sobre los anticonceptivos y solicita a la corte que declare inconstitucional el referido mandato” dado a conocer por Sebelius el 20 de enero.

“No teníamos otra opción más que ésta”, afirma el Presidente y CEO de EWTN, Michael P. Warsaw, quien explica que con el mandato de la administración Obama, EWTN “se habría visto obligada por el gobierno a escoger: o le damos a nuestros empleados cobertura para anticonceptivos, esterilizaciones y fármacos que inducen el aborto y violábamos así nuestra conciencia, o no le ofrecíamos a nuestros trabajadores y sus familias ningún plan de salud. Ninguna de las dos opciones es aceptable”.

La demanda fue presentada por los abogados Mark Rienzi y Kyle Duncan, del Fondo Becket para la Libertad Religiosa, una organización sin fines de lucro que se dedica a la protección de este derecho y de las tradiciones religiosas, con casi 20 años de experiencia.

Warsaw dijo además que “tomamos esta medida no solo para defendernos sino para proteger a otras instituciones –católicas y no católicas, religiosas o seculares– de tener este mandato impuesto sobre ellos”.

En opinión del presidente de EWTN, organización que se sostiene por donaciones, “no hay duda de que este mandato viola los derechos de la Primera Enmienda (de la Constitución de EEUU). Este es un momento en el que EWTN, como institución católica, tiene que ponerse de pie y decir que ya basta. Nuestra esperanza está en que este juicio lo haga”.

El Fondo Becket ya ha presentado dos demandas similares: una en representación del Belmont Abbey College, una universidad católica, y otra para la Colorado Christian University, ubicada cerca de Denver. Esto último demuestra que no es un asunto meramente católico.

El abogado Mark Rienzi dijo sobre el caso que “cuando el gobierno ordenó que todos los planes privados de salud cubrieran algunos fármacos abortivos así como educación y consejería relacionada, (nuestros clientes) sabían que no podían obedecer la orden del gobierno y al mismo tiempo sus convicciones religiosas”.

Por su parte, el jurista Kyle Duncan, consejero general del Fondo Becket, explicó que EWTN podría verse obligada a pagar más de 600.000 dólares en multas cada año si se niega a cubrir en los planes de seguro los anticonceptivos, las esterilizaciones y los fármacos abortivos.

En un comunicado el Fondo Becket explica que la demanda judicial busca defender el derecho a la objeción de conciencia ante “la coerción gubernamental para violar la propia religión”.

Indica asimismo que el mandato de la administración Obama no tiene precedentes en la ley federal y supera cualquier norma sobre anticoncepción de cualquier estado. Si bien la norma sí contempla una excepción religiosa, la misma es tan estrecha que las organizaciones religiosas regulares como EWTN o un hospital católico, por ejemplo, no pueden hacer parte de ella.

Desde el anuncio de la medida que obliga a empleadores como EWTN a comprar estos seguros a partir de agosto de 2013, pese a la promesa de Obama de hacer una excepción amplia que respetaría el derecho a la libertad religiosa, más de 150 obispos de Estados Unidos han anunciado que no acatarán la norma y han llamado a la desobediencia civil.

Junto con los obispos católicos, los líderes ortodoxos, comunidades judías y protestantes, también han expresado su repudio a la decisión de la administración Obama.

Uno de los obispos católicos, Mons. Fabian W. Bruskewitz de Lincoln en el estado de Nebraska, señaló que “no podemos y no cumpliremos esta injusta norma. Como los mártires de los primeros días, tenemos que estar preparados para aceptar el sufrimiento que podría incluir altas multas y la cárcel”.

(ACI/EWTN Noticias)

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), realiza abortos.

RECONOCE QUE PRACTICA ABORTOS INCLUSO DE FORMA ILEGAL

Ginecólogos DAV a Médicos sin Fronteras: «Destruir una vida nunca forma parte de los deberes exigibles a un médico»

 

Para GineDAV la declaración de MSF «no sólo muestra unos obsoletos conocimientos médicos, sino que supone la apología de una ideología que nada tiene ver con la medicina».

 

 La Gaceta ha publicado que la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), que cuenta con financiación pública, realiza abortos, incluso en países en los que la vida humana antes del parto sí está protegida por las leyes. En la noticia se señala que, para justificar su postura, MSF alega que «las consideraciones médicas tienen que estar por encima de las consideraciones legales».

El ginecólogo Esteban Rodríguez, portavoz de la ONG Ginecólogos DAV, responde que «en efecto las consideraciones médicas deben estar encima de las legales y de las políticas; por eso  MSF debe recordar que  destruir la vida humana mediante un aborto nunca es un acto médico», y añade que «si MSF viola este principio su actuación no es médica sino todo lo contrario».

El Dr. Rodríguez recuerda la declaración de la Comisión Central de Deontologia de Organización Médica Colegial (OMC) en defensa de la vida prenatal en la que se establece que:

«Este Consejo desea hacer constar que el aborto provocado no es un acto médico. Un acto no es médico porque se recurra a una técnica, a una sustancia o a un instrumento de los que se utilizan en medicina, ni tampoco por la circunstancia de que se lleve a cabo en un medio hospitalario por unos profesionales de la sanidad. Para que exista un acto médico, esas intervenciones deben ir dirigidas a salvar una vida o a mejorar su salud, a prevenir una enfermedad o a rehabilitar a un enfermo, en contra de lo que pretende el aborto provocado».

Mientras el portavoz de MSF se declaraba a favor de aborto terapéutico, diciendo que «allí donde se imponen restricciones legales al aborto, aunque MSF acatará la legislación nacional al respecto, la organización nunca discutirá el derecho a practicar un aborto terapéutico si una evaluación médica determina que la vida y la salud de la mujer están en peligro», el doctor Rodríguez considera que «el término ‘aborto terapéutico’ es inadmisible: un aborto no cura, sino que mata a un ser humano y daña la salud de la mujer»  y recuerda la citada declaración de la OMC: «A la luz del progreso de la medicina resulta evidente que no procede considerar, como una excepción, a efectos legales, el llamado ‘aborto terapéutico’, término que conceptualmente es inadmisible. Cosa distinta es que para curar una enfermedad grave de la madre sea necesario un tratamiento médico que pueda tener como efecto secundario -no directamente provocado, pero inevitable- la muerte del feto. Basta una correcta aplicación de la ética médica -como ya se hace ahora- para tomar una decisión en estos casos siempre que no sea posible esperar hasta que el niño nazca ni emplear otro recurso efectivo».

Para el portavoz de Ginecólogos DAV la declaración de MSF «no sólo muestra unos obsoletos conocimientos médicos, sino que supone la apología de una ideología que nada tiene ver con la medicina» abunda diciendo que «esos licenciados en medicina capaces de evaluar que la vida o la salud de la mujer están peligro y para ello la única solución que proponen es la destrucción del hijo son muy peligrosos para la mujeres».

Preguntado el doctor Rodríguez sobre la comisión de abortos en países en los que no es legal y sobre su «seguridad», sostiene que «si fuera cierto, no sólo traicionan a la ética medica sino que además serían delincuentes» y añade que «destruir la vida, ni siquiera como dicen ‘de forma segura’, nunca forma parte de los deberes exigibles a un médico. Hoy y siempre los médicos han tenido el poder destruir la vida, pero hoy y desde siempre los auténticos médicos, según puso Hipócrates por escrito hace 2.500 años, han protegido y cuidado la vida negándose a  eliminarla o a cooperar en ello»:

«Y me serviré, según mi capacidad y mi criterio, del régimen que tienda al beneficio de los enfermos, pero me abstendré de cuanto lleve consigo perjuicio o afán de dañar.” Y no daré ninguna droga letal a nadie, aunque me la pidan, ni sugeriré un tal uso, y del mismo modo, tampoco a ninguna mujer daré pesario abortivo, sino que, a lo largo de mi vida, ejerceré mi arte pura y santamente». (Juramento Hipocrático).