La izquierda quiere una Ley del Aborto más radical: aborto libre hasta las 22 semanas

Las formaciones de Esquerra Republicana, Izquierda Unida e Iniciativa per Cataluña, que constituyen un grupo parlamentario en el Congreso, presentarán un conjunto de enmiendas a la nueva ley del aborto en las que se solicitarán se amplíe de 14 a 22 semanas el plazo de aborto libre, así como que se subvencionen los métodos anticonceptivos, medida que tendría un coste anual de unos 100 millones de euros.

La izquierda se radicaliza contra la vida

ERC, IU e ICV defenderán un solo plazo de 22 semanas y por si esto fuera poca radicalidad demandan que se garantice la práctica del aborto en el sistema público de salud, así como la accesibilidad a los métodos anticonceptivos, propuesta que tendría un coste anual de 100 millones de euros, según calculan ellos mismos. Para Llamazares, sería una contradicción que el Estado financiase los abortos pero no los anticonceptivos y pedirán que la Sanidad pública los financie como cualquier otro fármaco.

 Se opondrán a que la mujer que quiera abortar tenga que pasar un periodo de tres días de reflexión y con respecto a la polémica sobre el aborto en las chicas de 16 años, Llamazares dice que se oponen a que el PSOE cambie este punto y añade que la decisión debe ser de la menor, quien decidirá si se lo cuenta o no a sus padres. 

 No “regalarán” su apoyo al Gobierno en la aprobación de la ley. Preguntados por hasta qué punto estarían dispuestos a rebajar sus exigencias para posibilitar que más grupos parlamentarios apoyaran a la ley, como el PNV, Llamazares indica que eso dependerá de lo que propongan dichos grupos. Preguntados por cuándo consideran que el feto es un ser humano, Llamazares responde que “ese debate escolástico se lo deja a la Santa Madre Iglesia“.