1er Encuentro vocacional 2019 del Camino Neocatecumenal en Guanare Venezuela

1er Encuentro vocacional 2019 del Camino Neocatecumenal en Guanare Venezuela

El Camino Neocatecumenal celebra el 16 de marzo el primer encuentro vocacional de jóvenes,  en el Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto en la ciudad de Guanare.

Presidido por el obispo de la diócesis de Guanare Monseñor José de la Trinidad Valera Angulo. El  equipo responsable del Camino Neocatecumenal en Venezuela lo forman  Jesús Martínez (Guti), Ricardo y May, y Jesús Villada.
Los jó­ve­nes llegaban al santuario  dan­zan­do y can­tan­do. Llegaron alrededor de varias regiones del país entre ellas Barinas, Cojedes, Valencia, Portuguesa, Apure y Mérida. Todos haciendo gala de su alegría y mostrando sus pancartas, atentos a lo que el Señor les iba a regalar momentos después unos 1300.
También, estuvieron presentes itinerantes de las zonas, seminaristas, sacerdotes, entre ellos, el rector del Santuario Nacional el presbítero Allender Bastidas, así como las Hermanas Clarisas Observantes y las Hermanas Siervas del Santísimo Sacramento.
“La Virgen nos estaba esperando aquí” Padre Jesús (Guti)
A las 10:55 a. m. da unas palabras de bienvenida el Padre Jesús Martínez (Guti), seguidamente May entona el canto “Sola a solo” acompañada por la orquesta del Camino Neocatecumenal, el santuario se llenaba de aplausos al ver la entrada de la Virgen de Coromoto que venía en procesión cargada por los seminaristas y acompañada por los sacerdotes y el Obispo Mons. José de la Trinidad.
El Padre Jesús (Guti) ha comenzado el encuentro hablando del canto del profeta Isaías como ‘monición ambiental’, que habla de la misión y el envío de sacerdotes a todas las naciones. Dijo: ”La iglesia necesita presbíteros santos y familias santas, no tengais miedo, Dios os capacita”.
Tras el canto ”Yo vengo a reunir”, Jesús Villada toma la palabra diciendo “Hermanos: Venezuela nos necesita” invita a los jóvenes a estar en contacto con la palabra, a no dejar de asistir a la celebración de palabra y a la eucaristía a pesar de las dificultades de transporte, de inseguridad, pues la palabra es la que mantiene la comunicación con Dios mismo. Afirma además, “Sabemos las dificultades que han tenido para venir” y les animaba. Contaba su experiencia de cómo el Señor un día le llamó, dijo: ”Toda mi vida me habían exigido, me sentía infeliz, y un día escuché el amor de Dios, que Dios me amaba, entré en una comunidad, me sentí querido y en una convivencia el Señor tocó mi corazón y vi realmente que me habilitaba para la evangelización” y animaba a los jóvenes a no tener miedo si el Señor les llama, afirmaba ”No hay nada mejor que perder la vida por anunciar el evangelio”.
Luego hizo el canto nuevo, canto que ha compuesto Kiko para la convivencia de inicio de curso 2018, el ‘himno’ al Espíritu Santo, titulado ‘Es paciente’.
El P. Jesús leyó una carta que le ha enviado el Padre Gregorio, itinerante responsable del Camino en Japón, donde le contaba las experiencias de las primeras misiones ad gentes y cómo el Señor les ha precedido, cuenta que las familias evangelizan solo con salir a pasear con sus hijos (numerosos) las personas se impresionan de ver tantos niños, de ver cómo se quieren, siendo testimonios del amor de Dios.
Tras la lectura del evangelio, invita a ser testigos del Señor y a poner la vida en sus manos ”El señor está paseando por ahí y está llamando a muchos”, cuenta su experiencia y todo lo que el Señor le ha ayudado en la misión. Invita a cantar ”Una gran Señal”
A continuación, interviene Ricardo y anuncia el Kerigma e invita a los jóvenes a salir de ellos mismos, de su egoismo, dice: ”El amor y la felicidad es lo mismo. Dios no quiere que este amor lo dejemos para nosotros solos, sino para transmitirlo ¡Sal de ti mismo! nada para ti, todo para el mundo. Dios te ama como eres, no necesitas ser bueno”.
May siguió también con una palabra dirigida especialmente a las chicas para cuando la llamada vocacional, animaba a las chicas a levantarse y dar la vida por el Señor. Les subraya la importancia de la mujer, diciendo como Carmen ”La mujer es algo tan grande, las mujeres tenemos dentro la fábrica de la vida”, y con muchas otras palabras les exhortaba a cuidar la virginidad, su santuario ”Todo santuario de toda mujer tiene un sello, que es su virginidad”.

Cuenta su experiencia de cuando sintió el llamado ”En una predicación como ésta, sentí las ganas de dar mi vida, mi carne, mi sangre, mis hijos ¡Todo por Jesucristo! encontré la perla, el tesoro más el grande” y afirmaba: “Dar la vida por la evangelización es la resurrección de los muertos, soy testigo de esto que digo”.

Seguidamente el P. Jesús procedió a realizar propiamente la llamada, indicando si alguno sentía que Dios le llamaba para el sacerdocio, para la vida consagrada y la misión se levantara y se pusiera en pie. Primero fueron los chicos, unos 15, algunos con lágrimas en los ojos se levantaron y fueron al escenario donde recibieron una oración por parte del Obispo. Luego las chicas, 9 jóvenes, y posteriormente las familias, se levantaron más de 18 matrimonios junto con sus hijos. Todos despertaron numerosos aplausos y les acompañaba los cantos, pues siempre es impresionante ver cómo el Señor llama y da la alegría en su llamada.

Chicas
Chicos
Familias
Por último para concluir el encuentro el Obispo de Guanare quiso dirigió unas palabras a los jóvenes y familias levantadas ”Ahora viene la prueba, pero el espíritu santo saldrá victorioso por nosotros”.
Tras sus palabras de ánimo el obispo finalizó el encuentro con la bendición final, el Ave María, y el padre nuestro. Y se entonó el canto ‘Id y anunciad a mis hermanos’ con el que los hermanos danzaron y cantaron llenos del amor y la alegría de Dios.