La Universidad Católica de Valencia crea una cátedra para la Mujer y otra de formación para la vida pública

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha anunciado la creación en la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir de dos nuevas cátedras: una, dedicada al estudio y promoción de la mujer, y otra cuyo objetivo sea la formación en la vida pública.

De esta forma, durante el acto de apertura oficial de curso 2016-2017 de la Universidad Católica de Valencia ha sugerido que la primera podría denominarse “Santa Teresa de Calcuta”, que será canonizada por el Papa Francisco el próximo domingo, y la otra llevar el nombre de “Santo Tomás Moro”, para la formación en la vida pública.

Para el cardenal arzobispo es necesario poner la verdad, al hombre y su vida “en el centro de las preocupaciones científicas y educativas de la universidad”. Así, el saber es “condición indispensable de progreso auténtico” y no puede separarse “de su arraigo antropológico y ético”.

“Para nada o para muy poco valdría la presencia de medios e instrumentos culturales, incluso los más prestigiosos, si no estuviesen acompañados de una clara visión del objetivo de la universidad, que es la formación global de la persona humana, considerada en su dignidad constitutiva y originaria, así como en su fin”, ha aseverado.

En opinión del gran canciller de la Universidad Católica de Valencia, la sociedad pide a la universidad no solo “especialistas doctos” en sus campos del saber, la cultura, la ciencia y la técnica sino también “promotores de la justicia, porque están orientados a la verdad”.

De igual modo, el Gran Canciller ha indicado que la Universidad Católica de Valencia prosigue su andadura en la que la UCV debe hacerse presente en esa realidad “en verdad, con libertad y en defensa del hombre y la mujer”.

Asimismo, el Cardenal se ha congratulado de la celebración el próximo mes de octubre en la UCV de un congreso internacional dedicado a analizar el problema del hambre y la pobreza en el mundo, así como sobre la investigación en alimentos emergentes.

El hambre es un “problema básico de la humanidad que ha de marcar el rumbo de los trabajos de investigación, docencia, estilo, inserción en la Iglesia y publicaciones de la Universidad”, ha asegurado.

SÁNCHEZ CÁMARA: “CUANDO SE VULNERAN DERECHOS FUNDAMENTALES TENEMOS EL DEBER DE ACUDIR A LOS TRIBUNALES”

Por su parte, Ignacio Sánchez Cámara, rector de la Universidad Católica de Valencia, ha afirmado acerca de las becas y las prácticas de los alumnos, que “la actitud de la UCV es siempre la del diálogo”, pero cree que “cuando se vulneran derechos fundamentales de los ciudadanos, y concretamente de los estudiantes y de la propia universidad, tenemos el deber, que no es grato, de acudir a los tribunales”.

Así, ha asegurado que “es razonable pensar que este recurso no es un gesto de agresión, sino algo normal cuando hay discusión acerca de si se vulneran o no unos derechos”. Por ello, Sánchez Cámara ha aseverado que “siempre estaremos dispuestos a recuperar el diálogo e intentar resolver todos los problemas con el debido respeto a los derechos de las personas”.

Asimismo, el rector ha asegurado que la UCV trabaja por mejorar en las cuatro misiones de la universidad: la docencia -sobre la que ha subrayado el establecimiento de un sistema “transparente, claro y objetivo” para la promoción del profesorado-, la investigación y la formación completa de la persona así como el papel de la institución universitaria como autoridad en la sociedad.

LA UCV CONCEDE 5´4 MILLONES DE EUROS PARA BECAS

La Universidad Católica de Valencia destinó durante el curso pasado un total de 5,4 millones de euros a becas, según datos de la memoria de 2015-2016.

Dicha cantidad fue distribuida en diversos tipos de ayuda al estudio que abarcan desde la asunción de la totalidad del coste económico de la enseñanza o la reducción de un porcentaje del mismo, hasta la concesión de becas de colaboración en diversos departamentos o servicios de la universidad.

La UCV, que según datos de la memoria tuvo el año pasado 13.650 alumnos matriculados en titulaciones oficiales, ha incrementado un 6.6% la dotación de dicha partida en sus presupuestos para este curso para que ningún alumno que tenga derecho a beca se quede sin estudiar en la Universidad Católica de Valencia.

 

Avan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s