El Cardenal, a los jóvenes

Soy testigo cada día, y precisamente en estos momentos, de la fuerza enorme que da el amor misericordioso de Dios, del que nada ni nadie puede apartarnos”
En la vigilia juvenil en la Basílica, donde fue ovacionado, les invitó a “amar como Jesús nos ama, en la entrega a los demás”

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, invitó anoche a todos los jóvenes valencianos a “amar como Jesús nos ama, saliendo de uno mismo y entregándose a los demás” y les invitó a confiar en Dios que “nos nos abandona en ningún momento, por muy grandes que sean los sufrimientos y las injusticias, no os angustiéis nunca”.
Durante la vigilia mensual juvenil en la Basílica de la Virgen de los Desamparados, el purpurado, que fue ovacionado por todos los jóvenes, destacó que “nada ni nadie puede apartarnos del amor misericordioso de Dios, manifestado en Cristo Jesús, y eso da una fuerza enorme, todos somos testigos de ello y, aunque piensen en acabar contigo, en absoluto, se siente una alegría enorme por la presencia entre nosotros de Jesús. Nada ni nadie podrá apartarnos del amor de Cristo. Y eso lo digo y soy testigo de ello todos los días de mi vida y, precisamente, en estos momentos”.En la vigilia, y ante el Santísimo expuesto, el Cardenal recordó también a los jóvenes que “adoramos a Dios, no nos postramos ante los poderes de este mundo sino ante el corazón de Cristo redentor, de su infinita misericordia”.

También invitó a los jóvenes valencianos a experimentar el amor de Jesús para transmitirlo a los demás. “¡Que hermoso es amar! Supone salir de si mismo y entregarse al otro que queremos, a los otros, y no con sentimientos torcidos, sino de todo corazón”, añadió.

Por el contrario, “hay gente que no quiere a los demás, que le es indiferente todo, pero nuestro corazón lo tenemos para amar, para vivir y cumplir la misión y vocación del amor”.

Igualmente, el arzobispo de Valencia alentó a los jóvenes a que “miréis y admiréis el amor de Jesucristo, donde brota la Iglesia y los sacramentos” y señaló que “necesitamos dejarnos transformar por el corazón de Cristo, para que nuestro corazón de piedra sea un corazón de carne”.

“¡Cuántas condenas, todos los días y a todas horas…! Jesús no se alegra en la condena, quiere que todos se salven, que vivan, que se levanten”, señaló el cardenal Cañizares en otro momento de su meditación.

Además, “en Cristo vemos el rostro de Dios que es amor, Jesús nos muestra el secreto insondable de Dios que es amor: Dios ha enviado a su hijo en carne al mundo, no para condenarnos, sino para que tengamos vida en Él, para que nada ni nadie pueda apartarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús”, expresó el purpurado.

Al acabar la vigilia, en la que participaron también el obispo emérito de Lleida, Joan Piris, y el vicario
¡Cuántas condenas, todos los días y a todas horas…!
general de la archidiócesis de Valencia, Vicente Fontestad, el cardenal Antonio Cañizares se despidió de todos los jóvenes que le aplaudían, animándoles también a peregrinar a la Jornada Mundial de la Juventud con el papa Francisco este verano en Cracovia (Polonia).

AVAN


		
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s