Emergencias – Cáritas con Filipinas

 

Cáritas

Campaña «CÁRITAS CON FILIPINAS» Teléfono de donaciones: 902.33.99.99

http://www.caritas.es ENTIDAD CUENTA

BBVA

0182-2370-42-0201567458

BANKIA

2038-1010-61-6000669180

 Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

El Tifón Haiyan, que el pasado 8 de noviembre azotó el centro de Filipinas con vientos de 275 km/h y olas de seis metros, ha dejado tras de sí un rastro de destrucción masiva en varias islas del país.

La falta de comunicaciones y la dificultad para llegar a las zonas destruidas, hace muy complicado ofrecer datos concretos de esta catástrofe. Pero, hasta la fecha, se estima que hay  9,5 millones de personas afectadas y 630.000 desplazadas. Además, podría haber 10.000 muertos en una sola ciudad, Tacloban, en la provincia de Leyte.

“Es la tormenta más fuerte y más grande que ha golpeado nunca el país. Ha afectado a una zona ya devastada por un terremoto. Estamos en una situación de máxima necesidad. Es una gran calamidad”, ha señalado el Padre Edwin Gariguez, secretario ejecutivo de Cáritas Filipinas-NASSA.

Cáritas Filipinas ha activado un plan urgente de respuesta a la emergencia, para lo cual ha puesto en alerta a las 86 diócesis de todo el país.
902 33 99 99

1º Informe situación Tifón Haiyan, Filpinas
-1-
Informe de situación sobre Emergencia Tifón Haiyan. Filipinas
Madrid, 11 de noviembre de 2013
INTRODUCCIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL
Considerada la tormenta más fuerte del año, el tifón Haiyan ha sacudido el archipiélago central de Filipinas (Visayas), dejando una ola de catástrofe y destrucción que se ha hecho sentir en toda su trayectoria. Las zonas más afectadas han sido, desde su primera toma de tierra, el jueves 8 de noviembre, Guiuan, Capiz, Tolosa, Leyte, las islas de Daanbantayan y Bantayan, Cebú, Concepción e Iloilo, hasta su salida por Calamian y las islas Busunga (Palawan) el sábado 9 de noviembre.
1º Informe situación Tifón Haiyan, Filpinas
-2-
A pesar de las medidas de preparación y los anuncios realizados desde el pasado 6 de noviembre por parte de las autoridades civiles, el fuerte viento y la lluvia dejaron un número todavía indeterminado de muertos, que se irán contabilizando a medida que transcurran las horas y las labores de desescombro. Según los primeros informes, un total de 982.252 familias (unas 4.450.468 personas) se han visto afectadas en 1.741 comunidades o barangays (denominación de consejos locales rurales locales), de más de 343 municipios de 36 provincias.
Según esas primeras estimaciones gubernamentales, más de 101.762 familias (unas 477.735 personas) se han visto desplazadas; unas 86.513 han estado buscando refugio en los 1.425 centros de evacuación, mientras que otras 15.249 se encuentran sin un albergue o refugio provisional, fuera de los centros de evacuación.
Hacia el sábado 9 de noviembre en la zona se contabilizaban ya unas 3.480 casas dañadas.
En todas estas primeras estimaciones, la obtención de información del terreno fiable fue muy difícil debido a la ruptura de las líneas de comunicación; por tanto, han sido los medios de comunicación locales, y sobre todo las redes sociales, las que han aportado información y siguen siendo la principal fuente de noticias en las zonas más afectadas.
En estas primeras valoraciones, se ha informado de una grave pérdida en la red de distribución eléctrica, líneas telefónicas y antenas de telefonía móvil, lo que dificulta seriamente la comunicación con las áreas más golpeadas.
La archidiócesis de Jaro en Iloilo, donde el tifón hizo su quinta toma de tierra, informó al equipo nacional de Cáritas Filipinas que los municipios de Concepción, Ajuy, Estancia y Balasan, estaban completamente aislados. Alrededor del 95% de los hogares de alguna de estas ciudades estaba completamente dañado. Todo esto coincidió con la aparición, además, de los primeros cadáveres que llegaron en barco, y que se sospecha que vinieron de Cebú huyendo del impacto.
Según informes provenientes de la Diócesis de San José de Antique, todas las infraestructuras eléctricas se han visto afectadas y un 60% de las casas fueron totalmente dañadas o destruidas. Es importante señalar que en esta región se produjeron menos muertes y heridos debido a que el alcalde hizo cumplir la evacuación. El Gobierno local está haciendo todo lo posible para satisfacer las necesidades básicas, como alimentos, mientras que el refugio es la principal necesidad detectada.
La respuesta inmediata gubernamental ha sido canalizada por el Departamento de Bienestar Social y Desarrollo (DSWD), que destinó 53 millones de pesos para recursos de ayuda de emergencia en todas las zonas afectadas, canalizados por medio de sus oficinas regionales.
1º Informe situación Tifón Haiyan, Filpinas
-3-
En general, el Gobierno nacional, a través del Consejo Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres (NDRRMC), se encuentra en estado de alerta roja en todas las oficinas regionales. También se ha activado la alerta en las unidades provinciales, donde se realiza labores de ayuda, se distribuyen materiales, alimentos y medicinas y se estiman las primeras tareas de rehabilitación.
Estas primeras respuestas oficiales se tratan de canalizar a través de los Centros de Acción Social que están coordinados con los alcaldes municipales y los MSWD para cualquier colaboración y asistencia. Las necesidades identificadas incluyen albergues temporales y alimentos.
RESPUESTA DE LA IGLESIA LOCAL
Es fundamental señalar la respuesta de las diócesis que en estos tiempos de crisis, han sido capaces de superar sus propias preocupaciones tras los recientes desastres y se han ofrecido desde el primer segundo para ayudar a las diócesis afectadas en esta última calamidad.
El tifón ha golpeado algunas de las zonas que ya fueron devastadas por el terremoto de 7,3 grados de magnitud registrado el mes pasado en Filipinas.
Este tipo de respuesta interdiócesis y eclesial se basa en la cooperación mutua, que se ha estructurado ya en:
1. Primeras aportaciones que han surgido del fondo intra-diocesano denominado “Alay Kapwa: Campaña de Cuaresma” que está establecido desde hace unos años y que agrupa a las 86 diócesis en que esta divido el país.
2. Ayuda y asistencia material que está llegando desde las diócesis cercanas como apoyo a las zonas más cercanas y/o vecinas más afectadas.
ACTUACIONES DE LA RED DE CÁRITAS
Caritas Filipinas/NASSA convocó su equipo de respuesta operativo desde el 9 de noviembre, y se identificaron diócesis que se han podido ver más afectadas por el tifón.
Previamente, hacia el 6 de noviembre, y en base a las previsiones de PAGASA (Organismo Gubernamental Filipino de Prevención de Catástrofes), Caritas Filipinas había comenzado a asesorar y a coordinarse con las diócesis que se podían ver más afectadas (por la trayectoria del tifón) las posibles respuestas y recursos de emergencia.
Desde el día 8 de noviembre se había constituido un equipo de apoyo para coordinar la planificación y la evaluación de las áreas que se esperaba que fuesen afectados por el tifón.
1º Informe situación Tifón Haiyan, Filpinas
-4-
Actualmente este personal de Caritas Filipinas, que había desarrollado esta preformación en terreno en varias diócesis como Surigao del Sur (Mindanao) Bacolod (Central Visayas) o Pagadian (Mindanao), está a cargo de realizar las evaluaciones de impacto y necesidades de emergencia en esas zonas.
Asimismo, Cáritas planea enviar equipos de evaluación de daños a varias diócesis pertenecientes a la Arquidiócesis de Palo (en Leyt), a Borongan (en Samar Oriental), al Vicariato Apostólico de Calapan y a San Jose Mindoro en cuanto los canales de comunicación se hayan restablecido.
Mientras tanto, para las diócesis aún no accesibles desde Manila, Cáritas Filipinas está coordinando la ayuda mediante la colaboración de diócesis cercanas que son capaces de proporcionar los suministros de emergencia necesarios y hacer las primeras estimaciones.
Desde la confederación internacional:
Cáristas Catholic Relief Services (CRS) y CAFOD tienen personal sobre el terreno en apoyo a Cáritas Filipinas. Se ha comenzado a enviar lonas como material de refugio a Cebu en apoyo de unas 8.000 familias con necesidades urgentes de refugio.
Cáritas Internationalis ha puesto en marcha un mecanismo de coordinación con la Red para canalizar la ayuda de emergencia y apoyar a Cáritas Filipinas en la fase de valoración de daños e identificación de necesidades.
ACTUACIÓNES DE CÁRITAS ESPAÑOLA
Cáritas Española, se ha mantenido en contacto desde el primer momento con Caritas Filipinas, tratando de obtener información y poder valorar nuestro apoyo según las necesidades y estimaciones reales que venían llegando.
Se ha aprobado una primera contribución de 200.000 euros de fondos propios que se enviarán a Caritas Filipinas para paliar las necesidades más urgentes que se centran en agua, alimentos, medicinas, material de saneamiento y refugio/albergue.
Campaña «CÁRITAS CON FILIPINAS» Teléfono de donaciones: 902.33.99.99
http://www.caritas.es ENTIDAD CUENTA
BBVA
0182-2370-42-0201567458
BANKIA
2038-1010-61-6000669180
Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s