El ADN: Argumento científico para poner fin a los abortos

Por Joseph A. Wottering

En años recientes las agencias de policía y de investigaciones, en EE.UU. y en otros países por todo el mundo, han comenzado a depender mucho del uso del ADN (Ácido Desoxirribonucleico), que se encuentra en cada célula humana, como la manera infalible de identificar a cada ser humano que haya vivido, que vive ahora o que vivirá en el futuro. La ciencia asegura ahora a la ley que el ADN de cada ser humano es absolutamente único e individual para siempre.

El 29 de Abril de 1991 la cadena de TV CNN dio a conocer que el ejército de los EE.UU. ha reconocido la infalibilidad del ADN como medio de identificar a los humanos, y está en proceso de cambiar las tradicionales medallas de identificación por un sistema identificador ADN, que incluiría muestras de sangre. Las células retenidas en estas muestras serían suficientes, para poder hacer una identificación positiva del ser humano al cual pertenecía esa sangre.

Por añadidura, un experto militar indicó durante el programa de televisión de CNN ya mencionado, que EE.UU. utilizó ese sistema de identificación ADN por lo menos parcialmente, en la guerra “Tormenta del Desierto”, y así se pudieron identificar piernas y otras partes del cuerpo, cosa que no hubiera sido posible lograr con los métodos antiguos.

Aún más importante, la maravilla científica del ADN establece positivamente el hecho, de que por mandato de la naturaleza, la primera célula humana viviente, que se forma cuando el espermatozoide del hombre penetra el óvulo de la mujer, contiene un ADN que es exclusivo del nuevo ser humano al cual pertenece. Es indiscutible y demostrable que este ADN es diferente al ADN de los padres.

Por lo tanto, desde el comienzo de esta primera célula en adelante, existe un nuevo y totalmente diferente ser humano. Si se destruye esa célula o las que después se desarrollarán, puesto que ese ADN humano no ha existido antes ni volverá a existir otra vez, sería como destruir para siempre toda una especie. Además, puesto que la ciencia del ADN establece que esta primera célula humana y todas las que después se forman sin duda alguna no son parte del cuerpo de otra persona, es muy reprensible que un gran número de mujeres en el mundo, sin razón, rehusen aceptar la infalibilidad del ADN como prueba de que desde su primera célula, el embrión en su vientre no es, con absoluta seguridad, parte de su cuerpo. Con esto se anula el argumento de que “soy libre de escoger lo que haga con mi propio cuerpo”.

Por supuesto, comprendemos esta postura tan deshonesta al tomar en cuenta el hecho de que según nuestras leyes, el destruir una vida humana inocente es asesinato, y el asesinato premeditado se castiga con la pena de muerte. Todos los métodos de aborto obviamente son siempre premeditados. ¿Por qué a la matanza de un inocente ser que se puede identificar como humano se le llama aborto y no asesinato? Ni la ciencia ni nuestras cortes han dado respuesta a esta pregunta. Ni siquiera han tratado de dar una explicación seria públicamente. Hasta ahora las cortes sencillamente han permitido estos asesinatos de hecho, pero ahora el ejército ha dado su aprobación a la infalibilidad del ADN como medio de identificación, confirmando el hecho de que se trata de un ser humano desde las primeras células.

Está claro pues, que comienza una nueva vida humana en el instante mismo de la concepción. Esto no es ya solamente la posición mantenida durante miles de años por todas las principales religiones, ahora es un hecho científico probado y aceptado, que se usa constantemente en beneficio de la dignidad de los muertos, de los derechos de los inocentes y de la seguridad de la sociedad en general, excepto en el caso de los que están por nacer. Solamente a ellos se les han negado todos los maravillosos beneficios que se derivan de la ciencia del ADN, a pesar de que como prueba éste, son seres humanos únicos e irremplazables, y el quitarles la vida es asesinato por definición. El aborto legalizado es una contradicción. En vista de todos estos hechos nos preguntamos: ¿cuanto tiempo más permitirá EE.UU. que su historia quede manchada por semejante contradicción?

7 de marzo

12:00 H.

Plaza de la Virgen

Valencia

Concentración por la VIDA

Fuente: Vida Humana Internacional

Anuncios

3 Respuestas a “El ADN: Argumento científico para poner fin a los abortos

  1. Deseo manifestar como Presidente de Sembrando Paz, de manera rigurosamente personal que comparto casi plenamente lo dicho en el artículo sobre ADN, y los relacionados con el mismo.

    Como consejera y mediadora transdisciplinaria, resalto que son temas que se abordan frecuentemente en estos espacios.-

    Desde ya esta mirada nos aparta de cuestiones religiosas para vincularnos con sentimientos referidos a realidades constatables de rigor científico.

    No dudo de que se trata de una experiencia traumática para muchas mujeres, como así también que ello está sumamente vinculado con una cuestión, relacionada con el grado de Desarrollo Humano, en los términos que el mismo es actualmente entendido, esto es no como simple incremento del PBI.

    Es por ello que mi postura frente al tema deseo dejar a salvo, y pese a lo dicho es de absoluta comprensión y benevolencia para aquellas mujeres que incurren en aborto, y que como ocurre en muchos paises de Latinoamérica, constituye una práctica ilegal, pero que resuelven pragmáticamente con medicación ante el primer síntoma de embarazo.

    Brego por la toma de conciencia. Pero respeto la libertad de conciencia en seres que no comprenden lo que implica, ni sus consecuencias que sin duda se manifiestan en algunos casos tal como se refiere en el artículo adjunto al principal. Esta tolerancia sin abandonar la prédica creo debe estar vinculada con lo que denominamos integración cultural, no debemos juzgar, ni segregar, la tarea es Educar, y para esto solemos tener que trabajar con el otro de manera que no se sienta menoscabado, ni rechazado.

    Esta mirada de rigor científico vinculada al ADN aporta mucha luz argumental, la ciencia se está uniendo en alguna medida a factores que eran de índole absolutamente de conciencia vinculada a la fe, en otros tiempos casi metafísicos, el artículo aporta al derecho de información médico- paciente- o cualquier otro profesional involucrado, argumentos que no pueden quedar soslayados.

    De cualquier modo y en esos casos puntuales pese al testimonio vertido en el caso de embarazo como resultas de una violación, me cabe la duda de si culturalmente estamos lo suficientemente evolucionados como para sentir un amor superior al rechazo que puede provocar un embarazo proveniente de un hecho de violencia. No creo que la violencia se deba combatir con más violencia, en absoluto, todo lo contrario, solo pienso en estos casos puntuales…..y lo dejo entre signos de interrogación, siempre teniendo presente que en la libertad de conciencia está involucrado lo que denomino Desarrollo Humano en su integridad como SER.

    En un mundo donde nos permitimos la guerra que es el paradigma de la violencia, por que en ella hay conciencia plena de que se mata a otros seres, me resulta hasta casi contradictorio que podamos ponderar el mérito de saber a quien pertenece una pierna como consecuencia de una guerra.

    Se que vale el ejemplo en el caso a modo de referencia, pero a mi gusto no es nada comparable. Una pierna encontrada es parte de un cuerpo sin vida en ella, no hay nada trascendente ni constitutivo de lo que es la conciencia plena de SER HUMANO en términos morinianos.-

    Desde ya la referencia grafica ampliamente deviniendo en concreto algo que aún no resulta simple pensarlo de ese modo.-Gracias por la misma.

    Firmado:Dra. María Cristina Montani Fischer.-

    Dra. Maria Cristina Montani Fischer

    Centro de Investigación Atención y Capacitaciòn

    Para la Paz

    http://www.sembrandopaz.com.ar

    Me gusta

  2. Ante todo darle las gracias por el comentario, y solo comentarle que, sobre la cuestión de la que usted hace alusión, de la violación, yo personalmente conozco, como el perdón y el amor a prevalecido sobre el odio y la destrucción, en pesonas concretas.
    Atentamente.

    Me gusta

  3. A propósito de lo expresado por la Dra. Montani, remarcaría que la mujer que aborta, pese a que haya cometido un horrendo crimen,es merecedora de acogimiento, cariño y ayuda.
    No seré yo quien se atreva ajuzgarla, porque en la decisión del aborto, como en cualquier otra, habran influido circunstancias concretas (edad, cultura, situación económica,presiones, violencia…) que sólo Dios puede ponderar correctamente.
    Sin embargo, el hecho de acoger y ofrecer ayuda a una persona que en su momento decidió abortar, no significa justificar su acto, y mucho menos debe debilitar nuestra convicción y firmeza en lo que el aborto=asesinato significa. Fundamentos científicos actuales como el ADN corroboran que desde la unión del espermatozoide y el óvulo en el momento de la concepción, nace en el seno materno, un ser humano perfectamente diferenciado de la madre. El sentido común y la ley natural dicen desde siempre que si se deja a la naturaleza seguir su curso veremos y tocaremos al nuevo ser humano en unos meses. Con ese conocimiento ha sido suficiente durante siglos y ahora tambien lo es … para el que quiera ver.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s