Un Proveedor del Aborto se Aprovecha de la Crisis en Haití, Médicos a Favor de la Vida Responden

  Inmediatamente después del terremoto que devastó a Haití la semana pasada, la Federación Internacional Planned Parenthood (IPPF.- por sus siglas en ingles) utiliza la crisis para solicitar fondos para sus clínicas de “planeación familiar en el país”.  Al mismo tiempo, un equipo médico a favor de la vida  llegó a Puerto Príncipe para proporcionar servicios médicos de emergencia y ayuda de profesionales para realizar partos.  Las respuestas  generaron una polémica en el programa de las Naciones Unidas para reducir la mortandad maternal lo cual coloca como número uno el control de la fertilidad, un programa en el que Haití ha sido un blanco principal.  Sin embargo, mantuvo uno de los índices más altos mundiales de muertes maternas. 

     Carmen Barroso, Directora Regional de la IPPF, el máximo proveedor de abortos en el mundo, justificó la recaudación de fondos para la filial IPPF llamada PROFAMIL diciendo: “Desde el año de 1984, PROFAMIL ha trabajado para mejorar el cuidado de la salud sexual y reproductiva en Haití, frecuentemente proporcionando el único cuidado para la salud disponible en algunos áreas.” En Haití, el aborto es legal pero está altamente restringido.  Profamil alardea que entregó 600,000 condones solamente en el año 2005 y la IPPF la premió por mantener una campaña agresiva anticonceptiva del año 2003 al 2005 durante un período que tanto política como económicamente estaba inestable.

     De acuerdo con el último informe anual de la IPPF, las ventas anticonceptivas son su segunda fuente más alta de ingresos en el hemisferio oeste después de las cuotas de los pacientes, obteniendo una suma anual de más de $25 millones de dólares. La Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en ingles.- World Health Organization) y el Fondo Poblacional de las Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés.- United Nations Fund for Population Activities) son entre los donadores internacionales más importantes de la IPPF, y las tres son parte del grupo de las Naciones Unidas llamado:  Sociedad para la Salud Maternal, del Recién Nacido y del Niño, la cual promueve la “planeación familiar” como la forma número uno de prevenir la muerte materna. 

     Los expertos de las Naciones Unidas a favor de la vida han expresado un interés muy serio debido a que el grupo de trabajo de las Naciones Unidas ha declarado que el enfoque:  “primero la planeación familiar” de las Naciones Unidas en cuanto a la salud maternal incluye el aborto y debido a que contradice el largo consenso de la comunidad médica de que las mejores maneras de reducir la mortandad materna son el cuidado obstétrico de emergencia y las ayudas de profesionales relacionadas con los nacimientos. 

     Un equipo obstétrico a favor de la vida de MCI (por sus siglas en ingles: Matercare International) fue a Haití esta semana para llevar a cabo una valoración de las necesidades relacionadas con llevar a cabo una operación a largo plazo ayudando a la mujer haitiana. El Dr. Robert Walley, Director de MCI y líder del equipo, habló para Friday Fax y dijo que ofrecerá cuidado obstétrico de emergencia a las madres, muchas de las cuales se ha informado que tuvieron que dar a luz en las calles ya que la crisis empezó hace una semana.  “Casi pareciera que con este tipo de circunstancias trágicas de alguna manera el  mundo cree que la vida simplemente se detiene, por lo que el cuidado obstétrico por las complicaciones amenazantes no es una prioridad inmediata,”  lo estableció una solicitud de recaudación de fondos de MCI. “El resultado es un enorme incremento en el número de muertes maternas” así se leía.

     Haití es el único país en el hemisferio oeste que está en la lista de las Naciones Unidas de los 25 países que tienen preferencia para los programas de salud maternal y por lo tanto ha recibido una distribución altísima de servicios de salud anticonceptiva y reproductiva. A pesar de ello, Haití tiene uno de los índices más altos de defunciones maternas a nivel mundial, y el más alto en el hemisferio oeste. En donde cerca de 11 mujeres mueren en los Estados Unidos por cada 100,000 nacimientos de niños vivos mientras que cerca de 700 haitianas sufren esta misma desgracia, esto es un índice cinco veces mayor que el promedio para la región latinoamericana y del Caribe. 

Cáritas con Haití

Cuentas Bancarias:

SANTANDER      0049-1892-64-2110527931

BBVA                 0182-2000-21-0201509050

POPULAR          0075-0001-81-0606839307

BANESTO          0030-1001-38-0007698271

CAJA MADRID   2038-1028-15-6000969697

LA CAIXA          2100-2208-39-0200227099

CECA                 2000-0002-20-9100382307

BANCAJA           2077-1277-10-3100146740

CAM                   2090-5513-04-0040370409

 

Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Teléfono información y donaciones: 902 33 99 99 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s