El anuncio chavista de devaluación genera furor en las tiendas de electrodomésticos

Como ya ocurrió el sábado, los venezolanos buscaron ayer domingo anticiparse a los efectos de la devaluación anunciada por Hugo Chávez y acudieron masivamente a las tiendas de electrodomésticos. El anuncio de Chávez ocurrió el viernes por la noche. En supermercados del este de Caracas se podía observar una importante afluencia de clientes que compraban también productos de primera necesidad, como azúcar, leche y huevos, entre rumores de que iban a aumentar los precios hasta un 50%.

La devaluación del bolívar anunciada por Hugo Chávez el viernes por la noche hizo que cientos de venezolanos coparan el fin de semana las tiendas de electrodomésticos para comprar productos y tratar de evitar así una posible escalada de los precios en el país.

Como indico el diario “El Universal” en su edición online, el miedo de los clientes ante una inminente subida de precios ha desbordado la capacidad de atención de algunos comercios. En el Centro Comercial Sambil las tiendas Sony y LG sólo permitían la entrada de personas a medida que salían quienes compraban. Al mediodía las colas de ambas tiendas ya se confundían en los pasillos del nivel Acuario. Imgeve, tienda de electrodomésticos ubicada en Chacao, también controlaba el acceso de los consumidores. “Es una locura“, dijo un empleado al referirse a la cantidad de personas que han acudido a ese establecimiento desde el sábado.Cabe recordar que el petróleo proporciona 94 de cada 100 dólares que ingresan en el país por exportaciones y genera cerca de la mitad de los ingresos del gobierno. Por lo tanto, la devaluación ayudará a Chávez a disponer más bolívares para mantener el elevado gasto gubernamental, afectado el año pasado por la caída de los precios del crudo. “La devaluación constituye un duro golpe al estómago del pueblo venezolano y tiene el objetivo inmediato de generarle dinero al gobierno en un año electoral”, declaró Omar Barboza, líder del partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT).Chávez se dirige a los militares Las medidas, que entran hoy en vigor, ya han generado numerosas reacciones de rechazo por parte de economistas y también de políticos de la oposición, quienes consideran que si bien darán más ingresos al Estado, también supondrán más inflación en un país que cerró 2009 con un alza del Índice de Precios al Consumo (IPC) del 25,1% .Chávez llamó a los militares y a las organizaciones populares a trabajar unidos para impedir que los comerciantes suban los precios aprovechándose de la devaluación. “Algunos burgueses, oligarcas (…) están diciendo que por las medidas anunciadas el viernes ellos tienen que incrementar todos los precios. ¡De ninguna manera lo vamos a aceptar!”, remarcó Chávez en su programa dominical de radio y televisión ‘Aló Presidente’.”Yo les hago un llamado a que no lo hagan; lo primero que hago es llamarlos a que no lo hagan, y al pueblo a que no permita que le roben. No hay ninguna razón para que aumenten los precios de nada“, insistió el mandatario.La lucha contra la especulación apunta a “una contraloría social”, a un “plan ofensivo y no defensivo”, remarcó el presidente venezolano, e insistió en que toda la oferta comercial de la actualidad “fue importada con el precio viejo del dólar” de 2,15 bolívares. “Cuando haga falta”, y después de que el Gobierno haga “un estudio bien concienzudo”, se decidirá sobre eventuales alzas en productos y servicios sometidos a un adicional control estatal de precios y tarifas, añadió. “¡Que se preparen los que quieran aprovechar los anuncios (sobre la devaluación) para aprovecharse y llenar de temores a la gente!”, porque “el pueblo actuará con la ley en la mano”, insistió.Chávez repitió en varias ocasiones que “la organización y el poder popular“, en este caso contra la especulación, permitirá convertir a Venezuela en “una potencia mediana”, objetivo que además pasa, remarcó, con un combate adicional al latifundio y hasta el tabaquismo y el alcoholismo.“La lucha hacia el socialismo también es contra el latifundio, la delincuencia, el narcotráfico, el alcoholismo y el tabaquismo (…), vicios que los ricos inyectan a los pueblos para tenernos dominados”, agregó, al insistir en que personalmente se define como “marxista y cristiano“. “Los ricos me odian, pero allá ellos. Déjense de tanto odio porque no van a poder con nosotros, ni con el amor del pueblo”, añadió, tras reiterar que su deseo de convertir a Venezuela en una potencia “no es para que convertirnos en ricachones ni en burgueses, sino para vivir bien, para vivir con dignidad”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s