Aborto: Blanco quiere que la Iglesia excomulgue al PP

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, llama sin ningún pudor “hipócrita” a la jerarquía eclesiástica, después de que el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, afirmara, desde el respeto y la sólida base del magisterio de la Iglesia, que “quienes voten a favor de la Ley del Aborto no podrán ser admitidos en la Sagrada Comunión”. Tras la carta de la CEE que esgrime motivos suficientes para negar la comunión a Bono tras sus polémicas declaraciones en el diario El Mundo, Blanco dice que “por esa razón también deberían dejar de darle la comunión a muchos gobernantes que estuvieron durante el periodo 1996-2004, mientras gobernó Aznar”.

José Blanco

Las palabras de la Iglesia son cristalinas: “nadie que se atenga a los imperativos de la recta razón puede dar su apoyo a esta ley”. Esto es lo que la Conferencia Espiscopal decía en la carta remitida el domingo a Pedro J. Ramírez, director del periódico El Mundo, con motivo de una entrevista a José Bono en la que el presidente del Congreso afirmaba tener la conciencia tranquila por haber comulgado después de votar la Ley abortista y se acogía a la encíclica Evangelium Vitae que dice que “los políticos pueden votar leyes que regulan el aborto si creen que están reduciendo el mal que significa“. Lo que la Conferencia Episcopal vino a decir en esa carta es que habría motivos suficientes para no dar la comunión a Bono por apoyar una ley como la del Aborto Zapatero el pasado diciembre.Blanco se remueve ante las palabras escritas de la CEE y le recrimina no haber amenazado con negar la comunión a nadiemientras gobernaba la derecha y en nuestra país hubo más de 500.000 abortos”. Encendido en su discurso, el ministro se crece y conmina a la Iglesia a “predicar el Evangelio en lugar de atacar las leyes que emanan de la democracia”, negando a el papel legítimo de intervenir en la vida pública cuando son cuestiones que afectan directamente a la dignidad del ser humano. Además, la Conferencia aclara que la encíclica permite a un católico “votar una ley abortista cuando se trate de una norma que restrinja la injusticia de la legislación vigente, pero sólo siempre que no se pueda hacer otra cosa y que conste públicamente que quien se ve obligado a actuar de esa forma es contrario a toda ley que no proteja adecuadamente el derecho inviolable a la vida de los que van a nacer“. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s