El Purgatorio

(Más información)

Es tradición consolidada en la Iglesia dedicar el mes de noviembre a considerar la realidad de los novísimos y a rezar por los difuntos. Costumbre que se apoya en la justicia y en la caridad con una parte importante de la Iglesia: la purgante. Ésta la conforman, como recuerda el catecismo, todas aquellas personas que “mueren en la gracia y la amistad de Dios pero imperfectamente purificados”, por lo que “sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo”.

Este libro ofrece el relato de una revelación particular sobre el Purgatorio, anotada con el Magisterio de la Iglesia y las enseñanzas de Santo Tomás de Aquino y San Roberto Belarmino. El texto se ha organizado en tres partes: en la primera se expone cuál es el fin de las revelaciones particulares; la segunda reúne las enseñanzas de carácter más doctrinal, que forman, de alguna manera, un sintético tratado sobre el Purgatorio; y la tercera está dedicada a algunas manifestaciones de las almas del Purgatorio.

Por una cuestión prudencial, no ha transcendido ningún detalle sobre la identidad del autor, quien, por indicación de su director espiritual, se mantiene en el más absoluto anonimato.