Caso Faisán: Garzón muestra a las partes un vídeo del peneuvista Aguirre con los implicados

El juzgado de GARZÓN ha mostrado a las partes personadas en el caso del chivatazo un nuevo video. Una cinta que recoge en imágenes el momento en el que personas clave de esa presunta trama de extorsión mantienen una reunión con el que fuera dirigente del PNV, Gorka Aguirre. Se trata de un almuerzo celebrado en un restaurante de Irún (que no es el bar Faisán) el día antes del chivatazo, el 3 de mayo de 2006. Se piensa que la investigación tiene un “talón de Aquiles”: la existencia de un corte amplio en otro de los vídeos ya visionados, un corte que impide identificar al individuo que entregó a Elosúa el teléfono a través del cual fue advertido de la operación contra ETA

Gorka Aguirre, histórico del PNV El juzgado de GARZÓN ha mostrado a las partes personadas en el caso del chivatazo un nuevo video. Una cinta que recoge en imágenes el momento en el que personas clave de esa presunta trama de extorsión mantienen una reunión con el que fuera dirigente del PNV, Gorka Aguirre. Se trata de un almuerzo celebrado en un restaurante de Irún (que no es el bar Faisán) el día antes del chivatazo, el 3 de mayo de 2006. Junto al dirigente nacionalista, que falleció el pasado mes de marzo, se sientan el presunto cabecilla de la red de extorsión, Joseba Elosúa, o el que fuera histórico etarra Ramón Sagarzazu, alias Txempela. Al día siguiente es cuando alguien advierte a Elosúa de que hay en marcha una operación inminente contra ese entramado.
Gorka Aguirre fue retirado de la investigación general que dirige Garzón sobre las finanzas de ETA en septiembre del año pasado. Esa decisión la recurrió una de las partes personadas, Dignidad y Justicia. Esta asociación ya trabaja con la idea de que Garzón puede ahora archivar el caso del chivatazo antes de Navidad. De ser así, recurrirá en apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia. Por lo pronto la Fiscalía, que ya pidió el archivo, tendrá que informar de nuevo esta misma semana después de leer los escritos de la Asociación de Víctimas del Terrorismo y de Dignidad y Justicia pidiendo que continúe la investigación.Dentro de la acusación popular se piensa que la investigación del chivatazo tiene un verdadero “talón de Aquiles”: la existencia de un corte amplio en otro de los vídeos ya visionados, un corte que impide identificar al individuo que entregó a Elosúa el teléfono a través del cual fue advertido de la operación contra ETA. Creen que se intentará justificar aduciendo que en ese preciso instante se cambió la cinta de vídeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s