Juan Pablo II podría ser beato en el año 2010

La tumba de Juan Pablo II ha tenido una cola interminable de visitas en el día en que la Iglesia celebra la conmemoración de los fieles difuntos. El año 2010 será especial para este Papa: se rumorea su posible beatificación.

El 2 de abril de 2005 Juan Pablo II regresaba a la Casa del Padre La Iglesia celebra hoy la conmemoración de los fieles difuntos, una jornada en la que el Papa Benedicto XVI baja a rezar, como es ya costumbre, en las grutas vaticanas por los pontífices que le han precedido. Ya lo dijo ayer en el Ángelus, momento en el que invitó a vivir este día con auténtico espíritu cristiano”, que nos regala la suerte de enfrentarnos al misterio de la muerte “con serenidad y esperanza, iluminados por la fe en la resurrección.
 
Una de las tumbas más especiales es la de Juan Pablo II, desde su muerte la más visitada por los peregrinos. Paloma Gómez-Borrero, corresponsal de la Cadena COPE en Roma, ha intervenido en El Espejo señalando que esta mañana “había una cola interminable para bajar a la cripta” y rezar ante la tumba de Juan Pablo II. Tal y como ha afirmado Gómez-Borrero, el 2010 será muy especial porque “circulan rumores de que será beatificado el próximo año”.

Finalmente, sobre la aprobación de la Conferencia Episcopal italiana acerca del rito de exequias, Paloma Gómez-Borrero ha señalado que la Iglesia Católica italiana está a favor de la cremación de los muertos, pero no de que sus cenizas se conserven en urnas en las casas o sean esparcidas al viento. Reunidos en Asís del 9 al 12 de noviembre, los prelados italianos debatirán sobre este rito para que haya unas normas más claras.  “Muchos desaprueban la dispersión de las cenizas, o guardarlas en casa o en el jardín enterradas, porque dicen que se puede caer en una forma de fetichismo por los difuntos”, ha concluido la corresponsal en el Vaticano.

 

PSC y CIU suspenden de militancia a los implicados en el caso Santa Coloma

El PSC ha enviado hoy un mensaje de “tolerancia cero” con la corrupción al confirmar la “suspensión preventiva” de militancia del alcalde de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz, el concejal Manuel Dobarco y el director de servicios Pasqual Vela, que han renunciado a sus cargos al estar imputados. Además, Bartomeu Muñoz, ha anunciado, a través de un comunicado, que renuncia al acta de concejal y, por tanto, de primer edil del municipio barcelonés. Por último, Artur Mas ha suspendido de militancia a Alavedra y Prenafeta, dos ex altos cargos de Pujol imputados en el caso.

El alcalde de Santa Coloma de Gramenet

El viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta, dice que el partido aún no ha decidido quién sustiturá a Muñoz como alcalde, e indica que antes hay que escuchar el parecer del grupo municipal. Además, la comisión ejecutiva del PSC ha suspendido “de forma preventiva” hasta que haya una sentencia la militancia en el partido del alcalde, el concejal de Urbanismo, Manuel Dobarco, y el director gerente de servicios del Ayuntamiento, Pascual Vela, por su imputación en el “caso Pretoria”.  Por su parte, el abogado de Bartomeu Muñoz, Fermín Morales, ha anunciado que su defendido renuncia al acta de concejal y, por tanto, al cargo de alcalde, así como a la vicepresidencia que ostentaba en la Diputación de Barcelona y a los cargos que tenía tanto en el PSC como en el PSOE. En el comunicado leído por Morales en nombre de Muñoz, dirigido a los ciudadanos de Santa Coloma de Gramenet, el hasta ahora alcalde asegura que es inocente de los delitos que le imputa Garzón, y recuerda su dedicación y compromiso político a la ciudad desde el año 1974.Artur Mas también ha suspendido de militancia por unanimidad a Maci Alavedra y Lluís Prenafeta, los dos ex altos cargos de los gobiernos de Jordi Pujol
imputados y encarcelados de forma preventiva por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, en el marco de la operación Pretoria. “Es una decisión dolorosa para mí porque con los dos tengo una relación de afecto y de amistad. Les conozco desde hace muchos años, y no reniego ni me escondo de ello“, asegura Mas, que señala que tampoco ha sido una decisión fácil ni agradable para otros integrantes de la formación que tuvieron contactos con ambos.

 

 

El Papa reza en las Grutas vaticanas por los Papas y por todos los difuntos

Momento de oración personal en la conmemoración de los Fieles difuntos

Benedicto XVI descenderá esta tarde a las Grutas vaticanas para rezar por los Papas fallecidos y por todos los difuntos, informó este lunes la Oficina de Información de la Santa Sede.
Será a las 18 horas, cuando el Santo Padre dedicará este momento de oración en privado que viene siendo habitual el día de la conmemoración de los Fieles difuntos.
El Papa elevará una oración, según el comunicado de la Santa Sede, “en sufragio de los sumos pontífices allí sepultados y de todos los difuntos”.
Las grutas vaticanas se sitúan bajo la Basílica de San Pedro. Allí están enterrados varios papas, entre ellos, Benedicto XV, Pablo VI, Juan Pablo I, y Juan Pablo II.

La tumba del Papa Karol Wojtyla, una de las que actualmente congregan más fieles en las de las Grutas vaticanas, ocupa el lugar en el que estuvo enterrado, durante treinta años, el beato Papa Juan XXIII, cuyos restos fueron trasladados poco después de su beatificación al altar de san Jerónimo para permitir un mayor flujo de fieles devotos.

Junto a la tumba de Pablo VI, está el lugar que los arqueólogos establecieron como sitio de la tumba del apóstol San Pedro, primer obispo de Roma, justamente bajo el altar mayor de la Basílica.

No todos los restos de los papas descansan en las grutas; algunos de ellos pidieron disposiciones especial es como León XIII, fallecido en 1903, que eligió como lugar de sepulcro la basílica de san Juan de Letrán.

En las Grutas vaticanas también se custodian sarcófagos paleocristianos.

 

Los obispos estadounidenses piden tratamientos de fertilidad conforme a la ética

Advierten contra la presión de los lobbies abortistas en la reforma sanitaria

Los obispos de Estados Unidos debatirán en su próxima plenaria de noviembre un documento en el que animarán a las parejas con problemas de infertilidad a acudir a tratamientos “legítimos” para realizar su deseo de ser padres.
Durante la asamblea, debatirán un documento titulado Life-Giving Love in an Age of Technology (“Amor que da vida en la Era de la Tecnología”), redactado por el Comité de Actividades Por-vida de la Conferencia Episcopal.

El texto subraya el necesario vínculo entre el acto sexual y la procreación, y explica la oposición moral de la Iglesia a las tecnologías reproductivas artificiales como la fertilización in vitro, la donación y adopción de embriones, la donación de óvulos y espermatozoides, la clonación y la maternidad subrogada.

“La Iglesia tiene compasión de las parejas que sufren por la infertilidad y quieren ser una ayuda real a ellas”, explica el borrador del documento. “Al mismo tiempo, algunas tecnologías reproductivas no son vías legítimas para resolver estos problemas. Los obispos de los Estados Unidos ofrecemos esta reflexión para explicar por qué”.

“Lo ofrecemos también para dar esperanza – esperanza real de que las parejas podrán colmar su potencial procreativo y construir una familia respetando los designios de Dios para su matrimonio y para el don de los hijos”.
El texto incluirá una sección de preguntas y respuestas, testimonios de parejas, y de ánimo.

Los tratamientos válidos de fertilidad, explica el texto, incluyen los tratamientos hormonales y otras medicaciones, la cirugía para reparar trompas de Falopio dañadas, la planificación familiar natural, y los medios para mitigar los factores de infertilidad masculina.

El documento explica que estos métodos son aceptables porque “no sustituyen el acto de unión amorosa entre los esposos; al contrario, ayudan a que este acto alcance su potencial para dar lugar a una nueva vida humana”.
El texto requiere la aprobación de dos tercios de los obispos.

Contra el aborto
Por otro lado, según se hace eco L’Osservatore Romano en su edición del 31 de octubre, la Conferencia Episcopal Estadounidense ha enviado folletos a todas las diócesis del país, en el que advierte sobre la presión que los lobbies abortistas están ejerciendo sobre la reforma sanitaria proyectada por la administración Obama.

Los obispos se muestran partidarios de dicha reforma, pero no de la extensión del aborto. La reforma sanitaria, advierte el mensaje, “debería ocuparse de salvar vidas, no de destruirlas”.

Piden a los fieles que contacten a sus senadores y diputados para que apoyen la enmienda del diputado Burt Stupak contra “la introducción de una legislación duradera contra la financiación del aborto y a favor de la objeción de conciencia”.

“Nuestra nación está en una encrucijada – advierten los prelados –. Ninguno de los proyectos actuales introduce políticas contra la financiación del aborto o la cobertura aseguradora obligatoria para los servicios abortiv os, y tampoco protege completamente el derecho a la objeción de conciencia”.

 

Indulgencia plenaria en el día de los difuntos

Se puede aplicar sólo para las almas del purgatorio

 En el día de difuntos, los fieles católicos que visiten piadosamente una iglesia u oratorio pueden aplicar indulgencia plenaria a las almas del purgatorio.

Dicha indulgencia podrá ganarse, o en el mismo día de difuntos, o con el consentimiento del obispo, el domingo anterior o posterior, o en la solemnidad de Todos los Santos. La indulgencia está incluida en la Constitución apostólica Indulgenciarum doctrina en la norma número 15.

Como indica el procedimiento para obtener cualquier indulgencia plenaria, es necesario rezar un Padre Nuestro, un credo, un avemaría y un Gloria por las intenciones del Santo Padre.

También debe realizarse la confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice.

Con una sola confesión sacramental, pueden ganarse varias indulgencias plenarias; en cambio, con una sola comunión eucarística y una oración por las intenciones del Sumo Pontífice sólo se gana una indulgencia plenaria.

Las tres condiciones pueden cumplirse unos días antes o después de la ejecución de la obra prescrita: pero conviene que la comunión y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice se realicen el mismo día en que se cumple la obra.

El fiel podrá rezar cualquier otra fórmula, según su piedad y devoción.

El Papa recibirá al primado anglicano el 21 de noviembre

Rowan Williams, Primado de la iglesia anglicana

La Sala de Prensa de la Santa Sede confirmó que el Papa Benedicto XVI se reunirá el próximo 21 de noviembre con el arzobispo de Canterbury Rowan Williams, líder de la comunión anglicana, poco después de que sea publicada la Constitución apostólica que permitirá el ingreso de los tradicionalistas anglicanos a la Iglesia católica.

El P. Federico Lombardi, Director de la Sala de Prensa, señaló que la visita del primado anglicano ya estaba prevista, pues ha sido invitado a participar en la celebración del  centenario del nacimiento del Cardenal Johannes Willebrands, el Prelado holandés pionero del ecumenismo fallecido en 2006.

El evento ha sido organizado por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

El encuentro del primado inglés con el Santo Padre será el primero tras la apertura de una vía canónica para que centenares de miles de anglicanos sean aceptados en el seno de la Iglesia.

 

Lo más eficaz por los difuntos: rezar y ofrecer actos virtuosos, indica el Papa

Durante el rezo del Ángelus este domingo

 El Papa invitó a vivir la fiesta de los Fieles Difuntos “según el auténtico espíritu cristiano, es decir, en la luz que procede del Misterio pascual”.

En su discurso previo al rezo del Ángelus, este domingo ante numerosos peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, Benedicto XVI recordó que “el modo más propio y eficaz de honrarles es rezar por ellos, ofreciendo actos de fe, de esperanza y de caridad”.

“Mientras visitamos los cementerios, recordemos que allí, en las tumbas, reposan sólo los restos mortales de nuestros seres queridos a la espera de la resurrección final -dijo-. Sus almas -como dice la Escritura- ya “están en las manos de Dios”.

Y añadió: “En unión al Sacrificio eucarístico, podemos interceder por su salvación eterna, y experimentar la comunión más profunda, a la espera de reencontrarnos juntos, para gozar por siempre del Amor que nos ha creado y redimido”.
“Cristo ha muerto y resucitado y nos ha abierto el paso a la casa del Padre, el Reino de la vida y de la paz -destacó-. Quien sigue a Jesús en esta vida es acogido donde Él nos ha precedido”.

El Santo Padre se refirió a la fiesta de los Fieles Difuntos, que se celebra este lunes, después de hablar sobre la de Todos los Santos, que se celebraba este domingo.

Respecto a ésta última solemnidad, el pontífice señaló que “invita a la Iglesia peregrina en la tierra a pregustar la fiesta sin fin de la Comunidad celestial, y a reavivar la esperanza en la vida eterna”.

También invitó a “contemplar a los mejores hijos de la Iglesia, que nos estimulan con su ejemplo y ayudan con su intercesión a vivir para alabanza de la Trinidad, rechazando lo que es indigno de nuestra condición de cristianos y tendiendo con humildad a la perfección del amor”.
En este sentido, y en el marco del Año Sacerdotal, recordó a los santos sacerdotes, canonizados o no, que han ayudado a tantas personas a “crecer en la fe” y a “sentir la bondad y la cercanía de Dios”.

El Papa señaló también que este año hace 14 siglos que el Panteón, uno de los más antiguos y célebre monumentos romanos, fue destinado al culto cristiano y ded icado a la Virgen María y a todos los Mártires.
Con motivo de la fiesta de Todos los Santos, Benedicto XVI recordó la llamada de todo ser humano a la santidad.

“Sin complejos ni mediocridades, seguid con alegría las huellas de Cristo, haciéndoos conformes a su imagen y siendo obedientes en todo a la voluntad del Padre”, dijo.

“¡No tengáis miedo a ser santos! -exclamó en su saludo a los peregrinos de lengua española, al finalizar el rezo del Ángelus-. Es el mejor servicio que podéis prestar a vuestros hermanos”.

“Qué bella y consoladora es la comunión de los santos! -dijo el Papa-. Es una realidad que infunde una dimensión distinta a toda nuestra vida”.
“¡Nunca estamos solos! -destacó-. Formamos parte de una “compañía” espiritual en la que reina una profunda solidaridad: el bien de cada uno es para beneficio de todos y, viceversa, la felicidad común se irradia en cada uno”.