Monseñor Carlos Osoro afirma que la Iglesia “supone una gran esperanza para una sociedad dolorida”

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, invita en su carta de esta semana a los fieles cristianos a contribuir al sostenimiento económico de la Iglesia para que ella, a su vez, “pueda sostener todo lo que hace a favor de las personas y su dignidad” en la “profunda crisis económica actual”.

Monseñor Carlos Osoro

 En su carta, que titula “Todos somos necesarios para mantener abiertas las puertas de la Iglesia”, el prelado expresa que quienes llaman a esas puertas “saben que no se les pregunta cómo viven, qué es lo que hacen, cómo piensan o a qué grupo pertenecen” y que si “llaman a la puerta” para pedir ayuda, “se abren las puertas sin más”.

 A este respecto asegura que “son muchos los que últimamente están llamando a la `puerta de la Iglesia´”. Por ello, que la propia Iglesia se proponga “acompañar y ayudar como lo hizo desde que fue fundada por Jesucristo, pero con una especial intensidad a aquellos que están más afectados por esta crisis”, supone una “gran esperanza para una sociedad que está dolorida”.

 También, el arzobispo de Valencia invita a los cristianos a “escuchar, acompañar y ayudar” y propone “a todos los valencianos y valencianas” algunas vías para actuar, que son “invitaciones compartidas”.

 Así, anima a “vivir en la Belleza”, es decir, que “dejemos limpio lo que estamos encontrando sucio y nunca a la inversa”. Alienta también al “civismo: evitemos el peligro a los demás como si del nuestro propio se tratara”. Además, exhorta a la generosidad “renunciando a nuestros intereses y poniendo por encima los intereses de los que más necesitan, quienes están sufriendo más”.

 También invita al esfuerzo y aboga por que “cultivemos nuestros talentos, sean muchos o pocos, si es que no queremos robar a los demás”. Igualmente, anima a mantenerse en la verdad “que tiene un nombre y unas medidas, Jesucristo, esta Verdad nos hace libres”. Y, por último, insta a tener “una mirada universalizadora: todos los demás y muy especialmente los que más están sufriendo son hijos de Dios y por ello mis hermanos”.

Además, el prelado recuerda que “una manera clara de vivir el Amor de Dios a los hombres” es asumir el “compromiso de ayudar a que la Iglesia pueda ofrecer una respuesta adecuada” a los retos del momento actual, y que “disponga de los medios necesarios para ello”.

 Al término de su carta, el Arzobispo vuelve a invitar a “participar activamente” en la Iglesia y a colaborar económicamente en su sostenimiento. “Nadie debe quedar excluido de la posibilidad de participar en la expansión del amor a las personas que sufren en estos momentos de dificultades”, advierte monseñor Osoro que añade que “todos somos necesarios para hacer el bien” y, para que “sigan abiertas las puertas de la Iglesia a la llamada de los necesitados”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s