Mons. Martínez Camino: el 17-0 fue un clamor popular en defensa de la vida

El secretario de la Conferencia Episcopal Española Juan Antonio Martínez Camino ha asegurado que “el clamor popular en defensa de la vida” tuvo el sábado en Madrid, tal y como se esperaba, una “expresión vigorosa”. Martínez Camino ha recordado que este proyecto es “un peligro para el sistema legal y también para la convivencia basada en los principios del derecho”.

Monseñor Martínez Camino

El secretario de la Conferencia Episcopal ha manifestado su esperanza de que “en la discusión parlamentaria y en la votación definitiva el proyecto de ley no sea aprobado”.  Martínez Camino ha insistido en que este proyecto “supondría un retroceso grave en la protección de la vida de los que van a nacer, además de un retroceso en la protección de la maternidad, puesto que no se arbitran medidas para facilitar a las mujeres con dificultades el poder llevar adelante su maternidad“.

 Se ha mostrado hoy esperanzado en que el proyecto de ley de reforma de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo “no sea aprobado” durante la discusión parlamentaria y en la posterior “votación definitiva”. Preguntado sobre la posición del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha anunciado que la reforma de la citada Ley continuará adelante sin cambios, el secretario general de la Conferencia Episcopal ha dicho que no realiza manifestaciones
“sobre declaraciones políticas” sino sobre el proyecto de ley
.

 Además, ha señalado que la reforma de la Ley supondrá “un grave quebranto del bien común, porque desproteger la maternidad y desproteger el derecho a la vida es algo muy básico para la convivencia social y, por lo tanto, para el bien común“.

En su opinión, esta movilización “ha mostrado que la sociedad española está viva en su percepción ética de los principios básicos de la convivencia social“. Al respecto, ha añadido que un proyecto de ley que “consagre como pretendido, supuesto, incomprensible derecho, por tanto derecho inexistente, el derecho a eliminar la vida de un ser humano, es un peligro para el sistema legal y para la convivencia basada en los principios realmente de derecho, no en principios de fuerza“.

 Martínez Camino ha sostenido que “la verdadera igualdad entre seres humanos exige que todos seamos iguales en el derecho fundamental a vivir“, ya que “la dignidad intocable del ser humano incluye como uno de sus elementos fundamentales la intangibilidad de la vida y esto es para todos los seres humanos“.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s