Nota sobre paso de fieles anglicanos a la Iglesia católica

El cardenal William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y el arzobispo Joseph Augustine Di Noia, O.P., secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, explicaron esta mañana durante un encuentro con periodistas la nota sobre los Ordinariatos Personales para los anglicanos que entran a formar parte de la Iglesia católica.

  El cardenal Levada comentó una nota informativa de su dicasterio en la que se dice que “la Iglesia católica responde con una Constitución Apostólica a las peticiones dirigidas a la Santa Sede de grupos de clérigos y fieles anglicanos de diversas partes del mundo, que desean entrar en la plena y visible comunión con ella”.

  “En esta Constitución Apostólica -dijo-, el Santo Padre ha introducido una estructura canónica que provee a una reunión corporativa a través de la institución de Ordinariatos Personales, que permitirán a los fieles ex anglicanos entrar en la plena comunión con la Iglesia católica, conservando al mismo tiempo elementos del especifico patrimonio espiritual y litúrgico anglicano. Según el tenor de la Constitución Apostólica, la atención y la guía pastoral para estos grupos de fieles ex anglicanos será asegurada por un Ordinariato Personal, del que el Ordinario será habitualmente nombrado por el clero ex anglicano”.

  “La Constitución Apostólica, que está a punto de publicarse, representa una respuesta razonable e incluso necesaria a un fenómeno global, ofreciendo un único modelo canónico para la Iglesia universal adaptable a diversas situaciones locales, y en su aplicación universal, equitativa para los ex anglicanos. Este modelo prevé la posibilidad de la ordenación de clérigos casados ex anglicanos, como sacerdotes católicos. Razones históricas y ecuménicas no permiten la ordenación de hombres casados como obispos, tanto en la Iglesia católica como en las ortodoxas. Por tanto, la Constitución determina que el Ordinario pueda ser o un sacerdote o un obispo no casado. Los seminaristas del Ordinariato se prepararán junto a otros seminaristas católicos, pero el Ordinariato podrá abrir una casa de formación para responder a necesidades particulares de formación en el patrimonio anglicano”.

  “Esta nueva estructura -continúa la nota- está en consonancia con el compromiso en el diálogo ecuménico, que sigue siendo una prioridad para la Iglesia católica, en particular a través de los esfuerzos del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos”. En este sentido, el cardenal Levada señaló que “la iniciativa proviene de varios grupos de anglicanos que han declarado que comparten la fe católica común, como expresa el Catecismo de la Iglesia Católica, y que aceptan el ministerio petrino como un elemento querido por Cristo para la Iglesia. Para ellos ha llegado el tiempo de expresar esta unión implícita en una forma visible de plena comunión”.

  El purpurado subrayó que “Benedicto XVI espera que el clero y los fieles anglicanos deseosos de la unión con la Iglesia católica encuentren en esta estructura canónica la oportunidad de preservar aquellas tradiciones anglicanas que son preciosas para ellos y conformes con la fe católica. En cuanto expresan en un modo distinto la fe profesada comúnmente, estas tradiciones son un don que hay que compartir en la Iglesia universal. La unión con la Iglesia no exige la uniformidad que ignora las diversidades culturales, como demuestra la historia del cristianismo. Además, las numerosas y diversas tradiciones hoy presentes en la Iglesia católica están todas enraizadas en el principio formulado por San Pablo en su carta a los Efesios: “Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo”.

  “Nuestra comunión -concluyó el cardenal Levada- se ha reforzado por diversidades legítimas como estas, y estamos contentos de que estos hombres y mujeres ofrezcan sus contribuciones particulares a nuestra vida de fe común”.

  En una declaración conjunta, los arzobispos de Westminster y Canterbury, respectivamente Vincent Gerard Nichols y Rowan Williams, afirman que el anuncio de la Constitución Apostólica “acaba con un período de incertidumbre para los grupos que nutrían esperanzas de nuevas formas para alcanzar la unidad con la Iglesia católica. Toca ahora a los que han cursado peticiones de ese tipo a la Santa Sede responder a la  Constitución Apostólica”, que es “consecuencia del diálogo ecuménico entre la Iglesia Católica y la Comunión Anglicana”.

  “El actual diálogo oficial entre la Iglesia Católica y la Comunión Anglicana -subrayan los prelados- sienta las bases para que prosiga nuestra cooperación. Los acuerdos de la  Comisión Internacional Anglicano Católica (ARCIC) y de la Comisión Internacional Anglicano Católica para la Unidad y la Misión (IARCCUM) establecen con claridad el camino que seguiremos juntos”.

 “Con la ayuda de Dios y de la oración -concluyen- proclamamos nuestra determinación para  reforzar  el mutuo compromiso actual y la consulta sobre éste y otros argumentos. A nivel local, con el espíritu de la IARCCUM, quisiéramos adoptar el modelo de reuniones entre la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales y la Cámara Episcopal de la Iglesia de Inglaterra, centrándonos en la misión común”.

Santa Sede confirma paso del más grande grupo de anglicanos a la Iglesia Católica

 

Autoridades vaticanas anunciaron esta mañana la próxima publicación de una Constitución Apostólica para responder a los “numerosos” pedidos de clérigos y fieles anglicanos que desean ingresar a la Iglesia Católica en comunión plena.

Aunque las autoridades no anticiparon cifras, se sabe que uno de los grupos que ha pedido dar este paso es la Comunión Anglicana Tradicional, que cuenta con al menos 400 mil personas, constituyendo el grupo de anglicanos más grande de la historia en ingresar a la Iglesia Católica.

En una conferencia de prensa celebrada esta mañana, el Cardenal Joseph Levada, Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, explicó que la constitución “representa una respuesta necesaria a un fenómeno mundial” y ofrecerá un “modelo canónico único para la Iglesia universal adaptable a diversas situaciones locales, y en su aplicación universal, equitativa para los ex anglicanos”.

El modelo prevé la posibilidad de la ordenación de clérigos casados ex anglicanos, como sacerdotes católicos y aclara que éstos no podrían ser ordenados obispos.

El Cardenal Levada explicó que en el documento “el Santo Padre ha introducido una estructura canónica que provee a una reunión corporativa a través de la institución de Ordinariatos Personales, que permitirán a los fieles ex anglicanos entrar en la plena comunión con la Iglesia católica, conservando al mismo tiempo elementos del especifico patrimonio espiritual y litúrgico anglicano”.

“La atención y la guía pastoral para estos grupos de fieles ex anglicanos será asegurada por un Ordinariato Personal, del que el Ordinario será habitualmente nombrado por el clero ex anglicano”, indicó el Purpurado, quien señaló que al menos una veintena de obispos anglicanos ha solicitado ingresar a la Iglesia Católica.

Asimismo, explicó que la nueva estructura “está en consonancia con el compromiso en el diálogo ecuménico” y reiteró que “la iniciativa proviene de varios grupos de anglicanos que han declarado que comparten la fe católica común, como expresa el Catecismo de la Iglesia Católica, y que aceptan el ministerio petrino como un elemento querido por Cristo para la Iglesia. Para ellos ha llegado el tiempo de expresar esta unión implícita en una forma visible de plena comunión”.

El Cardenal Levada subrayó que “Benedicto XVI espera que el clero y los fieles anglicanos deseosos de la unión con la Iglesia Católica encuentren en esta estructura canónica la oportunidad de preservar aquellas tradiciones anglicanas que son preciosas para ellos y conformes con la fe católica”.

“En cuanto expresan en un modo distinto la fe profesada comúnmente, estas tradiciones son un don que hay que compartir en la Iglesia universal. La unión con la Iglesia no exige la uniformidad que ignora las diversidades culturales, como demuestra la historia del cristianismo. Además, las numerosas y diversas tradiciones hoy presentes en la Iglesia Católica están todas enraizadas en el principio formulado por San Pablo en su carta a los Efesios: ‘Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo’”, agregó.

Finalmente, recordó que “nuestra comunión se ha reforzado por diversidades legítimas como estas, y estamos contentos de que estos hombres y mujeres ofrezcan sus contribuciones particulares a nuestra vida de fe común”.

En una declaración conjunta, los arzobispos de Westminster y Canterbury, respectivamente Vincent Gerard Nichols y Rowan Williams, afirman que el anuncio de la Constitución Apostólica “acaba con un período de incertidumbre para los grupos que nutrían esperanzas de nuevas formas para alcanzar la unidad con la Iglesia Católica”.

“Toca ahora a los que han cursado peticiones de ese tipo a la Santa Sede responder a la  Constitución Apostólica”, que es “consecuencia del diálogo ecuménico entre la Iglesia Católica y la Comunión Anglicana”, indicaron.

Mons. Augustine DiNoia, que colaboró en la redacción de la nueva estructura, recordó que “hemos estado durante 40 años por la unidad. Las oraciones han encontrado respuestas que no anticipamos”.

Para el Arzobispo, ha ocurrido un “giro tremendo” en el movimiento ecuménico y rechazó las acusaciones de quienes llaman “disidentes” a estos anglicanos. “Ellos están asintiendo al obrar del Espíritu Santo para estar en unión con Pedro, con la Iglesia Católica”, precisó.

Mons. DiNoia explicó que aún se trabaja en los detalles técnicos y estos Ordinariatos Personales podrían sufrir variaciones en su forma final. Los detalles completos de la Constitución Apostólica serán publicados en algunas semanas.

Conferencia: DERECHOS Y DEBERES.

FORO DE NUESTRA SEÑORA

Padre ISAAC RIERA, MSC.

Doctor en  Filosofía.

Jueves, 22 de Octubre a las 19:45 h.

Salón parroquial de Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

(Esquina),Santiago Rusiñol-San Vicente de Paul

Anglicanos: La Santa Sede se anticipa a los periodistas

Inesperada rueda de prensa convocada por celular con el cardenal Levada
 Un SMS enviado al teléfono celular de los corresponsales en el Vaticano anunciaba de manera inédita en la tarde de este lunes la rueda de prensa con la que la Santa Sede revelaba en la mañana de este martes nuevas disposiciones de Benedicto XVI para acoger a anglicanos que desean entrar en comunión plena con la Iglesia católica.

Es la primera vez que se anunciaba de una manera tan inminente un encuentro con los periodistas del prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en estos momentos el cardenal William Joseph Levada.
De este modo, el director de la Oficina de Información de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi S.I., no sólo se ha adelantado a los medios de comunicación para dar la noticia, sino que además ha evitado interpretaciones erróneas, como las que se dieron en enero pasado con el anuncio del levantamiento de la excomunión a los obispos tradicionalistas ordenados por el arzobispo Marcel Lefebvre y la polémica sobre el obispo negacionista Richard Williamson.
El SMS hacía relación a un mensaje enviado por correo electrónico a los mismos periodistas en el que se explicaba que el “briefing” afrontaría “un tema attinente ai rapporti con gli Anglicani” y anunciaba también la presencia del arzobispo Joseph Augustine Di Noia, O.P., segretario della Congregazione per il Culto Divino e la Disciplina dei Sacramenti.

Este método de comunicación se ha revelado eficaz, pues el Vaticano también anunció la noticia en su página web (www.vatican.va), en el apartado dedicado a la Oficina de Prensa, pero dado que el anuncio fue dado a las 17:58, se corría el peligro de que a esa hora ningún periodista entrara en la página web.
Ante el aviso del Vaticano, comenzaron a publicarse en varia agencias y periódicos breves artículos, que en general coincidían en interpretar este mensaje como el anuncio de la entrada de numerosos anglicanos en el seno de la Iglesia católica, algo que se esperaba desde hace más de un año.
Estas fuentes, sin embargo, no publicaron datos sobre la inminente constitución apostólica de Benedicto XVI con la que crea la figura de los ordinariatos personales para acoger a estos antiguos fieles anglicanos, permitiéndoles mantener sus tradiciones, motivo central del “briefing”. El efecto sorpresa, por tanto, funcionó.
Al inicio del encuentro con los periodistas, el padre Lombardi, al presentar al cardenal y al arzobispo, con una sonrisa, reconoció que en esta ocasión la Oficina de Prensa se ha anticipado a los medios.

Moratinos promete a Raúl Castro interceder ante la UE y aumentar la cooperación

Finalmente Raúl Castro recibió al ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. En su viaje de 48 horas a la isla Moratinos ha prometido al dictador cubano que España intercederá para que la Unión Europea elimine la “posición común” y aumentar la cooperación, que ya se duplicó desde 2007. Un detalle, la visita de Moratinos no ha pasado de un breve en la prensa cubana.

Moratinos conversa con la compositora cubana Zenaida Castro en La Habana.

El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos de visita en Cuba, se ha reunido con el dictador, Raúl Castro. Tras su primera reunión en la Habana con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez,  manifestó el deseo de “fortalecer las relaciones con España“.  Moratinos rehusó comentar el caso de los agentes de inteligencia españoles obligados a dejar La Habana meses atrás. La cooperación española con la isla ha pasado de 17 millones de euros en 2007 a 32 millones en 2008 y este año cerrará con 34 millones.  

 El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos tras su primera reunión en la Habana con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, que este  manifestó el deseo de “fortalecer las relaciones con España” y despejar todos los asuntos que pueden causar “inquietud o preocupación”. Además prometió ayudar a mejorar los vínculos de la isla con la Unión Europea.  Moratinos llegó el sábado a La Habana, para una visita oficial de 48 horas.

 Según Moratinos, la acogida que ha tenido en la isla “demuestra el interés que tienen las autoridades cubanas, el gobierno de Cuba, de reforzar las relaciones bilaterales con España”.

 Antes había asegurado que la nueva política del gobierno que preside el socialista José Luis Rodríguez Zapatero ya ha tenido “resultado” con la reanudación de la cooperación española, que seguirá aumentando.

 “En mi segunda visita -añadió Moratinos-, puedo comprobar cuánto tenemos que trabajar juntos, cómo se han ido mejorando de forma sustancial las relaciones, basadas en el respeto mutuo, en la confianza, en la voluntad de ayudarnos mutuamente, y de avanzar en lo que es una relación profunda, histórica, con enorme potencial”.

 “España desearía elevar la relación entre Cuba y la UE“, agregó Moratinos, y dijo que está “seguro de que va a ser una visita con resultados, fructífera y positiva, y que nos va a ayudar todavía a ser más ambiciosos en nuestra relación, una ambición muy afectiva que siempre une a los pueblos de Cuba y España“.

 Además el ministro español, ha asegurado que el almuerzo con su homólogo “ha sido de amistad y de voluntad de seguir trabajando conjuntamente de cara al futuro“, agregó Moratinos en una declaración a periodistas al acabar una recepción en la residencia del embajador español en La Habana, Manuel Cacho, a la que fueron invitados intelectuales cubanos.

 “La preocupación es que tenemos que crear un dialogo cada vez más intenso en todos los temas que debemos trabajar conjuntamente y ese es el espíritu que preside esta visita“, dijo el ministro español cuando se le inquirió por esos asuntos que, según él, pueden causar “inquietud o preocupación“.

 Moratinos rehusó comentar el caso de los agentes de inteligencia españoles obligados a dejar La Habana meses atrás y que han sido vinculados por filtraciones cubanas -no aclaradas ni desmentidas por Madrid- con la destitución de varios vicepresidentes y ministros de la isla en marzo pasado.

 Yo hablo de temas políticos, no de temas de seguridad o de inteligencia”, replicó el ministro cuando se le mencionó el asunto. Por otra parte, dijo que en su entrevista con el arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, en esta primera jornada de trabajo de la visita, tuvo la oportunidad de “escuchar su visión del momento que se vive en este momento en Cuba“.

 Agregó que “hay una situación económica seria después de los huracanes” que azotaron la isla en 2008, y que existe “el deseo de que un país amigo y hermano, como España, pueda colaborar y cooperación Cuba“.

 La cooperación española con la isla ha pasado de 17 millones de euros en 2007 a 32 millones en 2008 y este año cerrará con 34 millones.

 En la mañana, durante un recorrido por el casco colonial hispánico de La Habana, Moratinos declaró que su segunda visita a Cuba busca fortalecer las relaciones bilaterales y preparar la presidencia española de la Unión Europea (UE) en el primer semestre de 2010.

 Recordó que su primera visita a la isla, hace dos años y medio, se produjo “en un contexto en el que Cuba estaba aislada de la comunidad internacional” y abrió “un nuevo camino, una nueva manera de fortalecer las relaciones” con este país, que tiene “enorme importancia” para España.

 “En esta segunda visita puedo expresar que es una normalidad visitar Cuba. No solo el ministro de Asuntos Exteriores español, sino que ha habido muchos visitantes europeos, latinoamericanos, presidentes, jefes de Estado, ministros”, agregó.

 Según Moratinos, la de 2007 “fue una visita controvertida”, pero ahora “es una visita de normalidad, que tiene como objetivo seguir fortaleciendo las relaciones con un gran país para España como es Cuba, y significa también una oportunidad de ir preparando la presidencia española de la Unión Europea”.

 Al igual que en 2007, el ministro español no se reunirá ahora con representantes de la disidencia interna cubana.

 La segunda jornada de trabajo, este lunes, incluye una nueva entrevista con el canciller anfitrión y reuniones con otras autoridades de la isla, pero hasta el momento, no se ha confirmado si se reunirá con el presidente cubano, general Raúl Castro, o con su hermano mayor y antecesor, Fidel.

 

La Fiscalía niega que suprimiera del sumario las conversaciones que podrían beneficiar a Camps

 Caso Gürtel sigue provocando reacciones en el mundo judicial. La Fiscalía ha emitido un comunicado en el que niega que haya suprimido del sumario las conversaciones que podrían beneficiar al presidente valenciano, Francisco Camps.

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón

 Anticorrupción asegura que estas acusaciones son injustificadas e intolerables y que en ningún momento ha querido perjudicar a Camps.

 Y es que algunas informaciones aseguraban que la Fiscalía había pedido al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón que suprimiese del sumario del Caso Gürtel una conversación en la que Pablo Crespo le decía a su abogado que no se podía demostrar que se hubiesen regalado trajes a Camps porque era falso. Ahora dice el fiscal que esta frase ha sido sacada de contexto, que la lectura global tiene un sentido diferente y que será en los tribunales donde podrá dar explicaciones.

 Por cierto que justifica la grabación de las conversaciones telefónicas que Francisco Correa, Crespo y Sánchez mantuvieron con sus abogados. Dice que ha sido algo excepcional, que se ha actuado con prudencia y bajo el amparo de la ley. Eso sí, dice que ha pedido que se excluya de la investigación todas las conversaciones que puedan menoscabar el derecho de defensa.