Todos los santos: “¡Al Cielo, al Cielo, al Cielo quiero ir!”

Padre Pedro García, misionero claretiano

 Publicamos la meditación que ha escrito el padre Pedro García, misionero claretiano, conocido evangelizador en América Central, sobre la solemnidad de Todos los santos, que la Iglesia celebra este domingo, 1 de noviembre.

Una canción inocente -¡y tan inocente, como que era una canción para niños del catecismo!- decía con tonada también muy simple: ¡Al Cielo, al Cielo, al Cielo quiero ir!… Y lo repetía: ¡Al Cielo, al Cielo, al Cielo quiero ir!… Pero ahora se me ocurre preguntar: ¿y no habrá más profundidad de la que imaginamos en un canto que nos gustaba de niños y que ahora ya no entonaríamos por nada?…

Porque la realidad de la Persona humana es ésta: busca la felicidad; una felicidad plena; la felicidad de un amor que le sacie todas las aspiraciones del corazón; una felicidad sobre todo que no acabe nunca; y, por lo mismo, una felicidad que no tenga en perspectiva el final traído por una muerte inexorable…

Esta es la realidad nuestra. La de todo hombre y de toda mujer. La del anciano y la del niño. La de todos sin excepción.
Y, a ver, ¿cuándo y dónde se da esa felicidad en el mundo? Nunca y en ninguna parte. Pues aunque se tenga de momento todo lo que se ha deseado, siempre subsistirá la certeza de que todo ha de acabar un día. Entonces, la vida se convierte necesariamente en un fracaso.

Pero esto no lo podemos decir. Porque sería insinuar una blasfemia contra Dios, que nos habría hecho expresamente para ese fracaso tan cierto, tan seguro, tan destructor.

Por eso acudimos a la fe. Y la fe nos dice todo lo contrario acerca de esa experiencia humana. La fe nos asegura que estamos hechos para una felicidad total, plena, inacabable. Una felicidad, sin embargo, que no es de este mundo sino de otro que esperamos. Felicidad que en el lenguaje cristiano la llamamos Cielo.
Si esto es verdad, ¿cantan o no cantan bien los niños? ¿tenemos para reír o tenemos para meditar con esas palabras y esas notas infantiles?…

Ya se ve a dónde vamos con esta consideración en la Fiesta de Todos los Santos que celebramos hoy. Este día se centra en esa palabra que encierra nuestra esperanza, el Cielo, donde se encuentran ya tantos hermanos nuestros y hacia donde tienden irresistiblemente nuest ras almas. Una fiesta hermosa de verdad, llena de dulce nostalgia y que nos estimula a seguir con coraje por el camino de la vida.

Por una parte, es una celebración en honor de todos nuestros hermanos en la fe que ya triunfaron y están en la gloria de Dios para siempre. Cada uno de ellos se merecería una fiesta suya, una fiesta especial. Pero ante esa imposibilidad de millones y millones de fiestas en el apretado calendario de trescientos sesenta y cinco días al año, la Iglesia los engloba a todos en una sola festividad, que es toda para todos los Santos y Santas, y para cada uno en particular como si nadie más estuviera en el Cielo.

Les felicitamos a todos y a cada uno. Le damos gracias a Dios por la gloria de cada uno en particular. Y pedimos a cada uno de ellos que interceda por nosotros, hasta que estemos todos juntos en la misma felicidad que ellos ya disfrutan y que nadie les puede arre batar. Por otra parte, esta fiesta la celebramos por nosotros mismos como fiesta de nuestra
esperanza.

La esperanza no confunde, nos dice el apóstol San Pablo. Quien camina por la vida
suspirando por el Cielo, es una persona que no se equivoca nunca. Es la imagen más opuesta al pobre que no sabe de dónde viene ni a dónde va.
Ocurrió en la persecución contra la Iglesia en Vietnam, de la antigua Indochina, donde corrió tanta sangre cristiana. Un niño -inteligente, bien instruido en la doctrina- se encuentra ante el mandarín, y le pide con resolución:

– Mandarín, dame un sablazo en el cuello para poder ir a mi patria.
El Mandarín no entiende nada.

– ¿A tu patria? ¿Dónde está tu patria? ¿Qué no eres de Indo china, o qué?…

– Mi patria está en el Cielo.

– Oye, niño, ¿dónde están tus padres?

– Están en el Cielo, porque murieron por su fe. Yo quiero irme con ellos. Dame un
sablazo.
Este muchachito caminaba por la vida con la misma precisión y seguridad que un gran Obispo y Doctor de la Iglesia como era San Basilio, que contestó al ser interrogado sobre su ciudadanía:

– Soy de aquellas inmensas alturas de la grandiosa patria mía.
Cuando suspiramos con vehemencia por aquella felicidad que Dios nos promete, glorificamos al mismo Dios, porque ponemos en ejercicio esa esperanza que, junto con la fe y el amor, nos infundió con la gracia en el Bautismo.

Al soñar en el Cielo, reconocemos que sólo D ios puede llenar todas las aspiraciones de nuestro corazón. Todo lo que no es Dios y no lleva a Dios se resuelve al fin en un fracaso -¡y ése sí que es fracaso de verdad!-, mientras que el tender siempre a Dios hasta poseerlo en su propia felicidad es la realización plena de la persona. No se tiene miedo a nada y se camina con seguridad en todos los pasos de la vida.
Nunca como en esta fiesta nos damos cuenta de la verdad que entraña la frase más repetida del gran san Agustín, que le dice a Dios:

– Nos has hecho, Señor, para ti, y nuestro corazón está siempre inquieto, y en continua zozobra, hasta que descanse en ti.
No solamente los niños -los primeros candidatos al Reino de los Cielos-, sino también nosotros los mayores, ¡al Cielo, al Cielo, al Cielo queremos ir!…

 

Relatos indignantes

VER
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) acaba de publicar un librito titulado “Bienvenidos al infierno del secuestro”, que transcribe 25 testimonios de migrantes centroamericanos, secuestrados, extorsionados, torturados y asesinados; varias mujeres fueron violadas. Los relatos, gravados en julio de est e año, refieren que esto les ha acontecido en su paso por varios Estados del país, sobre todo en el sur y el oriente, cuando tratan de llegar al Norte. Los secuestradores, ligados a cárteles de narcotraficantes, exigen números telefónicos de parientes, para que les depositen cantidades exorbitantes, como condición para soltarlos. Es la nueva industria de la extorsión.
 
Cito: “De acuerdo con los testimonios, en muchos casos hay participación de servidores públicos, ya sean federales, estatales o municipales, y en la comisión de este delito están involucrados tanto mexicanos como extranjeros. Mientras algunas autoridades se empeñan en demostrar que el fenómeno del secuestro de migrantes no es de la magnitud denunciada, los secuestradores siguen operando, privando de la libertad a los migrantes…, y obteniendo ganancias ilícitas a costa del sufrimiento físico y psicológico de niñas, niños, mujeres y hombres migrantes” (págs. 11-12).
 
Un migrante dijo: No les importa ver a un hombre llorar, sacarle los sesos. Cuando uno les habla de Dios, nomás se enojan. “Aquí no existe Dios”, me dicen; “aquí existimos nada más nosotros”… Cuando estás ahí, estás tocando el infierno con tus propias manos (p. 17-19). Otro relató: Cuando llegamos a la casa del secuestro nos amarraron, nos vendaron, nos pusieron esposas. Nos daban patadas, puñetazos, sin razón. Nos metían a un cuartito pequeño, pequeño, donde comenzaban a golpear, a golpear, a patear, a patear, y ahí te dejaban. De ahí metían a otro y lo golpeaban todo, todo, todo, y ahí lo dejaban a uno, amarrado, toda la noche, en el suelo” (p. 44). Uno más : Cuando llegamos a la casita, que viene un mexicano que traía una mochila de puras armas y un rifle bien grande. Sabe qué rifle sería, como un M-16, y que les dice: Agárralos y el que no pague, mátenlo”. Entonces a mí me dio mucho, mucho miedo. Yo pensé en regresarme ahí, pero nos venimos pa adelante… México antes era tan bonito… la gente era tan buena… Nosotros no sufríamos aquí. ¡Y ahora mírense! (p. 49-51).
 
JUZGAR
Dice el Papa Benedicto XVI en su Encíclica Caritas in veritate: “El fenómeno de las migraciones impresiona por sus grandes dimensiones, por los problemas sociales, económicos, políticos, culturales y religiosos que suscita, y por los dramáticos desafíos que plantea. Estamos ante un fenómeno social que marca época, que requiere una fuerte y clarividente política de cooperación internacional para afrontarlo debidamente…, con vistas a salvaguardar las exigencias y los derechos de las personas y de las familias emigrantes, así como las de las sociedades de destino. Todos podemos ver el sufrimiento, el disgusto y las aspiraciones que conllevan los flujos migratorios… Todo emigrante es una persona humana que, en cuanto tal, posee derechos fundamentales inalienables que han de ser respetados por todos y en cualquier situación” (62).
 
ACTUAR
Todos debemos hacer algo, más de lo que se hace ya, para proteger a los migrantes. El Senado de la República aprobó unas leyes al respecto. Nosotros hemos impulsado albergues y acciones solidarias para atenderles humanitariamente. Las autoridades judiciales y el ejército han de cuidarlos y desmantelar redes de abusivos, evitando ser cooptados por la corrupción. Los dueños de capitales, que inviertan en generar empleos, para evitar la salida riesgosa en busca de trabajo. Los pobres, que se organicen en cooperativas, para enfrentar su marginación y no esperen que todo lo resuelva el gobierno.
 
Promovamos una evangelización más kerigmática, pues “sin Dios el hombre no sabe dónde ir ni tampoco logra entender quién es. La cerrazón ideológica a Dios y el indiferentismo ateo, que olvida al Creador, corre el peligro de olvidar también los valores humanos” (Caritas in veritate 78).

 

El Papa pide oraciones para que los líderes salvaguarden la Creación

Y por el testimonio de paz de los creyentes en diferentes religiones.

 En este mes de noviembre, Benedicto XVI pide oraciones para que los líderes políticos y económicos se comprometan en la salvaguarda de la Creación.
Es la propuesta que hace en las intenciones de oración para el mes que comienza contenidas en la carta pontificia que el Papa ha confiado al Apostolado de la Oración, iniciativa que siguen cerca de 50 millones de personas en los cinco continentes.
El obispo de Roma presenta dos intenciones, una general y la otra misionera.
La intención general para el mes de noviembre es: “Para que los hombres y mujeres del mundo, especialmente los responsables de la política y la economía, no cejen en su empeño de salvaguardar la Creación”.
La intención misionera para este mes es: “Para que los creyentes de las diversas religiones, con el testimonio de sus vidas y mediante el diálogo fraterno, ofrezcan una demostración clara de que el Nombre de Dios es portador de paz”.

Suiza: Hacia una ley que restrinja el suicidio asistido

Para detener el “turismo de la muerte”
 Suiza se orienta hacia una ley que restrinja el suicidio asistido, informó este jueves “Gènéthique”, el resumen de prensa de la Fundación Jérôme Lejeune.
Cada año, organizaciones suizas como Dignitas o Exit reciben 400 personas extranjeras que van a Suiza a suicidarse.
Para detener este “turismo de la muerte”, el Gobierno suizo está preparando un proyecto de ley.
Los médicos, los extranjeros y las organizaciones que promueven el suicidio asist ido deberán probar que la persona que desea morir es capaz de discernir y que sufre una enfermedad incurable “que resultará mortal a corto plazo”
Por otra parte, el Gobierno excluye el suicidio asistido para personas que sufren enfermedades crónicas que no ocasionan la muerte o un trastorno mental.
La consejera federal Eveline Widmer-Schlump afirmó que “los cuidados paliativos deben permitir a esas personas continuar viviendo con dignidad”.
La persona que acompaña al suicida deberá presentarle alternativas, y el suicidio deberá ser la última “solución” propuesta.
Por último, el Gobierno quiere impedir que la asistencia organizada al suicidio se convierta en una actividad lucrativa.
Dignitas y Exit son fuertemente reacias a estas propuestas. Exit considera que estas propuestas son inaceptables, y Dignitas ha amenaz ado con un referéndum, convencida de ganar en caso de votación.
El proyecto de ley deberá debatirse en el Parlamento el próximo mes de marzo.

 

El impacto de la Mulieris Dignitatem, 20 años después

Un libro recoge el congreso “Mujer y hombre, el humanum en su entereza”

El Pontificio Consejo para los Laicos ha anunciado la publicación del libro “Mujer y varón, la totalidad del humanum” (Libreria Edictrice Vaticana, 405 páginas). La primera edición fue publicada en italiano y próximamente saldrá la versión en español, inglés y francés.
El libro contiene las ponencias del congreso internacional que reflexionó sobre este tema, que tuvo lugar en Roma del 7 al 9 de febrero de 2008, para conmemorar los 20 años de publicación de la Carta Apostólic a Mulieris Dignitatem.
Este volumen busca evidenciar que una auténtica promoción de la mujer, pasa por una comprensión de lo femenino como una característica antropológica y no como una imposición cultural. Busca entender la reciprocidad entre varón y mujer como elemnto indispensable para entender y promover la totalidad del ser humano.
“Mujer y varón, la totalidad del humanum” contiene un discurso del Papa Benedicto XVI durante una audiencia ofrecida a los participantes del congreso que se realizó el día 9 de febrero.
“Se necesita una renovada investigación antropológica que, basándose en la gran tradición cristiana, incorpore los nuevos progresos de la ciencia y el dato de las actuales sensibilidades culturales, contribuyendo de este modo a profundizar no sólo la identidad femenina, sino también la masculina, también ella a menudo objeto de reflexiones parciales e ideológicas”, dijo el Santo Padre en su discurso.
También contiene un prefacio del cardenal Stanislaw Rylko. presidente del Pontificio Consejo para los Laicos.
El libro hace un balance del camino recorrido durante los últimos 20 años en el ámbito de la promoción de la mujer.
Reflexiona también sobre los nuevos paradigmas culturales así como las dificultades que deben enfrentar las mujeres para vivir su identidad y ayudar en reciprocidad fecunda con el hombre en la edificación de la Iglesia y de la sociedad.
Igualmente señala cómo la mujer debe poner sus dones al servicio del apostolado y la familia, así como el mundo del trabajo y la cultura, todas las riquezas del “genio” femenino, iluminado por un camino de santidad.
Otros textos incluidos en este volumen son “Bal ance de la perspectiva de la reflexión sobre la mujer a veinte años de la Mulieris Dignitatem”, del cardenal Antonio Cañizares Llovera; “Mujer y hombre, creados el uno para la otra”, de Paola Bignardi, “La reducción de la femenidad a objeto de consumo” de Helen Alvaré entre otros.

 

Las naciones inculpan al Relator de la ONU que afirmó: “el género es un constructo social”

Un gran número de naciones hizo frente común para criticar un informe especial sobre “la violación de los derechos humanos por cuestiones género en la toma de medidas contra el terrorismo”. El malestar surgió a raíz de que el autor del informe presentó el concepto de género como un constructo social flexible y, además, impulsó un documento sobre “derechos homosexuales” elaborado en la ONU que se conoce como “Principios de Yogyakarta”, en vez de centrarse en la tarea asignada, que consistía en el análisis de los abusos padecidos por las mujeres que fueron capturadas en la guerra mundial “contra el terror”.

     Durante el denominado “debate interactivo” con el Relator Especial de la ONU Martin Scheinin, la Organización de Países Islámicos y del Grupo Africano, representados por Malasia y Tanzania, respectivamente, criticaron a Scheinin por exceder su mandato, violando así el Código de Conducta del Consejo de Derechos Humanos. Según el Grupo Africano, Scheinin incurrió en el uso indebido de su función, para impulsar los controvertidos Principios de Yogyakarta, declaración que pretende “reflejar el estado actual de la legislación sobre derechos humanos” en relación con “la orientación sexual y la identidad de género”. Scheinin fue uno de los casi treinta “expertos” auto-elegidos que redactaron el mencionado documento en 2007.

     En respuesta a las críticas, Scheinin defendió el uso de los Principios aduciendo que fue “absolutamente legítimo”. Además, afirmó que se trata de una “ley blanda” que “enriquece” la interpretación de las normas vinculantes sobre derechos humanos. En sus declaraciones a Friday Fax, un delegado desestimó las afirmaciones de Scheinin al indicar que no existe consenso internacional sobre orientación sexual como una categoría protegida contra la discriminación, así como tampoco una obligación jurídica vinculante.

     La nación caribeña de Santa Lucía recriminó a Scheinin el haberse apartado de la definición acordada para el término “género”, según lo establecido en la Plataforma de Acción de Beijing y en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, los cuales confirman la interpretación tradicional de la palabra. La delegación estadounidense, mostrando continuidad con la política de la administración Bush, también respaldó el uso del término según lo acordado en Beijing, si bien añadió que los Estados Unidos están interesados en el impacto que las medidas en contra del terrorismo han tenido en la “comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual”. El Estatuto de Roma define al género como “los dos sexos, hombre y mujer, en el contexto de la sociedad”, a la vez que el documento de Beijing reafirma el “uso ordinario y generalmente aceptado” del vocablo.

     La Santa Sede reiteró que el “género se basa en la identidad sexual biológica, masculina o femenina”, y rechazó “la noción de que la identidad sexual pueda ser adoptada indefinidamente”.  India, que rara vez toma la palabra en esta clase de asuntos sociales que generan divisiones, criticó al Relator Especial por redefinir la “perspectiva de género” y por conducir al comité a un debate “académico” que se aparta de su mandato.

     Scheinin también tuvo defensores, particularmente entre las naciones europeas y ciertos países latinoamericanos, como ser Uruguay y Chile. Noruega expresó su “respaldo absoluto” al informe y recibió con agrado la visión de género como un constructo flexible. Suiza reprendió a las naciones que se opusieron al Relator Especial por no coincidir con su presentación, y sostuvo que éstas deben acatar cualquier resolución posterior que se base en el informe.

     Un delegado que reprochó la “arrogancia” de Scheinin y de los países europeos que lo respaldan resumió el debate diciendo: “En pocas palabras, ellos nos pueden criticar a nosotros, pero a nosotros no se nos permite criticarlos a ellos. Son dioses.”

Los sindicatos y “los de la ceja” se dan la mano para aleccionar contra la crisis

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, han recibido esta mañana de manos de intelectuales y actores socialistas un manifiesto para reivindicar otra política para salir de la crisis. Los primeros reclaman a la patronal que desbloquee por escrito los convenios ya firmados; los segundos, piden a gritos la salida “progresista” de la crisis.

 

Los sindicatos exigen a la patronal desbloquear los convenios Toxo y Méndez unen sus propósitos a los de la farándula. Cerca de 300 escritores y cineastas les han entregado un manifiesto que, bajo el título “Otra política y otros valores para salir de la crisis“, piden “recuperar la imaginación progresista, vertebrando el tejido social y eliminando la corrupción de los partidos“. García Montero fue el maestro de ceremonias del acto, junto a los actores Juan Diego Botto y Juan Diego, los cantantes Miguel Ríos y Joaquín Sabina o la escritora Almudena Grandes. Reclaman la puesta en marcha de políticas de izquierda, arremeten contra los “partidos del mercado” que generan sobornos y escándalos, y abogan por un modelo productivo basado en la educación, investigación y cualificación laboral. 

Junto a ellos, los secretarios de Acción Sindical de los principales sindicatos españoles, UGT y CCOO, volvieron hoy a pedir a la CEOE y la CEPYME que desbloqueen por escrito la aplicación de convencios colectivos ya firmados entre 2006 y 2008, o de lo contrario no plantearán la negociación de los convenios para los próximos tres años. Una petición a la que José María Lacasa y Elías Aparicio han respondido con el compromiso de entregarles un documento el próximo martes.