San Cirilo de Alejandría

27 de Junio

Su autoridad sirvió santamente los designios de Dios. San Cirilo es famoso por su defensa de la ortodoxia contra la herejía, particularmente contra el nestorianismo.

Arzobispo de Alejandría (Egipto). Defensor de la doctrina que proclama a María la Theotokos: Madre de Dios. Esta doctrina fue proclamada como dogma en el Concilio de Efeso (431) que San Cirilo presidió bajo la autoridad el Papa Celestino. Su gran oponente era Nestóreo, patriarca de Constantinopla.

Al ponerse en duda que María es madre de Dios se ponía en duda la identidad de Jesucristo quien es una persona divina. Por eso San Cirilo no solo aportó a la Mariología sino también a la Cristología.

El argumento de San Cirilo: María es la Theotokos, no porque ella existiese antes de Dios o hubiese creado a Dios. Dios es eterno y María Santísima es una criatura de Dios. Pero Dios quiso nacer de mujer. La persona que nace de María es divina por lo tanto ella es madre de Dios.
Su santa defensa de la verdad le ganó la cárcel y muchas luchas pero salió victorioso.

 
Liturgia de las Horas: 4ta. Semana del Salterio
Color: Verde
Lecturas de la liturgia

  • Primera Lectura: Génesis 18,1-15
    “¿Hay algo difícil para Dios? Cuando vuelva a visitarte, Sara habrá tenido un hijo”¿Hay algo difícil para Dios? Cuando vuelva a visitarte, Sara habrá tenido un hijo

    En aquellos días, el Señor se apareció a Abrahán junto a la encina de Mambré, mientras él estaba sentado a la puerta de la tienda, porque hacía calor. Alzó la vista y vio a tres hombres en pie frente a él. Al verlos, corrió a su encuentro desde la puerta de la tienda y se prosternó en tierra, diciendo: “Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. Haré que traigan agua para que os lavéis los pies y descanséis junto al árbol. Mientras, traeré un pedazo de pan para que cobréis fuerzas antes de seguir, ya que habéis pasado junto a vuestro siervo.” Contestaron: “Bien, haz lo que dices.”

    Abrahán entró corriendo en la tienda donde estaba Sara y le dijo: “Aprisa, tres cuartillos de flor de harina, amásalos y haz una hogaza.” El corrió a la vacada, escogió un ternero hermoso y se lo dio a un criado para que lo guisase en seguida. Tomó también cuajada, leche, el ternero guisado y se lo sirvió. Mientras él estaba en pie bajo el árbol, ellos comieron. Después le dijeron: “¿Dónde está Sara, tu mujer?” Contestó: “Aquí, en la tienda.” Añadió uno: “Cuando vuelva a ti, dentro del tiempo de costumbre, Sara habrá tenido un hijo.” Sara lo oyó, detrás de la entrada de la tienda. Abrahán y Sara eran ancianos, de edad muy avanzada, y Sara ya no tenía sus períodos. Sara se rió por lo bajo, pensando: “Cuando ya estoy seca, ¿voy a tener placer con un marido tan viejo?” Pero el Señor dijo a Abrahán: “¿Por qué se ha reído Sara, diciendo: “Cómo que voy a tener un hijo, a mis años”? ¿Hay algo difícil para Dios? Cuando vuelva a visitarte por esta época, dentro del tiempo de costumbre, Sara habrá tenido un hijo.” Pero Sara, que estaba asustada, lo negó: “No me he reído”. Él replicó: “No lo niegues, te has reído.”

  •  

  • Interleccional: El Señor se acuerda de la misericordia.

    Proclama mi alma la grandeza del Señor,
    se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador. R.

    Porque ha mirado la humillación de su esclava.
    Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
    porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
    su nombre es Santo. R.

    Y su misericordia llega a sus fieles
    de generación en generación.
    A los hambrientos los colma de bienes
    y a los ricos los despide vacíos. R.

    Auxilia a Israel, su siervo,
    acordándose de la misericordia
    -como lo había prometido a nuestros padres-
    en favor de Abrahán y su descendencia por siempre. R.

  •  

  • Evangelio: Mateo 8,5-17
    “Vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob” 

    En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole: “Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho.” Jesús le contestó: “Voy yo a curarlo.” Pero el centurión le replicó: “Señor, no soy quién soy yo para que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: “Ve”, y va; al otro: “Ven”, y viene; a mi criado: “Haz esto”, y lo hace.”

    Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: “Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos; en cambio, a los ciudadanos del reino los echarán fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.” Y al centurión le dijo: “Vuelve a casa, que se cumpla lo que has creído.” Y en aquel momento se puso bueno el criado.

    Al llegar Jesús a casa de Pedro, encontró a la suegra en cama con fiebre; la cogió de la mano, y se le pasó la fiebre; se levantó y se puso a servirles. Al anochecer, le llevaron muchos endemoniados; él, con su palabra, expulsó los espíritus y curó a todos los enfermos. Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: “Él tomó nuestras dolencias y cargó con nuestras enfermedades.”

Benedicto XVI explica por qué no hay que temer al futuro

El Papa presenta en la audiencia general la escatología de san Pablo

El cristiano no tiene miedo del futuro ni del fin del mundo, pues Cristo está a su lado, asegura Benedicto XVI.

El Papa dedicó la catequesis de la audiencia general de este miércoles continuar con el ciclo sobre san Pablo, centrándose en esta ocasión en las enseñanzas paulinas sobre la escatología y la vida más allá de la muerte.

Explicó que, ante el futuro y en particular ante la espera de la parusía, es decir, de la última venida del Señor, los cristianos deben tener tres actitudes: la ausencia del miedo, la esperanza y la confianza en la misericordia de Dios.

Respecto a la primera actitud, el obispo de Roma afirmó que uno de los efectos esenciales de la predicación cristiana en el mundo antiguo, como también en el mundo pagano actual, de las religiones naturales era “liberar del miedo”, ese “miedo a los espíritus, a los poderes nefastos que nos amenazan”.

Cristo vive, ha vencido a la muerte y ha vencido a todos estos poderes. Con esta certeza, con esta libertad, con esta alegría vivimos. Este es el primer aspecto de nuestro vivir hacia el futuro“, explicó.

En segundo lugar, añadió, “en Cristo el mundo futuro ya ha comenzado, esto da también certeza de la esperanza”.

Sin Cristo, también hoy para el mundo el futuro está oscuro, hay miedo al futuro, mucho miedo al futuro. El cristiano sabe que la luz de Cristo es más fuerte y por eso vive en una esperanza que no es vaga, en una esperanza que da certeza y valor para afrontar el futuro“.

En tercer lugar, la actitud del cristiano debe ser “la responsabilidad hacia el mundo“, pero “incluso trabajando y sabiendo en nuestra responsabilidad que Dios es el juez verdadero, estamos seguros también de que este juez es bueno, conocemos su rostro, el rostro de Cristo resucitado, de Cristo crucificado por nosotros. Por eso podemos estar seguros de su bondad y seguir adelante con gran valor”.

Esta esperanza, añadió el pontífice, “hace tolerables los sufrimientos del momento presente, que no son comparables a la gloria futura“.

     
  Benedicto XVI

Comentando la primera carta a los Tesalonicenses, el sucesor del apóstol Pedro explicó que el mensaje esencial de Pablo, más allá de las imágenes con las que describe la vuelta de Cristo, es que “nuestro futuro es estar con el Señor; en cuanto creyentes, en nuestra vida nosotros ya estamos con el Señor; nuestro futuro, la vida eterna, ya ha comenzado“.

El Papa habló también sobre la expresión ¡Maranà, thà! que literalmente significa “Señor nuestro, ¡ven!”, y que a veces encuentra dificultades entre los cristianos hoy.

“¿Podemos rezar también nosotros así? Me parece que para nosotros hoy, en nuestra vida, en nuestro mundo, es difícil rezar sinceramente para que perezca este mundo, para que venga la nueva Jerusalén, para que venga el juicio último y el juez, Cristo”.

Sin embargo, aseveró Benedicto XVI, es necesario rezar “para que el mundo sea profundamente cambiado, que comience la civilización del amor, que llegue un mundo de justicia y de paz, sin violencia, sin hambre. Queremos todo esto: ¿y cómo podría suceder sin la presencia de Cristo?

El Santo Padre añadió que es necesario que Cristo venga “donde hay injusticia y violencia, a los campos de refugiados, en Darfur y en Kivu del norte, en tantos lugares del mundo, donde domina la droga, entre los ricos que viven solo para sí mismos, donde Dios es desconocido“.

Ven a tu mundo y renueva el mundo de hoy. Ven también a nuestros corazones, ven y renueva nuestra vida, ven a nuestro corazón para que nosotros mismos podamos ser luz de Dios, presencia suya. En este sentido rezamos con san Pablo: ¡Maranà, thà! “¡Ven, Señor Jesús!”, concluyó.

El IPF lleva al Defensor del Menor el día del “Orgullo Gay Infantil”

El lobby gay lo celebrará esta noche junto al “día del orgullo gay”.

La homosexualidad en la escuela, lema del “día del orgullo”

La homosexualidad en la escuela, lema del “día del orgullo”

El lobby gay aprovecha las políticas sexistas del Gobierno en la escuela

El Instituto de Política Familiar de Baleares ha denunciado ante la Oficina de Derechos del Menor del gobierno regional balear la utilización de menores de 6 y 14 años en la lectura del manifiesto del día del Orgullo Gay.

La asociación lesbiana, gay, transexual y bisexual de Baleares Ben Amics ha organizado el primer “Orgullo Gay Infantil”, que empieza a las 20:00 h. de hoy.

El IPFB apoya su denuncia en los derechos que amparan a todos los menores recogidos en la Declaración Universal de los Derechos de los menores y en la legislación española, que señalan específicamente que no se puede utilizar y manipular a menores para adoctrinar sobre una tendencia sexual:

“Desde IPFB consideramos que, toda oferta formativa debe reunir de unos mínimos requisitos que eviten cualquier clase de adoctrinamiento del menor.

Y, evidentemente, el sustrato que subyace sobre la actividades anunciadas no es en modo alguno puramente informativo, sino, muy por el contrario, instigador y adoctrinador de un modo de entender la sexualidad que no forzosamente debe ser compartida, aunque sí respetada.

El mismo título de la actividad ‘Orgullo infantil’, con concomitancias clarísimas con el ‘Orgullo Gay’ ya pone en tela de juicio la idoneidad de la misma así como las supuestas intenciones didácticas de los organizadores.

Sin duda alguna corresponde a los padres, primeros responsables de la educación y formación de sus hijos, la defensa de la integridad personal de sus hijos, pero, tampoco debe dejarse en el olvido que si es el T. Supremo quién se ha visto obligado a expresar qué pueden y deben estudiar los alumnos españoles con respecto a determinadas materias, este Instituto no puede por menos que poner en tela de juicio mediante la correspondiente denuncia no solo la idoneidad de las actividades anunciadas como lúdicas y festivas, junto con la absoluta ignorancia de la capacidad pedagógica de esos anunciados monitores.

Por tales razones, denuncia ante la Oficina de Defensa del Menor la anunciada celebración del Orgullo Infantil, por estimar que implica un adoctrinamiento de los posibles niños participantes con respecto a opciones sexuales, respetables, sin duda, pero que no pueden ser objeto de inducción subliminal en los menores de edad.”

 

El Papa impondrá el palio a 34 arzobispos; entre ellos 17 de América y 2 de España

Este lunes 29 de junio, Solemnidad de San Pedro y San Pablo, en la Eucaristía que presidirá en la Basílica Vaticana, el Papa Benedicto XVI impondrá el sagrado Palio a 17 arzobispos de América y 2 españoles, entre quienes se encuentra el Arzobispo de Nueva York, Mons. Timothy Dolan; y el nuevo Primado de España, Mons. Braulio Rodríguez.

Además de los mencionados, recibirán el Palio los siguientes arzobispos:

De México: Mons. Domingo Díaz Martínez, de Tulancingo; Mons. Víctor Sánchez Espinosa, de Puebla de Los Ángeles; y Mons. Carlos Aguiar Retes, de Tlalnepantla.

De Brasil: Mons. Sérgio da Rocha, de Teresina; Mons. Maurício Grotto de Camargo, de Botucatu; Mons. Gil Antônio Moreira, de Juiz de Fora; y Mons. Orani Joao Tempesta, O. Cist., de Sao Sebastiao do Río de Janeiro.

De Colombia: Mons. Ismael Rueda Sierra, de Bucaramanga. De Venezuela: Mons. Manuel Felipe Díaz Sánchez, de Calabozo. De El Salvador: Mons. José Luis Escobar Alas, de San Salvador.

De España: Mons. Carlos Osoro Sierra, de Valencia.

De Canadá: Mons. J. Michael Miller, C.S.B., de Vancouver; y Mons. Pierre-André Fournier, de Rimouski.

Finalmente, de Estados Unidos: Mons. Allen Henry Vigneron, de Detroit; Mons. Robert James Carlson, de Saint Louis; Mons. George Joseph Lucas, de Omaha; y Mons. Gregory Michael Aymond, de New Orleans.

Monseñor Osoro: “La Iglesia no es una ONG”.

 

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro

El arzobipo de Valencia, Carlos Osoro, instó “impulsar una educación para la solidaridad, que supere el individualismo o el consumismo”, durante la conferencia que impartió en la Gran Asociación de Beneficencia Domiciliaria Nuestra Señora de los Desamparados.

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, asegura que la Iglesia “no es una ONG” y que su acción caritativa “debe ir acompañada de la fe y la esperanza cristianas” porque es “un reflejo del amor de Dios a los hombres“, apuntó, según informaron en un comunicado fuentes del Arzobispado. “En muchos casos, incluso en las personas pobres, la falta de conocimiento del amor de Dios es la raíz más profunda de su sufrimiento”, señaló.

 Asimismo, animó a las entidades benéficas católicas a “hacer presente a los más pobres el amor de Dios, acercándonos a ellos físicamente para atenderles en sus necesidades materiales y espirituales”, explicó.

 Monseñor Osoro, que se refirió así en una conferencia que pronunció en la Gran Asociación de Beneficencia Domiciliaria Nuestra Señora de los Desamparados, agregó que “la nueva evangelización de la Iglesia se dará si estamos con los más pobres, ayudándoles, para que sean protagonistas de su propio desarrollo”.

 Durante su intervención, que se centró en ‘Los retos de la caridad hoy’, instó a “impulsar” una “educación para la solidaridad, que supere el individualismo o el consumismo que están produciendo un gran deterioro familiar y social”.

 Mostró, además, su “preocupación” porque la actual crisis “que llamamos económica, pero que también es antropológica y moral” y que “está provocando nuevas situaciones de marginación y de desamparado, debido también a unas estructuras injustas presentes en nuestra sociedad”, dijo, según las mismas fuentes.

 El prelado, que pronunció su conferencia dentro del II Foro de Educación y Solidaridad organizado por la Gran Asociación, fue distinguido por la entidad con el título honorífico de ‘Augusto Protector’, que en la actualidad únicamente posee el rey don Juan Carlos, en reconocimiento a su “labor y a su persona”, según señaló el presidente de la Gran Asociación, Fernando Musoles, afirmaron.

 Autoridades

A la conferencia del prelado asistieron, entre otras autoridades, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Grau; los rectores de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV) y de la CEU Cardenal Herrera, José Alfredo Peris y José Alberto Parejo Gámir, respectivamente; el director general de Inmigración, Josep Maria Felip, y el secretario autonómico de Familia y Coordinación Social, David Calatayud.

 Además, acudieron representantes y miembros de entidades benéficas católicas, como Cáritas Diocesana, Manos Unidas, la Fundación Ad Gentes, la Casa Cuna Santa Isabel o la Asociación de Padres de Discapacitados Psíquicos (Aspadis). La conferencia fue presentada por el coordinador del Foro de la Gran Asociación y vicerrector de Evangelización, Cultura y Atención Pastoral de la UCV, José Luis Sánchez.

 El Foro de Educación y Solidaridad pretende ser “un faro de referencia ante la sociedad valenciana, en el que educación y solidaridad sean considerados los cimientos desde donde se hará una reflexión permanente sobre los temas nucleares de estas dos dimensiones de construcción de la estructura humana“, indicó Sánchez, según las mismas fuentes.

Leguina insiste: El aborto es un mal y no un derecho

El político y ex diputado socialista Joaquín Leguina, ha señalado hoy que: “no estamos discutiendo sobre si es bueno o malo el aborto, el aborto es malo, es un mal”.

El ex presidente socialista de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina

El que fuera el primer presidente de la Comunidad de Madrid (1983-1995), Joaquín Leguina, ha vuelto a insistir en su postura sobre el aborto: “El aborto es malo” ha afirmado tajante. “Y sino que se lo digan a las mujeres que se han visto forzadas abortar (…), ha apuntado.  “El debate se convierte en los pro-abortista…  ¿Pero quiénes son proabortistas?… se ha preguntado para luego asegurar: “Nadie en su sano juicio es proabortista, nadie en su sano juicio señala eso como un derecho”, ha dicho.  

 Leguina ha asegurado que “este debate no nos lleva sino a la derrota, a perder votos”. “¿Y porqué se produce?, –ha insistido-, pues para intentar provocar a la Santa Madre Iglesia Católica, que a veces también se pasa de frenada, y que asusten al personal y que ese personal asustado venga a votarnos a nosotros”, ha concluído.

Benedicto XVI: san Pablo estaba en comunión con el resto de los Apóstoles

La actualidad de san Pablo en un mundo multirreligioso

La importancia que concede en sus cartas a la Tradición viva de la Iglesia “demuestra cuán equivocada está la visión de quienes atribuyen a Pablo el invento del cristianismo”, explicó este miércoles Benedicto XVI durante la audiencia general.

El Papa dedicó la catequesis por quinta vez a la figura del apóstol san Pablo, en esta ocasión, en relación con los Doce y con la Iglesia de Jerusalén. La audiencia tuvo lugar en la Plaza de San Pedro, y en ella participaron cerca de 15.000 peregrinos de los cinco continentes, entre ellos varios grupos procedentes de Europa del Este y de Oceanía.

Según explicó Benedicto XVI, la relación entre Pablo y el resto de los apóstoles “estuvieron siempre marcadas por un profundo respeto y por la franqueza que en Pablo derivaba de la defensa de la verdad del Evangelio”.

Destacó especialmente la relación con Pedro, a quien consultó durante quince días sobre la vida terrena de Jesús.

Según el Papa, Pablo transmite fielmente en sus Cartas las dos fórmulas fundamentales de la tradición viva de la Iglesia, que son el anuncio de la Resurrección y la Eucaristía.

Estas fórmulas, que contienen las palabras de Jesús en la Última Cena y la enumeración de las apariciones del Resucitado, “son elementos constitutivos y conciernen a la Eucaristía y a la Resurrección; se trata de textos ya formulados en los años treinta”.

“Él los transmite verbalmente, tal y como los ha recibido, con una fórmula muy solemne: “Os transmito cuanto he recibido”. Insiste por tanto en la fidelidad a cuanto él mismo ha recibido y fielmente transmite a los nuevos cristianos”, añadió el Papa.

Además, ambas fórmulas constituyen también el nudo de la teología paulina, explicó, pues las palabras de Jesús en la Última Cena “son realmente para Pablo centro de la vida de la Iglesia”.

“De este centro eucarístico, del que nace siempre de nuevo la Iglesia -también para toda la teología de Pablo, para todo su pensamiento- estas palabras tienen un notable impacto sobre la relación personal de Pablo con Jesús”.

El otro texto, sobre la Resurrección, nos transmite de nueva la misma fórmula de fidelidad. San Pablo escribe: “Os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce”.

Al incluir su propia experiencia en el camino de Damasco, Pablo “subraya la identidad y la unicidad del anuncio del Evangelio: tanto ellos como yo predicamos la misma fe, el mismo Evangelio de Jesucristo muerto y resucitado que se entrega en la Santísima Eucaristía”, añadió el Papa.

Por tanto, explicó, la importancia que Pablo confiere a la Tradición viva de la Iglesia “demuestra cuán equivocada está la visión de quienes atribuyen a Pablo el invento del cristianismo: antes de proclamar el evangelio de Jesucristo, le ha encontrado en el camino de Damasco y lo ha conocido en la Iglesia”.

“Cuanto más intentamos seguir las huellas de Jesús de Nazaret por los caminos de Galilea, tanto más podemos comprender que él ha tomado a cargo nuestra humanidad, compartiéndola en todo excepto en el pecado. Nuestra fe no nace de un mito, ni de una idea, sino del encuentro con el Resucitado, en la vida de la Iglesia”, concluyó el Papa.