El Gobierno limita la reagrupación de extranjeros.

ADEMÁS PROPONE ELEVAR LAS SANCIONES

El Gobierno limita la reagrupación de extranjeros

El Gobierno ha aprobado el informe sobre la reforma de la Ley de Extranjería, que plantea limitar la reagrupación de los ascendientes. Según esta normativa sólo podrán venir los mayores de 65 años y si su familiar reside en España desde hace más de cinco años, y además eleva las sanciones en esta materia.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega

María Teresa Fernández de la Vega, acompañada del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha explicado que el anteproyecto de ley va a permitir perfeccionar el sistema de entrada legal y ordenada de flujos migratorios y aumentar la lucha contra la inmigración ilegal.

El texto entrará en el Congreso de los Diputados en el primer trimestre de 2009, después de ser analizado por el Consejo de Estado, el Consejo Económico Social y el Consejo General del Poder Judicial, entre otros.

Una de las principales novedades de la reforma es la limitación a la reagrupación familiar. En este sentido, el ministro Corbacho ha apuntado a la necesidad de acabar con algunas “contradicciones”, como el hecho de que los hijos reagrupados en edad laboral tengan vetado el permiso de trabajo, lo que ahora se corrige.

Además, la futura ley distingue entre la reagrupación del núcleo familiar -que “debe ser lo más rápido posible”- y los ascendientes, que ya que sólo podrán venir a España si son mayores de 65 años y si su familiar reside en el país desde hace cinco años.

El ministro ha recalcado también la elevación de las sanciones para las infracciones en materia de extranjería, de modo que las muy graves pasan de 60.000 euros a 100.000 euros y las graves de 6.000 a 10.000 euros.

En consonancia con la Unión Europea, se pretende endurecer la contratación irregular de trabajadores extranjeros con políticas no sólo destinadas a éstos, que “son las víctimas”, sino también hacia los empresarios.

La reforma propone además la concesión de permisos individuales a las mujeres extranjeras que son maltratadas por sus parejas, de modo que no tengan miedo a denunciar a su agresor.

Mons. Rouco: “La sociedad, el Estado y la cultura tienen que promover la familia y no lo contrario”.

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela ha declarado a Popular Televisión a propósito de la convocatoria para celebrar la Festividad de la Sagrada Familia, que tendrá lugar el próximo 28 de diciembre, que “La Sociedad, el Estado y la Cultura tienen que promover la familia y no lo contrario”.

Declaraciones del cardenal arzobispo Antonio María Rouco Varela

El cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha declarado a Popular Televisión “que nos sintamos familia y casa de Dios lo más cercanamente posible es una cosa muy bella y además con eso damos testimonio ante la Sociedad y ante el Mundo”.

“Merece la pena, no debemos perder le valor de la familia”.

Tenemos que promoverlo por todos los medios legítimos posibles: “La Sociedad, el Estado y la Cultura tienen que promover la familia y no lo contrario”.

Asimismo, Monseñor Antonio María Rouco Varela ha invitado a todos los fieles de la diócesis de Madrid y España a participar este año en una Eucaristía para celebrar la festivdad de la Sagrada Familia.

El año pasado, el acto congregó a más de un millón de personas en la madrileña plaza de Colón.

El Gobierno ya tiene una decisión: ley de plazos

Moneo (PP) : el Gobierno quiere “aborto libre” y la subcomisión se ha cerrado “en falso”

Sandra Moneo, portavoz del PP en la subcomisión del aborto, ha criticado la “actitud absolutamente cerrada” del PSOE.  Ha denunciado que el PSOE ha utilizado la subcomisión del aborto como una “coartada porque el Gobierno “ya tiene una decisión” y se llama “ley de plazos” y “aborto libre”.

Sandra Moneo, portavoz del PP en la subcomisión del aborto

Sandra Moneo


OAS_sitepage=”www.cope.sin/”; //esta variable vendrá definida ya.
tipoAD = “playeraudio”; //variable a definida en página.
posicionAD = “@x90!x90”; //variable a definida en página.
document.write(flashControlIDAjax(“http://cope.stream.flumotion.com/cope/ondemand/transcod/audio/1229693681870375151.mp3.m3u”,”11214″,tipoAD,posicionAD,OAS_sitepage));
Moneo ha explicado que el PSOE“ha pretendido que “durara el menor tiempo posible, puso problemas desde el primer momento”, sobre diferentes cuestiones.
La popular ha dicho que la subcomisión ha sido un “cierre en falso” y desde el PSOE acusan al PP de querer alargarla demasiado. También ha asegurado al PP le hubiera gustado más participación de otros grupos políticos.

El Cardenal García-Gasco anima a la “responsabilidad ética y social”

En su carta, afirma que “la Iglesia está con la Ciencia”

El Cardenal García-Gasco anima a la “responsabilidad ética y social” de los investigadores

El cardenal arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, afirma en su carta de esta semana que la Iglesia “no tiene la pretensión de intervenir en el ámbito de la ciencia médica como tal, sino de invitar a todos los profesionales de las ciencias de la salud, y a todas las personas, a actuar con responsabilidad ética y social”.

La Iglesia mira con esperanza la investigación científica

En su carta, que titula “La Iglesia, con la Ciencia”, el Cardenal anima a “apoyar a los hombres y mujeres que se dedican a la ciencia y, de modo especial, a la ciencia médica, y que prestan un precioso servicio al bien integral de la vida y dignidad de cada ser humano”.

El purpurado se refiere a la Instrucción de la Santa Sede «Dignitas personae», que se hizo pública el pasado viernes, e insiste en que la Iglesia “mira con esperanza la investigación científica y desea que sean muchos los cristianos que contribuyan al progreso de la biomedicina y testimonien su fe en ese ámbito”.

Igualmente, expresa su deseo de que las investigaciones “sirvan también a quienes trabajan en las áreas más pobres y azotadas por las enfermedades”, y advierte que “los grandes descubrimientos en medicamentos, que no se comparten o quedan para uso exclusivo de los países o de los enfermos ricos, ponen de manifiesto que la ciencia si no va acompañada de un uso generoso, responsable y solidario, no remediará nunca los grandes males de la humanidad”.

En su carta, el cardenal García-Gasco defiende que “todo profesional de las ciencias de la salud está llamado a salir al encuentro de la fragilidad humana, a intentar curar sus patologías, a aliviar el dolor y a hacer llegar al mayor número de personas de todo lugar y condición los beneficios de la salud integral”.

Sin embargo, lamenta también el purpurado que haya “representantes de los campos de la filosofía y de la ciencia que consideran que provocar la muerte puede estar justificado para evitar el propio sufrimiento o, incluso, en beneficio de otros sujetos”.

Además, el Cardenal manifiesta “con toda claridad” que existe un principio fundamental propio de toda ética que reconoce la dignidad humana: “a cada ser humano, desde la concepción hasta la muerte natural, se le debe reconocer la dignidad de persona”.  Este principio,  que “expresa un gran `sí´ a la vida humana, debe ocupar un lugar central en la investigación biomédica, que reviste una importancia siempre mayor en el mundo de hoy”.

Al término de su carta, el titular de la archidiócesis de Valencia constata cómo los progresos científicos provocan “esperanza y, en ocasiones, perplejidad en sectores cada vez más vastos de la opinión pública” y considera que “cuanto mejor sea la reflexión ética y científica, mejor se formará la opinión pública sobre las últimas consecuencias y alcances de cada opción”. Precisamente, “a ello, quiere contribuir la Iglesia, alejada de intereses mercantiles y económicos, con la Instrucción «Dignitas personae» y sus propuestas”, concluye el cardenal.

PRISA denuncia el “amiguismo” del CAC.

12 frecuencias para Teletaxi

El Grupo PRISA denuncia el “amiguismo” del CAC

El Consejo del Audiovisual de Cataluña sigue recibiendo críticas por el último reparto de emisoras que pretende deja a la COPE sin dos frecuencias, en Lérida y Gerona, respectivamente. El Grupo PRISA también ha denunciado hoy el “amiguismo” del CAC.

Consejo Audiovisual de Cataluña

El País denuncia hoy que el grupo Teletaxi, de Justo Molinero, basado en una fórmula de canción española, copla, flamenco y consulta astrológica, obtuvo un total de 150 puntos sobre un máximo de 150 para adjudicarle 12 emisoras en el último y polémico concurso.

Dicha puntuación fue la única que estuvo por encima de emisoras como la SER, Onda Cero e incluso RAC

Fuentes del CAC explicaron al diario de Prisa que las puntuaciones se otorgaron en función de los proyectos redactados.

Informe: el negro futuro demográfico de la Unión Europea.

Informe: el negro futuro demográfico de la Unión Europea

A partir de 2015 habrá más muertes que nacimientos en la Unión Europea y la población en edad de trabajar irá disminuyendo a razón de 1-1,5 millones al año. Este declive demográfico es un freno al dinamismo de la economía, que no puede ser compensando totalmente por la inmigración. Por eso la Comisión Europea busca remedios para estimular la natalidad, mantener activos a los trabajadores mayores y aumentar el empleo femenino.

El número de hijos por mujer ha bajado significativamente desde mediados del siglo pasado

Una muestra de esta preocupación es el Informe Demográfico 2008 (1), recién publicado, en el que la Comisión actualiza las previsiones de población que hizo en un informe anterior de 2006.

El primer capítulo presenta los últimos datos sobre los tres factores que determinan la pirámide de población europea: nacimientos, muertes e inmigración.

El número de hijos por mujer ha bajado significativamente desde mediados del siglo pasado. Las mujeres nacidas en 1945 han tenido como media 2,11 hijos, mientras que las nacidas en 1965 tienen 1,77. La tasa de fecundidad de las cohortes más jóvenes solo puede ser estimada, pues todavía no ha acabado su vida reproductiva. Pero actualmente está en torno a 1,5 hijos, con una ligera subida en los últimos años.

Un cambio que incide en la fecundidad es el retraso de la primera maternidad, que ha pasado de 24,4 años en 1960 a 27,5 años en 2003. Como ahora las mujeres tienen hijos más tarde, es posible que al final de su vida reproductiva suba ligeramente la tasa de fecundidad, pero siempre estará por debajo del 2,1 necesario para la sustitución de las generaciones.

La inmigración y la brecha demográfica

El segundo factor que determina la población es la mortalidad. Y en este aspecto el progreso médico ha conseguido que cada vez vivamos más años y en mejores condiciones. En 2004 la esperanza de vida era de 81,5 años para las mujeres y 75,2 para los hombres.

Sin embargo, hay una significativa diferencia este-oeste, sobre todo en lo que respecta a los hombres. Mientras que en ocho países del centro y este de Europa los hombres pueden esperar vivir unos 65-70 años, en el oeste la esperanza de vida sube a más de 76 años. También hay diferencias dentro de cada sociedad, pues un estatus socioeconómico más elevado va unido también a una esperanza de vida más alta.

Cada vez más población mayor, cada vez menos jóvenes. ¿Cubrirá la inmigración la brecha demográfica? En los últimos trece años (1995-2007) la población de los 27 países que hoy forman la Unión Europea (EU-27) se incrementó con 15,5 millones de inmigrantes, 11 de ellos durante los últimos seis años del periodo. Pero las tres cuartas partes de esos inmigrantes han sido acogidos por solo tres países: Reino Unido, España e Italia, que es donde más debates ha suscitado la presión migratoria.

Las previsiones de una mayor inmigración y de una elevación de la fecundidad hacen que las últimas estimaciones de Eurostat sobre el tamaño futuro de la población europea varíen bastante respecto a las que hizo en 2004. Pero ya se ve que estas previsiones hay que acogerlas con cautela.

Las nuevas proyecciones dicen que la población de EU-27 pasaría de 495 millones en 2008 a 521 millones en 2035, para disminuir después progresivamente hasta 506 millones en 2060. A partir de 2015 habría más muertes que nacimientos, lo que marcaría el fin del crecimiento natural. Desde entonces, el único factor de crecimiento demográfico sería el saldo migratorio positivo. Sin embargo, a partir de 2035 la inmigración no sería suficiente para compensar la variación natural negativa, y la población comenzaría a bajar.

A lo largo de todo el periodo de proyección la estructura de la población iría envejeciendo. Los mayores de 65 años pasarían de ser el 17% de la población en 2008 al 30% en 2060.

Un cambio ya próximo es que la jubilación de la generación del baby boom de postguerra va a suponer un desequilibrio preocupante entre la población activa y los retirados. Actualmente, por cada persona de más de 65 años hay cuatro en edad de trabajar (15-64 años); en 2050, habrá solo dos activos por cada jubilado. El informe cree que la inmigración puede ayudar a aliviar la escasez de trabajadores que se producirá por el declive de la población en edad de trabajar.

El nuevo panorama familiar

El informe dedica particular atención a la modernización de las políticas familiares para adaptarlas a los cambios económicos y sociales.

El panorama familiar ha cambiado, lo que en algunos casos tiene también sus costes sociales. La gente se casa más tarde (a los 27,5 años las mujeres y a los 29,8 los hombres), cuando se casan, pues la cohabitación sin matrimonio se ha generalizado: una amplia proporción de niños –de un 25% a un 50% según los países– nacen de padres no casados. De todos modos, los hogares de parejas, casadas o no, con hijos representaban el 80% de los hogares con niños. Los hogares monoparentales, la mayoría a cargo de mujeres, eran el 14% de los hogares con niños.

Otro problema es que la tasa de divorcio ha crecido desde los años 70, y en algunos países casi se ha duplicado. Hoy el 20% de las bodas corresponden a personas divorciadas que buscan una segunda oportunidad.

La creciente esperanza de vida, la mayor autonomía de las personas mayores y también los efectos del divorcio contribuyen al aumento de los hogares unipersonales. En 2005, el 27,7% de los hogares eran de este tipo.

Cómo ayudar mejor a las familias

Ante estos cambios en la realidad familiar, ¿cómo ayudar mejor hoy día a las familias? El informe mide la efectividad de las políticas familiares atendiendo a su capacidad de reducir el riesgo de pobreza de los diversos tipos de familia y por las tasas de fecundidad, que pueden ser vistas como un índice de si los padres pueden realizar su deseo de tener hijos.

Las familias monoparentales son la que tienen un mayor riesgo de pobreza: nada menos que un tercio de las personas que viven en estas familias son pobres, frente a un 16% en la población en general. También las familias numerosas (dos adultos con tres o más hijos) tienen un riesgo de pobreza (24% ) superior a la media, aunque menos que las monoparentales. En cambio, solo el 7% de los hogares con hijos en los que los dos padres trabajan sufrían el riesgo de pobreza.

Otra realidad que debe ser tenida en cuenta es que los países con alto nivel de participación laboral femenina son también aquellos con tasas de fecundidad más altas, lo que da a entender que lo más decisivo es lograr una conciliación satisfactoria entre familia y trabajo.

Sin embargo, actualmente el gasto social dedicado a las familias y a los niños –un 2,1% del PIB de EU-27 en 2005– se orienta sobre todo a los subsidios monetarios: las tres cuartas partes se destina a subsidios familiares por hijos y el otro cuarto a servicios.

El informe sugiere aquí un cambio de política, ya que las tasas de fecundidad tienden a ser superiores en los países con mejor provisión de servicios para la custodia de los niños y con mayor participación de la mujer en el mercado laboral. Por eso, concluye, “una reorientación del apoyo a las familias hacia medidas que faciliten la conciliación de trabajo y vida familiar parece deseable, tanto para reducir la pobreza como para elevar las tasas de fecundidad. Además, aumentaría el empleo y reforzaría así la capacidad de la UE para cubrir las necesidades de un población envejecida”.

En definitiva, la Comisión Europea quiere favorecer que las mujeres en edad de tener hijos aumenten su participación laboral, también porque es un medio para cubrir la futura escasez de trabajadores. Actualmente, la diferencia de tasa de empleo entre hombres y mujeres de 25-49 años es de 16 puntos, margen que se podría rebajar. Pero también es verdad que el informe basa sus consideraciones en motivos solamente económicos, sin plantearse lo que puede ser mejor para la crianza de los niños pequeños. Y el tradicional debate de si es mejor para los niños pequeños estar en casa con su madre o en la guardería sigue estando abierto.

————————-

NOTAS

(1) Demography Report 2008: Meeting Social Needs in an Ageing Society.

Informe Libertad Religiosa. Eritrea.

ERITREA

PERTENENCIA
RELIGIOSA
Cristianos 50,5%
Musulmanes 44,7%
Otros 4,8%
IGLESIA
CATÓLICA
Bautizados
141.000
SUPERFICIE
117.600 km2
POBLACIÓN
4.595.000
REFUGIADOS
5.042
DESPLAZADOS
32.000

El Gobierno lleva ya algunos años persiguiendo cualquier manifestación
religiosa, razón por la que, desde 2004, el Departamento
de Estado de EE.UU. incluye a Eritrea en su lista de países que
violan la libertad religiosa, una lista donde solo aparecen aquellos
Estados que se oponen a este derecho con la mayor violencia.
En un decreto de 2002, las únicas religiones reconocidas oficialmente
por el Gobierno son el islam, la Iglesia copto ortodoxa, la
Iglesia católica y la Iglesia evangélica afiliada a la Federación Luterana
Mundial, que representan aproximadamente a un 90% de la
población, y que deben declarar al Estado todos sus bienes y recursos
económicos. Los demás grupos religiosos deben registrarse.
A los grupos no registrados no les está permitido realizar actividad
alguna. Para inscribirse en el registro oficial, deben
presentar una lista de todas sus propiedades, una lista de los miembros
e información personal sobre los líderes. Todos los edificios
e infraestructuras no pertenecientes a las cuatro principales confesiones
han sido suprimidos. Además, según Human Rights Watch
y otras fuentes, desde la entrada en vigor del decreto respectivo y
hasta finales de 2007, se han denegado todas las solicitudes de registro,
pero gracias a dichas solicitudes, el Gobierno lo sabe todo
de cada grupo, incluso qué bienes posee y los nombres de sus líderes
y creyentes.
En 2002 se puso en marcha una persecución sistemática de todas
las actividades religiosas no autorizadas, incluso en lugares privados,
dirigida sobre todo contra las minorías cristianas y los grupos
musulmanes integristas. No obstante, hay regiones donde las autoridades
son más tolerantes y permiten que los grupos no registrados
se reúnan en domicilios particulares, algo totalmente prohibido
en otros lugares del país.
Varias fuentes indican que unas 2.000 personas están en prisión
por motivos religiosos (según Compass Direct, el 95% de ellos son
cristianos pertenecientes, en primer lugar, a grupos evangélicos no
reconocidos). Estos creyentes, arrestados a partir de mayo de 2002
debido a sus creencias, permanecen recluidos durante meses y
años sin cargos ni juicio, pese a que la ley prohíba una reclusión
sin cargos superior a 30 días. Además, en muchos casos están en
prisiones militares y en condiciones extremadamente duras y sin
asistencia médica.

Según Amnistía Internacional y otras fuentes, las abjuraciones forzadas por medio de
torturas físicas y psicológicas son frecuentes. Muchos presos permanecen en celdas subterráneas
o en contenedores de metal que se recalientan al sol y no aíslan del frío en invierno.
Es habitual que la policía irrumpa en los domicilios para detener a familias enteras
por reunirse para rezar o celebrar una boda religiosa en privado.
La represión se ha recrudecido desde que el presidente, Isaías Afewerki, declaró el 5 de
marzo de 2004 que el Gobierno ya no iba a tolerar los movimientos religiosos que tendieran
a «distanciar [a los ciudadanos] de la unidad del pueblo eritreo y a distorsionar el
verdadero significado de la religión».
El estado de emergencia, en vigor desde hace años, permite aplicar disposiciones especialmente
restrictivas. Además, desde 2005 han aumentado las intervenciones policiales,
las detenciones y las injerencias del Gobierno en las actividades de las cuatro religiones
oficialmente reconocidas.
Los grupos religiosos no pueden publicar revistas, ni siquiera de contenido exclusivamente
religioso, y deben contar con una autorización para editar y distribuir cualquier
documento.

Católicos
El 16 de agosto de 2007, las autoridades ordenaron a la Iglesia católica la cesión de toda
su infraestructura social (entre otros, escuelas, clínicas, orfanatos y centros de educación
para mujeres) al Ministerio de Bienestar Social y Trabajo, pretextando una ley de 1995 según
la cual las actividades sociales privadas deben contar con una autorización gubernamental
especial. Esta ley la utiliza el Gobierno para entrometerse sistemáticamente en todo
lo que hace la Iglesia. El clero y la jerarquía se opusieron firmemente a esta medida. Al
día siguiente, 17 de agosto, cuatro obispos enviaron una carta de protesta.
La Iglesia no acepta las injerencias del Gobierno en materia de fe y organización interna.
Compass Direct, por ejemplo, señala que desde finales de 2003 los obispos se niegan
a enviar al Departamento de Asuntos Religiosos informes completos sobre sus actividades
eclesiales y pastorales, por considerarlas asuntos internos de los que solo deben
informar a la Santa Sede. Asimismo, se negaron a cumplir una orden de 2005, según la
cual los sacerdotes y seminaristas menores de 40 años debían realizar el servicio militar,
indicando que llevar armas «es incompatible con una actividad sacerdotal». En este país,
el servicio militar es obligatorio y dura 18 meses, pero las autoridades pueden retener a
cualquiera en sus filas por un periodo ilimitado.
Las otras tres religiones reconocidas –ortodoxos, luteranos evangélicos y musulmanes–
han aceptado que su clero realice el servicio militar.
El 16 de noviembre de 2007, fueron deportados 11 misioneros (sacerdotes y religiosas)
de diferentes nacionalidades, a los que no se les había renovado el permiso de residen-
cia. La agencia Habeshia apuntó que los misioneros «siempre han contribuido al progreso
y desarrollo de nuestro país, por lo que su expulsión supone un acto altamente incivilizado
del régimen, que perjudica a la población […] con el cual se pretende intimidar
a la jerarquía católica».

Miembros de la Iglesia ortodoxa
Las injerencias del Gobierno en los asuntos de la Iglesia ortodoxa son extremadamente
graves. En torno a un 40% de los eritreos se considera copto-ortodoxo de nacimiento. En
agosto de 2005, el Gobierno violó abiertamente las leyes internas de esta Iglesia al deponer
al patriarca ortodoxo Abune Antonios, después de que él protestara contra la detención
sin cargos de tres sacerdotes. El Gobierno designó administrador regente al abogado
Yeftehe Dimetros, pese a que la ley canónica de la Iglesia ortodoxa eritrea
establezca que este cargo debe ocuparlo un obispo designado por el Patriarca. El 5 de diciembre
de 2006, el Gobierno ordenó a todos los sacerdotes ortodoxos la transferencia
de todos los ingresos por donativos y colectas a una cuenta bancaria del Estado, para pagar
sus salarios. Además, el Gobierno fijó el número máximo de sacerdotes permitido
por parroquia, indicando que los sacerdotes excedentes debían presentarse en los cuarteles
de Wi’a para alistarse en el Ejército. Como consecuencia, se levantó una ola de protestas,
y el 17 de enero de 2007, la oficina de Dimetros advirtió a quince sacerdotes que
protestaron contra estas medidas que «mantuvieran la boca cerrada».
Pese a todo, el Patriarca Antonios fue oficialmente destituido en enero de 2006 por un
Sínodo secreto y acusado de herejía (la ley canónica de la Iglesia copto-ortodoxa prohíbe
elegir a un nuevo Patriarca mientras el anterior siga con vida y no haya sido depuesto
por el Consejo Eclesial por herejía, comportamiento inmoral o grave enfermedad física
o mental). Ese mismo mes, el Patriarca depuesto envío al Sínodo una carta abierta
donde negaba todas las acusaciones y excomulgaba a varios de sus miembros, así como
a varios funcionarios del Estado y dirigentes del Gobierno.
Parece ser que durante su arresto domiciliario en 2006 y 2007, a Antonios ni siquiera se
le permitió comulgar. El 20 de enero de 2007, se le retiraron por la fuerza las vestimentas
y la insignia patriarcales, según informó un grupo de monjes en el sitio asmarino.com
de Internet. Después lo trasladaron a un paradero desconocido, sin que desde entonces
se hayan tenido noticias ciertas sobre él. Según fuentes oficiales, este sacerdote anciano
de más de 80 años de edad no está arrestado, sino que se ha retirado voluntariamente a
un monasterio.

En abril de 2007, el Sínodo se reunió para nombrar al nuevo Patriarca. Según un comunicado
oficial, el 19 de abril «designaron de forma unánime» al obispo Dioskoros Mendefera,
calificado por el grupo Christian Solidarity Worldwide en su sitio de Internet
(www.csw.org.uk) de «obispo renegado» nombrado «a los 16 meses de la destitución ile-
gal del legítimo Patriarca». El grupo habla de esta «injerencia de gravedad sin precedentes
y totalmente inaceptable por parte del Gobierno eritreo en los asuntos de la Iglesia
». El 23 de abril, una página opositora (www.asmarino.com) publicó un comunicado
firmado por «sacerdotes, monjes, diáconos y creyentes de la Iglesia ortodoxa eritrea»,
según la cual «cuando los obispos exigieron votar, se les dijo que no había cabida para
más discusiones». «El pueblo eritreo debe saber que han vuelto a ser abiertamente vulnerados
los derechos y la fe de los dos millones de seguidores de la fe ortodoxa de este
país. El Gobierno ha terminado de depredar a esta Iglesia».
Para el patriarca Shenoudah III, cabeza de la Iglesia copto-ortodoxa egipcia, Antonios sigue
siendo el líder legítimo de la Iglesia ortodoxa eritrea.
En 2004 el Gobierno prohibió la congregación de Medhane Alem, un movimiento de renovación
de la Iglesia copta perseguido desde entonces. El 5 de enero de 2007, ocho de
sus miembros fueron arrestados en Keren. La ONG Human Rights Without Frontiers ha
informado de que fueron sometidos a largos interrogatorios para sonsacarles los nombres
de los demás miembros del grupo. El Gobierno acusa a este movimiento de herejía y de
intentar destruir a la Iglesia ortodoxa eritrea. Tres de sus sacerdotes, arrestados en abril
de 2006, llevan unos dos años en prisión. Por orden del Gobierno, en marzo de 2006 la
Iglesia copto-ortodoxa excomulgó a 65 de sus líderes por negarse a admitir el carácter
herético del movimiento. En mayo de 2006 fueron encarcelados tres de sus líderes.
Otras confesiones cristianas
Pero la situación más grave la afrontan los grupos cristianos no reconocidos.
La asociación Open Doors y la agencia de noticias Compass Direct han informado de la
muerte de al menos cuatro cristianos, provocada en los últimos dos años por torturas infligidas
en prisión para obligarlos a abjurar de su religión. El 5 de septiembre de 2007,
una creyente de la Iglesia pentecostal Rema murió en el centro de entrenamiento militar
de Wi’a. Nigsti Haile, de 33 años de edad, había sido arrestada 18 meses antes junto con
otras nueve mujeres en una iglesia de Keren.

El 17 de octubre de 2006, Immanuel Andegergesh (23 años) y Kibrom Firemichel (30
años) murieron a causa de la deshidratación y de las torturas recibidas en el campamento
militar de Adi-Quala. Habían sido arrestados dos días antes junto con otras diez personas
por asistir a un servicio religioso de la Iglesia pentecostal Rema celebrado en un
domicilio particular de Asmara.

El 15 de febrero de 2007, el cristiano evangélico Magos Solom Semere murió en el cuartel
militar de Adi-Nefase, cerca de Assab, donde permanecía recluido desde 2001 por
pertenecer a una Iglesia protestante no reconocida. Según Open Doors, su muerte «fue
consecuencia de las torturas físicas y de una neumonía crónica por la que no recibió una
atención médica adecuada».

Los cristianos evangélicos de la Iglesia Kale Hiwot (Palabra de Vida) han informado a la
agencia de noticias Compass Direct de que las autoridades prosiguen con la aniquilación
de los grupos religiosos aplicando sistemáticamente una estrategia de tres fases. Primero,
arrestan a los creyentes, principalmente, a pastores y líderes, por el simple hecho de reunirse
para rezar. A estas personas las mantienen recluidas por un tiempo indefinido y sin
cargos. En segundo lugar, la policía empieza a irrumpir con frecuencia en iglesias y otros
edificios del grupo, ya privado de sus líderes, llevándose las llaves y poniendo fin a todas
las actividades, sin hacer distinciones entre actos religiosos y labor social. Finalmente,
confiscan todas las propiedades de la Iglesia ya declarada como ilegal.
Según informa Human Rights Without Frontiers, también exigen cuantiosas fianzas con
el fin de empobrecer a los creyentes y sus comunidades. En mayo de 2006, se fijó una
fianza de 150.000 nakfas (unos 10.000 dólares) para Solomon Mengesteab, de la Iglesia
Full Gospel, y para el Sr. Yosief, de la Iglesia Rema, arrestados junto con otros 76 cristianos
en la Navidad de 2005, cuando en este paupérrimo país los ingresos medios per
cápita no superan los 300 dólares anuales. Al pastor Fanuel Mihreteab de la Iglesia Full
Gospel, arrestado en enero de 2005 en Dekemhare, también lo pusieron en libertad bajo
fianza, y para pagarla tuvo que vender varias propiedades.
El grupo Kale Hiwot desde hace años es objeto de arrestos y confiscaciones. En septiembre
de 2006, en Adi-Tezlezan, al norte de Asmara, también fueron arrestados los
pastores Simón Tsegay y Gebremichel Yohannes, ambos pertenecientes a este movimiento.
En enero de 2007 fueron puestos en libertad bajo fianza, para lo cual se vieron
obligados a vender muchos de sus bienes.

El 27 de mayo de 2007, veinte creyentes de Kale Hiwot fueron detenidos junto con sus
hijos en Dekemhare, a unos 38 kilómetros al sur de Asmara. El día 1 de junio de ese mismo
año, también fue arrestado el pastor Michael Abraha, supuestamente porque las autoridades
lo vieron oficiar una boda en un vídeo confiscado. Permaneció recluido durante
más de un mes.

En septiembre de 2007, fue detenido en Asmara el pastor Mussie Ezaz, y el 1 de octubre,
el pastor Oqbamichael Tekle-Haimanot, que ya había permanecido 10 meses en una
celda de aislamiento en 2005 por asistir a una boda cristiana.
Cabe destacar que estos son tan solo algunos de los numerosos arrestos y episodios violentos
que han padecido los grupos cristianos no reconocidos.
En octubre de 2007, Helen Berhane, una cantante eritrea de temas cristianos, encarcelada y
torturada durante dos años, logró obtener asilo político en Dinamarca. Según informó BBC
News, la cantante, miembro del grupo evangélico no autorizado Rema, había sido detenida el

13 de mayo de 2004 tras grabar y vender una cinta de himnos cristianos. Durante dos años
permaneció detenida sin juicio, encerrada en un contenedor de metal del campo de prisione-
ros de Mai Serwa, cerca de Asmara, donde recibió frecuentes palizas para obligarla a abjurar
de su religión. Gracias a una amplia campaña internacional, fue liberada a finales de octubre
de 2006, tras lo cual huyó inmediatamente a Sudán, donde obtuvo asilo. Algunos meses
más tarde fue recibida en Dinamarca. Debido a las graves heridas que le provocaron en
piernas y pies, se ve obligada a permanecer en una silla de ruedas.

El 23 de febrero de 2006, el pastor Daniel Heilemichel de la Iglesia Charismatic Word
of Power fue arrestado en su casa y encarcelado.
El pastor Iyob Berhe, detenido a principios de 2006, fue ingresado en el hospital de Mendefera
en octubre de 2006 a causa de su grave estado de salud, resultante del trato recibido
en prisión. El 23 de enero de 2007, la policía detuvo en Asmara al pastor Habtom
Tesfamichel, líder de la congregación local de la Iglesia Full Gospel.
A principios de enero de 2007, en la ciudad portuaria de Assab, 25 cristianos fueron
arrestados y recluidos en el campamento militar de Wi’a, donde los sometieron a extremas
presiones para hacerlos abjurar.
A menudo, la policía irrumpe en las bodas religiosas. El 18 de febrero de 2007, en Asmara,
siete miembros de la Iglesia ortodoxa y tres seguidores de la Iglesia Full Gospel fueron detenidos
por el simple hecho de visitar a una pareja recién casada para felicitarla.

El 29 de abril de 2007, el pastor Zecharias Abraham y ocho creyentes de la Iglesia presbiteriana
evangélica Mehrete Yesus, presente en el país desde los años cuarenta, fueron
detenidos en Asmara durante un servicio dominical previamente autorizado por el Departamento
de Asuntos Religiosos. No recuperaron la libertad hasta un mes más tarde.

El 19 de agosto de 2007, fueron arrestados en Kahawata, un suburbio de Asmara, diez
miembros de la Iglesia Full Gospel, por reunirse en un domicilio particular para rezar.

El 12 de agosto de 2007, también en Asmara, detuvieron al pastor evangélico Leul Gebreab.
Amnistía Internacional ha señalado que «todos ellos fueron arrestados por el simple
hecho de practicar pacíficamente sus creencias religiosas», razón por la que los considera
«prisioneros de conciencia».
El 4 de enero de 2007, una vez más en la base militar de Sawa, se realizó un registro entre
los mismos soldados, llegándose a confiscar 250 ejemplares de la Biblia para uso personal.
Todos los libros fueron quemados y 35 reclutas, encarcelados.
El 6 de enero de 2008, la policía irrumpió en una casa de Massawa y arrestó a los 35 cristianos
evangélicos de la Iglesia apostólica de la Fe en Cristo reunidos ahí para rezar. Fueron
puestos en libertad el 16 de febrero, tras permanecer confinados en celdas de aislamiento
todo ese tiempo.

Anglicanos
Desde octubre de 2005, el Departamento de Asuntos Religiosos viene denegándole a la
Iglesia anglicana de Asmara el permiso para reemplazar al reverendo Nelson Fernández,
vicario de la única congregación anglicana del país (de la iglesia de San Jorge de Asmara),
que había sido expulsado de Eritrea por el Gobierno. Este designó como sustituto al
reverendo Asfaha Mehari, presidente de la Iglesia evangélica de Eritrea. Se teme que el
Gobierno pretenda subordinar este grupo a la Iglesia copto-ortodoxa y cerrar el colegio
de primaria de la confesión anglicana.

Musulmanes
También son graves las interferencias del Gobierno en los asuntos religiosos internos de
los musulmanes, que representan casi a la mitad de la población. Desde hace más de diez
años, el jeque Al Amin Osman Al Amin, nombrado arbitrariamente por el Gobierno, es
la máxima autoridad islámica del país.
Desde entonces, las protestas de los creyentes no han cesado, entre otras razones, también
por la sistemática confiscación de sus propiedades religiosas. Ante las críticas y
protestas, el Gobierno reacciona con decenas de arrestos, que a menudo justifica alegando
presuntos lazos con grupos islámicos subversivos.

Testigos de Jehová
Las detenciones de estos creyentes suelen ser especialmente violentas, sobre todo, por
su negativa a realizar el servicio militar, que en Eritrea es obligatorio tanto para hombres
como mujeres. En virtud de un decreto presidencial actualmente en vigor, al negarse a
servir en el Ejército y a votar en las elecciones, estas personas «renuncian a su nacionalidad
». Como consecuencia, permanecen detenidos sin juicio por largos periodos (a finales
de 2007, al menos 25 testigos de Jehová permanecían recluidos sin juicio; algunos
de ellos, desde hacía más de 12 años, pese a que la pena máxima aplicable por no hacer
el servicio miliar sea de dos años). Además, no pueden ocupar cargos públicos y se les
retira el pasaporte y el documento de identidad, al igual que las licencias comerciales.
Ni siquiera sus matrimonios están reconocidos por el Estado.