La memoria incendiada.

La memoria incendiada hace arder la cultura.

La memoria incendiada

La noche del 10 de mayo de 1933, frente a la Universidad Humboldt, en Berlín, y en otros muchos lugares de Alemania, una multitud de estudiantes acudió a la llamada del partido nacionalsocialista para quemar miles de libros, seleccionados por sus contenidos antialemanes.

No me gustan los libros de Gibson, ni los de Suso de Toro, ni la mayoría de las novelas de Saramago. Tengo otras preferencias de lectura. Tampoco soy fan de Localia ni abonado de Canal Plus. Sin embargo, nunca se me pasaría por la cabeza proponer un cordón sanitario, defender la concesión de frecuencias a empresas inexistentes, alegrarme por el cierre de una cadena de televisión de la competencia o decir, ni en broma, que cada vez que veo un montón de libros en El Corte Inglés me entran ganas de quemarlos. Es lo que tiene la democracia, hay que ejercitar el arte de poder no tener razón y entender que uno de los fundamentos del sistema reside en la aceptación del que no opina como tú.

Decían los obispos, hace dos años, que una sociedad que parecía haber encontrado el camino de su reconciliación y distensión, vuelve a hallarse dividida y enfrentada. Una utilización de la “memoria histórica”, guiada por una mentalidad selectiva, abre de nuevo viejas heridas de la guerra civil y aviva sentimientos encontrados que parecían estar superados. Y que estas medidas no pueden considerarse un verdadero progreso social, sino más bien un retroceso histórico y cívico, con un riesgo evidente de tensiones, discriminaciones y alteraciones de una tranquila convivencia. Tal cual. No pudo ser más preclaro el diagnóstico.

Por todo ello resulta muy preocupante que, al runrún de la apertura de las fosas de nuestra memoria, un grupo de intelectuales se reúnan, y no es la primera vez, en el Círculo de Bellas Artes madrileño para manifestarse con proclamas antidemocráticas, revestidas de progreso y cultura, donde se invita a excluir de la vida pública al opositor político o a hacer una pira con los libros de los escritores que no te gustan. Ya decía el poeta alemán Heinrich Heine escribió que allí donde se comienza quemando libros, se termina quemando hombres. Basta recordar el siglo XX para comprobar que ha sido así. Literalmente así.

La memoria incendiada hace arder la cultura y nos ciega ante soflamas que poco tienen que ver con la razón y el rigor histórico. Aunque, desgraciadamente, nos hayamos acostumbrado a lo contrario, es posible otra cultura, otra expresión artística menos inflamada, sin vísceras, una memoria serenada, al estilo, por ejemplo, de la serie que esta semana nos ha ofrecido Antena 3: 20-N, los últimos días de Franco. ¡Qué grande el pequeño dictador en la piel de Manuel Alexandre! No era una gran superproducción ni aportaba, en esencia, nada nuevo, pero, tal y como están las bellas artes, ya me conformaba yo con que cada semana pudiéramos rescatar del fuego un ejemplo así de memoria audiovisual.

VIGILIA DE LA INMACULADA

María Inmaculada

María, estrella de la esperanza

El 7 de diciembre tendrá lugar la tradicional Gran Vigilia de la Inmaculada en todas las diócesis españolas y diversas naciones de Hispanoamérica.

El primer domingo del mes de diciembre, a las 21,00 horas, dará comienzo la Vigilia de la Inmaculada. Este año, el lema de las Vigilias es “María, estrella de la esperanza”, afirmación de Benedicto XVI cuando señala que “¿Quién mejor que María podría ser para nosotros estrella de la esperanza, Ella que con su “sí”, abrió la puerta de nuestro mundo a Dios mismo?”.

Se espera que el Papa envíe el tradicional mensaje de aliento y su Bendición Apostólica para los asistentes y organizadores, que se ayudan siempre en su trabajo con las oraciones y sacrificios de cerca de ochocientos conventos de almas contemplativas de España.

Estas Vigilias de Oración fueron instaurados en 1947 por el P. Tomás Morales S.J., actualmente en proceso de canonización, con su fase diocesana clausurada en Madrid en mayo del pasado año. Desde hace 62 años, se vienen celebrando ininterrumpidamente.

La vergüenza de la eutanasia en Holanda.

Eutanasia y muerte natural son incompatibles.

La vergüenza de la eutanasia en Holanda: ¿es esto lo que quieren traer a España?

La situación de Holanda tras la legalización de la eutanasia ha llegado a tal extremo que incluso provocó las críticas del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

En el 37º Congreso del PSOE, uno de cuyos ejes fue lo que ellos llaman “derecho a una muerte digna”, eufemismo que esconde la idea de permitir que los médicos ayuden a sus pacientes a suicidarse. Alguno me llamará exagerado, pero no hay que exagerar nada a la luz de lo que pasa en Holanda, donde la eutanasia es una práctica habitual desde hace varios lustros.

En 1991, después de ser despenalizada la eutanasia activa en ese país (fue finalmente legalizada en 2002), se hizo entre los médicos holandeses un estudio anual cuyos datos fueron recogidos por el Informe Remmelink. Las cifras registradas son aterradoras:

• Hubo 2.300 casos de eutanasia a petición del paciente.
• Se dieron 400 casos de cooperación al suicidio.
• 1.000 casos de eutanasia sin consentimiento del paciente.
• En 5.800 casos se retiró o no se inició un tratamiento útil a petición del paciente, por lo que murieron 4.756 enfermos.
• De 25.000 casos en que se retiró o se omitió un tratamiento sin que mediara petición del paciente, en 8.750 de ellos esta acción se realizó con la intención de terminar con su vida.
• De los 22.500 pacientes que murieron por sobredosis de morfina, la dosis se administró con la intención de acelerar la muerte en 8.100 casos.

El Informe también revelaba otros datos igual de aterradores: el 51% de los médicos entrevistados para el estudio consideraban que la eutanasia practicada sin pedir consentimiento al paciente era una opción digna de ser tenida en cuenta, mientras que el 41,1% de los médicos entrevistados confesó abiertamente haber practicado la eutanasia activa sin contar con el enfermo.

Un informe posterior, elaborado en 2001, demostró que, lejos de arreglarse, la situación tendía a agravarse todavía más:

• El número total de pacientes que murieron por dosis letal de calmantes se elevó a 28.216.
• A 28.075 pacientes se les negaron o retiraron tratamientos potencialmente efectivos para prolongar sus vidas, en una muestra clarísima del retroceso de los ciudados palativos como consecuencia de la despenalización de la eutanasia.
• Ascendió al 75% el porcentaje de médicos que reconocieron haber practicado una eutanasia activa o haber ayudado a suicidarse a un paciente.
• El dato más alarmante, sin duda, fueron los tres casos de eutanasia activa –homicidio, en la práctica– que llevaron a cabo pediatras sin petición ni del niño ni de los padres.

La situación de Holanda tras la legalización de la eutanasia ha llegado a tal extremo que incluso provocó las críticas del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas. ¿Es éste el modelo que tiene como referencia el PSOE para “ampliar derechos”?

Una buena muestra de la desfachatez del PSOE es oír a José Blanco declarando en la SER que “hay que tener derecho a una muerte digna” y “hay que garantizar derecho a cuidados paliativos de alta calidad”. Teniendo en cuenta que con lo primero se refiere a lo mismo que han legalizado en Holanda, ¿nos puede aclarar qué tienen de “dignas” las atrocidades que se están cometen allí?

Por otra parte, a la vista del retroceso de la medicina paliativa en Holanda tras la legalización de la eutanasia, y con la desastrosa situación de la sanidad y de las residencias geriátricas públicas en regiones gobernadas por el PSOE como Galicia, ¿con qué cara viene hablando ese señor de “cuidados paliativos de alta calidad”?

A la vista de los datos que os he facilitado, tengo razones de sobra para preguntarme si lo que pretende el PSOE es que se trasladen a España todas estas atrocidades. No puedo olvidar, en este sentido, el apoyo entusiasta del PSOE a un sonado escándalo de 34 casos de mala praxis médica que acabaron con la muerte del paciente, como demostró un informe del Colegio de Médicos de Madrid. Un significativo y alarmante precedente de lo que implicaría la legalización de la eutanasia en España.

La OMC rechaza el anteproyecto andaluz de muerte digna

Logo de la OMC

Después de tomarse unos días para analizar el anteproyecto de la ley andaluza sobre muerte digna, la Comisión Permanente de la Organización Médica Colegial (OMC) ha emitido una declaración rechazando el texto.

Para la OMC, el anteproyecto revela un claro desconocimiento de la realidad asistencial, y fundamenta su rechazo en que ya existen leyes que recogen sobradamente todos los supuestos. Lo que hay que hacer es vigilar y garantizar el cumplimiento de estas leyes, en lugar de introducir nuevos elementos que, según ellos, sólo contribuyen a distorsionar la realidad.  “Aunque valoramos positivamente la preocupación de Andalucía, echamos en falta el desarrollo de asuntos que ya se han legislado, como los cuidados paliativos, las voluntades anticipadas y el consentimiento informado”, manifestó el secretario general de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, que se preguntó acerca del sentido que tiene “determinar las consecuencias de unas leyes que están hechas y que no se cumplen. Para qué hacer más normas si las que hay no se están desarrollando”.

Para la OMC, el anteproyecto además generaliza y da una impresión errónea de que el encarnizamiento terapéutico es un problema frecuente, algo que negó el vicesecretario de la OMC, Francisco Toquero, quien recordó que desde el Consejo siempre se ha manifestado que “no todos los tratamientos para alargar la vida son buenos para el paciente y hay que cumplir las normas éticas del consentimiento informado, haciendo más hincapié en la Ley de Autonomía del Paciente”.

Asimismo, la declaración de la corporación médica critica que el anteproyecto contempla un régimen sancionador para los médicos que traslada a la población un mensaje de desconfianza. “No se puede coaccionar al médico”, aseveró Isacio Siguero, presidente de la OMC, que consideró que “para analizar la mala praxis ya están las comisiones de deontología y los tribunales. Además la consejera no es quién para hacerlo”, remarcó.

La eutanasia es otro debate

Rodríguez Sendín hizo especial enfásis en “no mezclar los debates, porque no es bueno mezclar temas al ciudadano que pueden llevarle a la confusión”. El secretario general de la OMC afirmó que la corporación “no huye del debate de la eutanasia”, y advirtió de que “si este tema de la muerte digna se ha hecho para generar el debate de la eutanasia, está mal hecho, porque temas tan serios hay que sacarlos de cara”

La entrada de Lukoil en Repsol.

David Vegara.

David Vegara afirma que el Gobierno analizará todos los detalles de la entrada de Lukoil en Repsol

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, constata que el Gobierno responderá sobre la operación de compra de un paquete de Repsol por parte de la rusa Lukoil cuando tenga todos los detalles y el anuncio se plantee de forma “oficial”.

No obstante, Vegara ha recordado que uno de los condicionantes del Gobierno español para ver con buenos ojos el desembarco ruso pasa por garantizar la seguridad del suministro y el respeto a los términos de los acuerdos entre accionistas de la petrolera española. “Nuestro interés es asegurar que esta empresa siga funcionando adecuadamente y cumpliendo sus objetivos”.

En breves declaraciones a los periodistas antes de intervenir en el XIII Encuentro de Economía de S’Agaró, Vegara enfatizó que de momento sólo es una propuesta a la espera de tener más detalles. “Será entonces el momento de responder”, dijo, tras reconocer que sería precipitado hacer un diagnóstico ahora y dar vía libre definitiva a la operación de Lukoil.

Vegara tampoco se desmarcó de la posición manifestada por la vicepresidenta Maria Teresa Fernández de la Vega. El Gobierno deseó que Repsol YPF siga siendo una empresa fuerte y dirigida por españoles con un plan industrial estratégico para la garantía del suministro.

La erradicación del crucifijo no favorece la convivencia.

“Lo importante es que se eduque a los niños a respetar cualquier signo religioso”, ha dicho.

Monseñor Amigo cree que la erradicación del crucifijo no favorece la convivencia

El cardenal arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo, considera que la erradicación de un signo tan arraigado en nuestra cultura como lo es el crucifijo “no favorece la convivencia”, que se construye con el “respeto”.

En el marco de la XCII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), ha dicho que “las medidas drásticas no educan a las personas”, lo importante, ha dicho, no es “tirar por la borda” los símbolos religiosos sino “ayudar a respetarlos”.

“Lo importante es que se eduque a los niños y niñas de Valladolid a respetar los signos religiosos de cualquier religión”, ha sentenciado monseñor Carlos Amigo en relación a la sentencia judicial que solicita que se retire de un colegio público de la ciudad un crucifijo que permanecía en un aula, tras la denuncia del padre de una alumna.

Rajoy: “El Gobierno hace política con nuestros instrumentos de supervivencia”

Mariano Rajoy.

Rajoy: “El Gobierno hace política con nuestros instrumentos de supervivencia”

El presidente del PP ha presentado con entusiasmo a su candidato en Galicia, Núñez Feijoó, y asegura que le ha costado hablar del Gobierno de Zapatero en este ambiente tan positivo, aunque era inevitable.

Mariano Rajoy ha acusado al Gobierno de apoyar a una promotora frente al interés general. En su opinión, el Gobierno hace política con nuestros instrumentos de supervivencia. En referencia a Repsol, dice que utiliza los sectores energéticos para hablar de política, y ha añadido que Obama no habría apostado por entregar Repsol a los rusos. Ha apelado a la importancia de la energía como “elemento de supervivencia” en cualquier país para oponerse a la venta del 20 por ciento de las acciones de Sacyr en la petrolera Repsol YPF a la multinacional rusa Lukoil, y ha contrapuesto este posicionamiento a quienes usan la luz, la gasolina o el petróleo como “instrumento de poder y para hacer política”.

“No lo vamos a aceptar”, proclamó en Santiago ante unos 7.000 militantes en el acto de aclamación al líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, como candidato a la Presidencia de la Xunta. Aunque inicialmente rechazó “hablar del otro”, en referencia al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para “no estropear el día”, finalmente dedicó unos minutos de su discurso a censurar la gestión del Gobierno central tanto de esta operación de venta de la petrolera española como de la crisis.

Así, se preguntó si el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, o el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, pondría en manos de una empresa rusa el suministro energético de ambos países, una posibilidad que cuestionó. “Pero el problema es que aquí -en España– tenemos a otro”, continuó en alusión a Zapatero, e ironizó con que el líder del PSOE seguirá en La Moncloa “por poco tiempo”.

En la misma línea, se remontó a la entrada de la constructora Sacyr en el capital de Repsol YPF con la adquisición de un 20 por ciento del accionariado, que supuso respaldar la operación con un crédito de 700 millones de euros que “alguien le concedió con el apoyo del Gobierno”, y enfatizó que “ahora hay problemas porque ese 20 por ciento vale mucho menos, hay que devolver el crédito y no se puede”.

“Y como no se puede tomamos la brillante decisión de poner en manos de una empresa rusa nuestro petróleo, nuestra luz y nuestras gasolineras”, criticó, y puso esto como ejemplo de la “ración de inmovilismo” que está dando el Ejecutivo estatal en la actual situación de crisis económica.