Posteado por: Toni Bandín | 9 marzo, 2014

V Congreso Nacional de Educadores Católicos

  • No pierdas la ocasión de asistir a la emisión on line que tendrá lugar en el auditorio del Colegio Pureza de María, Avda. del Cid 142, Valencia. Inscripción gratuita
  • El Coffee Break será cortesía de la fundación. Estáis invitados.
  • Se organizará una comida solidaria a la que también estáis invitados. Precio: 5 €. El dinero que se consiga se enviará a una escuela de primaria de la misión de Kanzenze a cargo de las Hnas. de la Pureza de María en Kolwezi, Katanga, República Democrática del Congo (ver vídeo en Youtube).
  • Os adjuntamos un dossier con una breve presentación de los ponentes del congreso.

     

Si deseas más información sobre el congreso solicítala a: i.oliver@educatioservanda.org

Posteado por: Toni Bandín | 21 diciembre, 2013

DERECHO A VIVIR y el Anteproyecto de Ley

El Gobierno ha dejado pasar 760 días para poner en marcha una reforma legal y se ha dejado por el camino 240.000 vidas humanas y el sufrimiento de miles de mujeres abandonadas ante un embarazo problemático.

MADRID, 20 DE DICIEMBRE DE 2013.- La plataforma Derecho a Vivir celebra que el Gobierno se haya decidido por fin a aprobar hoy en Consejo de Ministros el proyecto de reforma de ley del aborto, una promesa que ha retrasado en exceso, aún más si tenemos en cuenta la mayoría absoluta parlamentaria que sostiene la acción del Ejecutivo.

A juicio de la doctora Gádor Joya, “nos hubiera gustado recibir la noticia de que, por primera vez, el Gobierno de un país moderno ha decidido acabar con la lacra del aborto. Sin embargo, celebramos que por fin hayan decidido acabar con el aborto como derecho, lo que sin duda es un paso hacia adelante hacia el objetivo de conseguir el aborto cero”.

La portavoz también ha lamentado “que un Gobierno con mayoría absoluta haya dejado pasar 760 días desde su victoria electoral para poner en marcha la reforma”, y que “desde entonces, el Ejecutivo se ha despreocupado de un número cercano a 240.000 niños que han sido abortados y pesan en el debe de su acción de gobierno”.

Derecho a Vivir reclama al Ejecutivo “firmeza, diligencia y agilidad para que la reforma se lleve a cabo de la manera más seria, profunda y rigurosa posible, para garantizar el que debería ser su objetivo más importante: lograr salvar vidas”.

A falta de conocer en detalle el proyecto de ley de reforma del aborto presentado hoy, Gádor Joya, doctora en Medicina y pediatra, ha abordado algunas de las cuestiones contenidas en el texto.

Menores ante el aborto

Joya considera que “proteger a las menores haciendo partícipes a sus padres en un momento tan delicado como es enfrentarse a un embarazo inesperado es un acierto, que debería complementarse con un control de la dispensación de la píldora del día después, que en este momento es un peligro para la salud de las adolescentes”.

Aborto eugenésico

Respecto al aborto eugenésico “pese a lo defendido durante estos meses por el Gobierno, sólo se está planteando una abolición parcial. Aunque este paso va en la buena dirección, se queda corto porque establece una discriminación entre enfermos de primera y de segunda. Entre unos pacientes que pueden ser tratados y otros que no”, sostiene Joya.

Riesgo psicológico y conflicto de derechos

Desde que el ministro de Justicia comenzara a avanzar algunos de los contenidos de la reforma, ha insistido en la falsa tesis de que existe un conflicto de derechos entre la vida de los niños y el riesgo psicológico de sus madres, entendidos como iguales. A juicio de la portavoz de Derecho a Vivir, “es falso que se trate de dos derechos iguales, desde el momento en que si no se respeta el derecho a la vida ningún otro puede tener lugar. En realidad, la propia Lex Artis médica ya prevé una actuación equilibrada y profesional en casos en los que se ve gravemente comprometida la salud de la madre y del hijo. Y eso está muy alejado del aborto provocado”.

Consentimiento informado

Sobre esta delicada cuestión, Gádor Joya, como médico recuerda que “toda intervención quirúrgica necesita de un consentimiento informado y, en el caso del aborto, éste no se completa si no se le dice a la mujer la verdad de lo que se va a realizar. Debe saber que lo que se extrae de su cuerpo. Por eso debería ser obligatorio que la mujer reciba la ecografía y al menos tenga la oportunidad tener toda la información. El aborto es una intervención quirúrgica que implica una serie de riesgos físicos y psicológicos graves que no pueden ser ocultados a las mujeres”.

Control del fraude

Una de las características más importantes de la nueva norma, a juicio de la doctora Joya, “ya que no se trata de una ley que verdaderamente erradique el aborto” es que “garantice que los poderes públicos van a ser estrictos al perseguir el fraude de ley que se produce en los centros abortistas, cuya impunidad hemos podido conocer en toda su extensión en el caso del conocido empresario abortista Carlos Morín”.

Para evitar cualquier fraude “es fundamental la intervención de los profesionales del sistema sanitario público”, subraya.

Ayudas a la maternidad

Uno de los puntos que deben atenderse en la reforma, a juicio de Derecho a Vivir, es la protección de la maternidad. “Dado que esta ley no va a acabar con el aborto, es fundamental que al menos haya un respaldo a la mujer que se encuentra ante un embarazo inesperado. El 90% de las preocupaciones que llevan a una mujer a abortar se derivan de su sensación de desamparo social, familiar o laboral. El aborto es un drama para la mujer y no se la puede dejar abandonada. Por eso es necesario que la reforma legal contemple un aumento de la dotación presupuestaria a las asociaciones de ayuda a la mujer embarazada y se articule un plan nacional de adopción que sea ágil y eficaz”.

Falta de interlocución

Derecho a Vivir, una de las plataformas más activas en este campo desde su nacimiento en 2009 a raíz del anuncio de la ‘Ley Aído’, lamenta la escasa disposición del ministro y su falta de interlocución en estos dos años de Gobierno. “Lamentamos que el ministro en persona no haya querido recibirnos en estos dos años, pese a las múltiples ocasiones en que hemos solicitado una reunión para exponerle nuestro punto de vista”, señala Joya que, a pesar de este reproche confía en que “durante la tramitación del proyecto de ley se nos permita expresar en lo concreto nuestras propuestas”, concluye Gádor Joya.

Triunfo de la sociedad civil

La doctora Joya considera que el paso que se ha dado hoy responde al esfuerzo de la sociedad civil en su conjunto y de todas las asociaciones provida, muchas de las cuales trabajan día a día en la sombra para que el derecho a vivir sea protegido y las mujeres puedan ser madres en total libertad.

 

TOTAL GÁDOR JOYA: 0’34’’ (Enlace)

BRUTOS GÁDOR JOYA EN MONCLOA (Enlace)

FOTOS CONCENTRACIÓN EN MONCLOA HOY (Enlace)

 

ANTEPROYECTO DE LEY ORGÁNICA PARA LA   PROTECCIÓN DE LA VIDA DEL CONCEBIDO Y DE LOS DERECHOS DE LA MUJER EMBARAZADA

 

 

 

 

 

 

 

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo primero. Modificaciones de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal.

 

Uno. Se modifica el artículo 144, que queda redactado de la siguiente manera:

 

«1. El que produzca el aborto de una mujer, sin su consentimiento, será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años e inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria, o para prestar servicios de toda índole en clínicas, establecimientos o consultorios ginecológicos, públicos o privados, por tiempo de tres a diez años.

 

2. Las mismas penas se impondrán al que practique el aborto habiendo obtenido la anuencia de la mujer mediante violencia, amenaza o engaño.»

 

Dos. Se modifica el artículo 145, que queda redactado de la siguiente manera:

 

«1. El que produzca el aborto de una mujer, con su consentimiento, fuera de los casos previstos en el artículo 145 bis, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años e inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria, o para prestar servicios de toda índole en clínicas, establecimientos o consultorios ginecológicos, públicos o privados, por tiempo de uno a seis años. El juez impondrá la pena en su mitad superior cuando los actos descritos en este apartado se realicen fuera de un centro o establecimiento público o privado acreditado.

 

2. El que indujere a una mujer a producirse su aborto o a consentir que otra persona se lo cause, fuera de los casos permitidos por la Ley, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años e inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria, o para prestar servicios de toda índole en clínicas, establecimientos o consultorios ginecológicos, públicos o privados, por tiempo de uno a seis años.

 

3. En ningún caso será punible la conducta de la mujer embarazada.»

 

Tres. Se modifica el artículo 145 bis, que pasa a tener la siguiente redacción:

 

«1. No constituirá delito el aborto practicado por un médico o bajo su dirección, en centro o establecimiento sanitario, público o privado, acreditado y con el consentimiento expreso de la mujer embarazada, previamente informada y asesorada, cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

 

a) Que sea necesario, por no poder solucionarse el conflicto, desde el ámbito médico, de ninguna otra forma, para evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada, siempre que se practique dentro de las veintidós primeras semanas de gestación. A estos efectos, se entenderá que existe grave peligro para la vida o la salud de la mujer cuando el embarazo produzca un menoscabo importante a su salud, con permanencia o duración en el tiempo, según los conocimientos de la ciencia médica en ese momento, y así se constate en un informe motivado y emitido con anterioridad por dos médicos de la especialidad correspondiente a la patología que genera el grave peligro para la mujer, distintos de aquél que practique el aborto o bajo cuya dirección éste tenga lugar y que no desarrollen su actividad profesional en el centro o establecimiento en el que se lleve a cabo.

 

En el caso de que el grave peligro para la salud psíquica de la mujer tenga su origen en la existencia en el feto de alguna anomalía incompatible con la vida, el informe exigido en el párrafo anterior será emitido por un solo médico, debiendo acreditarse, además, tal anomalía mediante otro informe motivado y emitido con anterioridad por un médico especialista en la materia, en quien concurran los mismos requisitos. A estos efectos, se entenderá por anomalía fetal incompatible con la vida aquélla que previsible y habitualmente, en el momento del diagnóstico, se asocie con la muerte del feto o del recién nacido durante el período neonatal, aunque en condiciones excepcionales la supervivencia pueda ser mayor.

 

No será punible el aborto, aunque se superen las veintidós semanas de gestación, siempre que no se hubiese detectado o podido detectar anteriormente, con un diagnóstico certero, la anomalía incompatible con la vida del feto y así conste en el informe emitido con anterioridad, conforme a lo exigido en este apartado, o cuando exista riesgo vital para la mujer que no sea posible evitar, dentro de lo clínicamente exigible, mediante la protección de la vida del concebido a través de la inducción del parto.

 

b) Que el embarazo sea consecuencia de un hecho constitutivo de delito contra la libertad o indemnidad sexual, siempre que el aborto se practique dentro de las doce primeras semanas de gestación y el mencionado hecho hubiese sido denunciado con anterioridad.

 

2. En el caso del aborto de la mujer menor entre 16 y 18 años, no emancipada, o de la mayor de edad sujeta a curatela, será preciso el consentimiento expreso de ella y el asentimiento de los titulares de la patria potestad, tutor o curador. Si la embarazada fuera menor de 16 años o mayor de edad sujeta a tutela, además de su manifestación de voluntad, se precisará el consentimiento expreso de sus padres, si ejercieren la patria potestad, o de su tutor.

 

No obstante ello, cuando concurran serios motivos que impidan o desaconsejen que se consulte a los representantes legales o curador de la mujer, o cuando interpelados nieguen su consentimiento o asentimiento, según proceda, o expresen opiniones distintas a ella, el Juez resolverá sobre la suficiencia y validez del consentimiento prestado por la mujer conforme al procedimiento legalmente establecido.

 

3. En caso de urgencia por peligro vital para la gestante, podrá prescindirse del informe, asesoramiento, información y consentimiento expreso de la embarazada si no estuviera en condiciones de prestarlo, pudiendo el médico consultar, cuando las circunstancias lo permitan, a sus familiares o a las personas vinculadas de hecho a ella. Si fuera menor de edad o con la capacidad judicialmente complementada, también se podrá prescindir del consentimiento expreso o asentimiento de aquéllos que tengan que prestarlo, si no pudieran efectuarlo.»

 

Cuatro. Se modifica el artículo 146, que pasa a tener la siguiente redacción:

 

«1. El que por imprudencia grave produzca el aborto de una mujer, será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a diez  meses.

 

Cuando el aborto fuere cometido por imprudencia profesional se impondrá, asimismo, la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo por un período de uno a tres años.

 

2. La embarazada que se causare a sí misma el aborto por imprudencia no será penada.»

 

 

Artículo segundo. Modificación de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.

 

Uno. Se modifica el artículo 748, que queda redactado de la siguiente manera:

 

«Artículo 748. Ámbito de aplicación del presente título.

 

Las disposiciones del presente título serán aplicables a los siguientes procesos:

 

1º Los que versen sobre la capacidad de las personas y los de declaración de prodigalidad.

 

2º Los de filiación, paternidad y maternidad.

 

3º Los de nulidad del matrimonio, separación y divorcio y los de modificación de medidas adoptadas en ellos.

 

4º Los que versen exclusivamente sobre guarda y custodia de hijos menores o sobre alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores.

 

5º Los de reconocimiento de eficacia civil de resoluciones o decisiones eclesiásticas en materia matrimonial.

 

6º Los que tengan por objeto la oposición a las resoluciones administrativas en materia de protección de menores.

 

7º Los que versen sobre la necesidad de asentimiento en la adopción.

 

8º Los que versen sobre el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo de la mujer menor de edad o con la capacidad judicialmente complementada.»

 

Dos. Se modifica el apartado primero del artículo 749, que queda redactado de la siguiente manera:

 

«1. En los procesos sobre la capacidad de las personas, en los de nulidad matrimonial, en los de determinación e impugnación de la filiación y en los que versen sobre el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo de la mujer menor de edad o con la capacidad judicialmente complementada, será siempre parte el Ministerio Fiscal, aunque no haya sido promotor de los mismos ni deba, conforme a la Ley, asumir la defensa de alguna de las partes, que velará durante todo el proceso por la salvaguarda del interés superior de la persona afectada.»

 

Tres. Se añade el CAPITULO III bis en el TITULO I del LIBRO IV integrado por el nuevo artículo 768 bis, con el siguiente título:

 

«CAPÍTULO III BIS

 

Del proceso sobre el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo de la mujer menor de edad o con la capacidad judicialmente complementada

 

Artículo 768 bis. Del consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo de la mujer menor de edad o con capacidad judicialmente complementada.

 

1. Se procederá, conforme a lo previsto en este artículo, en los supuestos en los que el Juez deba pronunciarse, conforme a lo dispuesto en el artículo 145 bis del Código Penal, sobre la validez y suficiencia del consentimiento prestado por la mujer embarazada menor entre 16 y 18 años, no emancipada, o de la mayor de edad sujeta a curatela para la interrupción voluntaria de su embarazo, o del consentimiento prestado por sus padres o tutores cuando la mujer fuera menor de 16 años o mayor de edad sujeta a tutela, por concurrir serios motivos que impidan o desaconsejen que se consulte a los representantes legales o curador de la mujer o, cuando interpelados, nieguen su consentimiento o asentimiento, según proceda, o expresen opiniones distintas.

 

Esta prevención no se aplicará si hubiera que poner fin al embarazo para evitar un peligro vital para la mujer embarazada.

 

2. El procedimiento será de tramitación urgente y preferente.

 

Los actos y comparecencias serán a puerta cerrada y las actuaciones serán reservadas.

 

3. La mujer deberá ser representada por aquel de sus representantes legales que coincida con ella en cuanto al consentimiento, si lo hubiera, sin que precise habilitación para ello y, en su defecto, por el Ministerio Fiscal, incluso cuando haya sido éste el promotor del procedimiento.

 

Será siempre parte el Ministerio Fiscal, aunque no haya sido promotor ni deba, conforme a la Ley, asumir la defensa de la mujer.

 

Los interesados podrán actuar en el procedimiento por si mismos, sin necesidad de la intervención de Abogado y Procurador.

 

4. El procedimiento se iniciará mediante solicitud presentada por la mujer, por el representante legal que esté conforme con ella, si lo hubiera, o por el Ministerio Fiscal, ante el Juzgado de Primera Instancia del domicilio de la mujer embarazada.

 

Igualmente, los médicos que fueran a emitir los informes preceptivos o que vayan a practicar la interrupción voluntaria del embarazo y conocieran la existencia de alguno de estos supuestos, deberán ponerlo inmediatamente en conocimiento del Ministerio Fiscal para que, en su caso, solicite la declaración judicial que proceda.

 

La solicitud deberá ser presentada, al menos, quince días antes de concluir los plazos para la interrupción voluntaria del embarazo establecidos en el artículo 145 bis del Código Penal, salvo en el supuesto de despenalización del aborto tras haber transcurrido las veintidós primeras semanas de gestación, en cuyo caso la solicitud deberá ser presentada dentro de los tres días siguientes a la fecha de la emisión del informe médico en el que se constate dicha circunstancia, emitido de conformidad con el referido artículo.

 

No obstante, la presentación de la solicitud no producirá ningún efecto en cuanto al cómputo de los plazos establecidos en el artículo 145 bis del Código Penal para la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo.

 

5. En la solicitud se expresarán las circunstancias personales de la mujer y de los que deban ser consultados, la identidad del médico que vaya a realizar la intervención y de las personas que puedan estar interesadas en el procedimiento, así como el domicilio o domicilios en que puedan ser citados o cualquier otro dato que permita la identificación de los mismos.

 

A la solicitud se acompañarán:

 

1) Los informes de los médicos exigidos para proceder a la interrupción voluntaria del embarazo y emitidos de conformidad con lo dispuesto en la normativa correspondiente.

 

2) Los documentos en los que consten el consentimiento expreso o la manifestación de voluntad de la mujer y los consentimientos o asentimientos de los que deban intervenir en la adopción de la decisión de aquélla, conforme a lo establecido en el artículo 145 bis del Código Penal.

 

3) Las certificaciones de la información clínica y asesoramiento asistencial, recibidos previa y obligatoriamente por la mujer, sin que se precise que haya transcurrido el plazo de 7 días en los supuestos de despenalización de la práctica del aborto tras las veintidós primeras semanas de gestación.

 

4) Y aquellos informes y dictámenes que el solicitante considere de interés para el procedimiento.

 

6. El Secretario judicial resolverá sobre la admisión de la solicitud en el mismo día y citará a la mujer, a la persona o personas a quienes corresponda prestar el consentimiento o asentimiento, a quienes consten en la solicitud como interesados y al Ministerio Fiscal, a una comparecencia en la fecha que se determine, que no podrá exceder de los tres días siguientes.

 

El Juez podrá, con carácter previo y dentro del citado plazo, de oficio o a petición de parte o del Ministerio Fiscal, acordar que se cite a aquéllos que estuvieran interesados, recabar los informes del Médico Forense y complementarios que precise, y ordenar las comprobaciones, diligencias y pruebas que estime necesarias para resolver.

 

7. En la comparecencia, el Juez examinará y oirá a la mujer atendiendo a su edad, grado de madurez y circunstancias, quien deberá ratificar su consentimiento o manifestación de voluntad, a sus representantes legales, curador, así como a los demás interesados y asistentes al acto y al Ministerio Fiscal. Les requerirá las explicaciones que estime oportunas sobre las circunstancias concurrentes en la mujer al prestar su consentimiento o manifestar su voluntad para la interrupción voluntaria de su embarazo, y sobre aquéllas que permitan evaluar y determinar  el interés de la misma, en su caso.

 

Tras la finalización de la comparecencia, el Juez resolverá mediante auto, dentro de las 24 horas siguientes.

 

8. Si la mujer embarazada fuera menor entre 16 a 18 años, no emancipada, o mayor de edad sujeta a curatela, el Juez decidirá acerca de si el consentimiento de la mujer para la interrupción voluntaria de su embarazo ha sido prestado libre, expresa y válidamente, en la forma y con las formalidades legalmente previstas, sin que haya sido revocado con posterioridad. El Juez considerará suficiente y valido el consentimiento otorgado por la misma salvo que constate su falta de madurez para prestarlo, en cuyo caso resolverá lo que proceda atendiendo al interés de la misma.

 

Cuando la mujer fuera menor de 16 años o mayor de edad sujeta a tutela, el Juez decidirá atendiendo principalmente al consentimiento manifestado por sus padres o tutor salvo que ello fuera contrario a la protección del interés de la mujer, resolviendo, en tal caso o en ausencia de ese consentimiento, lo que proceda en atención a su interés.

 

La evaluación y determinación del interés de la mujer afectada se realizará, de forma individual, en función de sus circunstancias específicas, voluntad, situación y necesidades personales.

 

9. Contra el auto que se dicte podrá interponerse recurso de apelación, dentro de los dos días siguientes al de su notificación, teniendo efectos suspensivos si la resolución fuera estimatoria. Interpuesto el recurso, deberá ser remitido el mismo día o al día siguiente al órgano competente para resolverlo, lo que hará dentro de las 48 horas siguientes.»

 

 

Artículo tercero. Modificación de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.

 

Único. Se modifica el apartado 7 y se añaden los 7 bis, 7 ter y 7 quater al artículo 18, teniendo la siguiente redacción:

 

«Las Administraciones Públicas, a través de sus Servicios de Salud y de los Órganos competentes en cada caso, desarrollarán las siguientes actuaciones:

 

7.  Los programas  de educación para la salud que promuevan la formación, información y prevención de embarazos no deseados, de enfermedades de transmisión sexual así como la educación afectivo-sexual en todos los ámbitos y, principalmente de los jóvenes, adolescentes y colectivos con especiales necesidades.

 

7. bis. Los programas de orientación en los ámbitos de la planificación familiar y de asesoramiento y apoyo a la mujer embarazada.

 

7º ter. La prestación a las mujeres embarazadas que lo requieran, de los servicios de información y asesoramiento necesarios para resolver posibles conflictos de salud, familiares o de carácter socioeconómico originados o agravados por el embarazo. Con tal finalidad, los servicios sanitarios se coordinarán con los servicios sociales.

 

Dicha prestación incluirá, entre otros, los siguientes extremos:

 

1) Información sobre los derechos sanitarios, laborales, sociales y asistenciales reconocidos por la legislación estatal, autonómica y local, y sobre el modo y procedimiento por el que  puede obtenerse su reconocimiento.

 

2) Apoyo y ayudas para el acceso a una vivienda y a las prestaciones familiares.

 

3) Información, en caso de que las pruebas prenatales realizadas a la embarazada, mostraran posibles problemas de salud del feto y hubiera razones para creer que la salud del niño, tras nacer, estará afectada, de las ayudas existentes antes y después del nacimiento, así como de la asistencia económica y psicosocial reconocida.

 

La información ofrecida se referirá, tanto a ayudas públicas como privadas, y de entidades especializadas.

 

Podrán participar en el asesoramiento otras personas, especialmente el otro progenitor o parientes próximos de la mujer, en la medida en que ésta lo acepte, de manera expresa o tácita.

 

7º quater. La prestación sanitaria de la interrupción voluntaria del embarazo en los supuestos despenalizados y con los requisitos establecidos en el Código Penal.»

 

 

Artículo cuarto. Modificación de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica, reguladora de la Autonomía del Paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

 

Uno. Se añade el artículo 4 bis, con la siguiente redacción:

 

«Artículo 4 bis. Asesoramiento asistencial e información clínica a la mujer en los casos de interrupción voluntaria del embarazo.

 

1. A toda mujer que se encuentre en alguno de los supuestos a que se refiere el artículo 145 bis del Código Penal, se le deberá proporcionar, con anterioridad a la interrupción voluntaria del embarazo y con carácter preceptivo, asesoramiento orientado a resolver los conflictos originados por el embarazo e información clínica sobre los posibles riesgos y secuelas de la intervención.

 

2. El asesoramiento asistencial y la información clínica tendrán carácter personal e individualizado. Deberán realizarse verbalmente o en la forma que sea accesible para la mujer atendiendo a su edad, madurez y circunstancias.

 

En caso de urgencia por peligro vital para la mujer embarazada, podrá prescindirse del asesoramiento asistencial y de la información clínica.

 

3. El asesoramiento asistencial completo y preceptivo a la mujer se realizará por los servicios a los que se refiere el artículo 18 de la Ley General de Sanidad, que no intervengan en la práctica del aborto, y por profesionales que no desarrollen su actividad en el centro o establecimiento en el que éste se practique.

 

Su objeto será la protección de la vida, tanto de la mujer como del no nacido, así como el buen desarrollo del embarazo y la resolución de los conflictos. Este asesoramiento, además de la información general para toda mujer embarazada establecida en el apartado 7 ter del artículo 18 de la Ley General de Sanidad, incluirá, entre otros, los siguientes extremos:

 

a) Información de que la vida del no nacido constituye un bien jurídico protegido por la Constitución y que, por ello, el aborto solamente resulta conforme al ordenamiento jurídico en situaciones de excepción reguladas en la legislación.

 

b) Estudio, a partir de la información facilitada por la mujer, de las circunstancias por las que valora la posibilidad de interrumpir su embarazo, y orientación sobre el modo de resolver los problemas y conflictos presentados.

 

c) Información sobre las alternativas existentes en nuestro sistema a la interrupción voluntaria del embarazo ya sea acogiéndose a las ayudas y servicios existentes, ya sea acudiendo a la guarda administrativa, acogimiento o adopción del nacido en caso de no poder afrontar su cuidado temporal o permanentemente.

 

d) Estudio de la posibilidad de actuar directamente, proponiendo a los órganos competentes de la administración una intervención especializada, cuando el embarazo o la maternidad comporten para la mujer problemas o dificultades para cuya resolución no sean idóneas o suficientes las prestaciones ordinarias a que se refiere el anterior punto.

 

El personal que realice el asesoramiento expedirá un certificado indicando la fecha y las condiciones en las que se ha facilitado.

 

4. La información clínica deberá ser prestada por los médicos que emitan los informes exigidos conforme al punto a) del apartado 1 del artículo 145 bis del Código Penal, u otro médico cuando concurra el supuesto del punto b) del mismo apartado, distinto de aquél que practique el aborto o bajo cuya dirección tenga lugar y que no desarrolle su actividad profesional en el centro o establecimiento en el que se lleva a cabo. Esa información versará sobre:

 

a) Los riesgos que la interrupción voluntaria del embarazo puede conllevar para la salud de la mujer y para su maternidad futura.

 

b) Los aspectos médicos y psicosociales derivados del diagnóstico realizado sobre la salud de la  mujer y  del feto, en su caso, así como de las expectativas del desarrollo de la vida del niño. En la medida que fuera necesario podrán intervenir otros profesionales o especialistas.

 

El médico hará una certificación por escrito sobre la fecha, indicación y condiciones en las que se ha prestado la información clínica a la embarazada.

 

5. En la medida en que resulte necesario, podrán participar en este asesoramiento otras personas, especialmente el otro progenitor o parientes próximos de la mujer, si ésta lo acepta, de manera expresa o tácita.

 

6. Si, tras recibir el asesoramiento, la mujer mantiene la decisión de interrumpir voluntariamente su embarazo y concurren los requisitos establecidos en el Código Penal para que su práctica no resulte penalizada, deberá presentar las certificaciones emitidas en el centro o establecimiento en el que se llevará a cabo la práctica del aborto.

 

El consentimiento expreso o manifestación de su voluntad a la interrupción voluntaria de su embarazo, o los asentimientos o consentimientos de sus progenitores, tutor o curador, cuando fueran necesarios, no se podrá prestar hasta que hayan transcurrido, al menos, 7 días desde el asesoramiento asistencial e información clínica a la mujer. Esta prevención no se aplicará si hubiera que poner fin al embarazo para evitar un peligro vital para la mujer embarazada o, si transcurridas las veintidós primeras semanas de gestación, concurren los supuestos despenalizados del aborto y es precisa la resolución judicial sobre su procedencia.»

 

Dos. Se modifica el apartado 4 del artículo 9, que queda redactado como sigue:

 

«4. La interrupción voluntaria del embarazo y la práctica de ensayos clínicos y de técnicas de reproducción asistida se rigen por lo establecido con carácter general sobre la mayoría de edad y por las disposiciones especiales de aplicación.»

 

Tres. Se añade el artículo 15 bis con el siguiente contenido:

 

«15 bis. Tratamiento de datos en los supuestos de interrupción voluntaria del embarazo.

 

1. En el momento del inicio del asesoramiento sobre la interrupción voluntaria del embarazo, el personal que lo realice, sin proceder al tratamiento de dato alguno, habrán de informar a la embarazada que los datos identificativos de las pacientes a las que efectivamente se les realice el aborto, serán objeto de codificación y separados de los datos de carácter clínico asistencial relacionados con la interrupción voluntaria del embarazo por parte de los centros o establecimientos que lo practiquen. Éstos establecerán mecanismos apropiados de automatización y codificación de los datos de identificación de las pacientes atendidas, en los términos previstos en esta Ley y en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

 

A los efectos previstos en el párrafo anterior, se considerarán datos identificativos de la paciente su nombre, apellidos, domicilio, número de teléfono, dirección de correo electrónico, documento nacional de identidad o documento identificativo equivalente, así como cualquier dato que revele su identidad física o genética.

 

2. En el momento de la primera recogida de datos de la paciente, se le asignará un código que será utilizado para identificarla en todo el proceso.

 

Los centros sustituirán los datos identificativos de la paciente por el código asignado en cualquier información contenida en la historia clínica que guarde relación con la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo, de forma que no pueda producirse, con carácter general, el acceso a dicha información.

 

3. Las informaciones relacionadas con la interrupción voluntaria del embarazo deberán ser conservadas en la historia clínica de tal forma que su mera visualización no sea posible salvo por el personal que participe en la práctica de la prestación, sin perjuicio de los accesos a los que se refieren los artículos siguientes.»

 

Cuatro. Se modifica el apartado 1 del artículo 17, que pasa a tener el siguiente contenido:

 

«1. Los centros sanitarios tienen la obligación de conservar la documentación clínica en condiciones que garanticen su correcto mantenimiento y seguridad, aunque no necesariamente en el soporte original, para la debida asistencia al paciente durante el tiempo adecuado a cada caso y, como mínimo, cinco años contados desde la fecha del alta de cada proceso asistencial.

 

No obstante, la documentación clínica en los supuestos de interrupción voluntaria del embarazo deberá conservarse por más tiempo cuando existan razones epidemiológicas, de investigación o de organización y funcionamiento del Sistema Nacional de Salud, en cuyo caso se procederá a la cancelación de todos los datos identificativos de la paciente y del código que se le hubiera asignado como consecuencia de lo dispuesto en los artículos anteriores. Ello sin perjuicio del ejercicio por la paciente de su derecho de cancelación, en los términos previstos en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.»

 

 

Artículo quinto. Modificación de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud.

 

Único. Se añade un apartado 3 al artículo 8 bis, con el siguiente contenido:

 

«Artículo 8 bis.  Cartera común básica de servicios asistenciales del Sistema Nacional de Salud.

 

3.º La prestación sanitaria de la interrupción voluntaria del embarazo en los supuestos despenalizados y con los requisitos establecidos en el Código Penal estará incluida en la cartera común básica de servicios asistenciales del Sistema Nacional de Salud.»

 

 

Artículo sexto. Modificación de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias.

 

Uno. Se añade el artículo 4 bis, con el siguiente contenido:

 

«Artículo 4 bis. Objeción de conciencia.

 

1. Los profesionales sanitarios, por cuenta propia o ajena, tienen el derecho a ejercer la objeción de conciencia para inhibirse de cualquier participación o colaboración en la interrupción voluntaria del embarazo en los supuestos despenalizados en el Código Penal.

 

2. El rechazo o la negativa a participar o colaborar en la interrupción voluntaria de un embarazo, es una decisión individual del profesional sanitario, que debe manifestarse anticipadamente y por escrito.

 

Dentro de la semana siguiente a comenzar la prestación de su servicio en un centro o establecimiento, público o privado, acreditado para la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo, el profesional sanitario deberá comunicar, por escrito, al Director del centro, si ejerce su derecho de objeción de conciencia, quedando esa decisión incorporada, con carácter reservado, a su expediente personal. Dicha información constituye un dato personal que, en ningún caso, podrá ser objeto de tratamiento, registro o publicación y estará protegida con las garantías previstas en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

 

3. Desde ese momento, podrá abstenerse de realizar cualquier participación o colaboración en la interrupción voluntaria del embarazo. No obstante, podrá modificar su decisión en cualquier momento, poniéndolo en conocimiento del Director del centro de forma inmediata o, en todo caso, antes de iniciarse la prestación.

 

4. En cualquier caso, sin perjuicio de lo anterior, los profesionales sanitarios que ejerzan ese derecho dispensarán tratamiento y atención médica adecuados a las mujeres que lo precisen antes y después de haberse sometido a una intervención de interrupción voluntaria del embarazo.»

 

Dos. Se incluye el apartado c bis) en el artículo 5, que queda redactado como sigue:

 

«Los profesionales sanitarios podrán ejercer el derecho a la objeción de conciencia en los supuestos de interrupción voluntaria del embarazo en los términos establecidos en la Ley. El ejercicio de este derecho deberá realizarse con carácter general, sin que, en ningún caso, puedan admitirse modulaciones del mismo, cualesquiera que sean los centros o establecimientos sanitarios en los que esos profesionales presten sus servicios.»

 

 

Artículo séptimo: Modificación de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad.

 

Único. Se incluye un nuevo apartado 5 bis en el artículo 5, que queda redactado como sigue:

 

«5 bis. Se prohíbe la publicidad sobre la oferta de centros, establecimientos o servicios médicos o de medios, prestaciones, técnicas o procedimientos para la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo de la mujer.

 

No constituirá publicidad ilícita la prestación de información clínica y la orientación asistencial y social a la mujer embarazada, de acuerdo con lo establecido en la ley y en el ejercicio de la función  de asesoramiento, realizada de forma personalizada y confidencial.»

 

 

Disposición derogatoria única. Derogación normativa.

 

  1. Queda derogada la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

 

2. Quedan derogadas cuantas disposiciones, de igual o inferior rango, se opongan a lo dispuesto en esta ley.

 

 

Disposición final primera. Carácter orgánico y título competencial.

 

            1. La presente Ley Orgánica se dicta al amparo del artículo 81 de la Constitución.

 

Se exceptúan de lo anterior, teniendo rango de ley ordinaria, los preceptos contenidos en los artículos tercero, quinto, sexto y séptimo; en los apartados uno y dos del artículo segundo; en los apartados dos, tres y cuatro del artículo cuarto; y en las disposiciones finales segunda, tercera y cuarta.

 

2. El artículo primero se dicta al amparo de la competencia exclusiva del Estado en materia de legislación penal reconocida por el artículo 149.1.6.ª de la Constitución Española; el artículo segundo al amparo del artículo 149.1.6ª de la Constitución Española que atribuye al Estado competencia exclusiva para dictar la legislación procesal; los artículos tercero, cuarto, quinto y sexto al amparo del artículo 149.1.1.ª, 16.ª y 17.ª de la Constitución, que atribuye al Estado competencia exclusiva en materia de bases y coordinación general de la sanidad y régimen económico de la Seguridad Social; y el artículo séptimo se dicta en virtud del artículo 149.1.6.ª de la Constitución, que atribuye al Estado competencia en materia mercantil.

 

El Estado y las Comunidades Autónomas adoptarán, en el ámbito de sus respectivas competencias, las medidas necesarias para la efectividad de esta Ley.

 

 

 

Disposición final segunda. Modificaciones y desarrollos reglamentarios.

 

El Gobierno llevará a cabo las modificaciones y desarrollos reglamentarios que sean precisos para la aplicación de la presente Ley.

 

En tanto no entre en vigor el desarrollo reglamentario referido, mantienen su vigencia las disposiciones reglamentarias vigentes sobre la materia que no se opongan a lo dispuesto en la presente Ley.

 

 

Disposición final tercera. Ámbito territorial de aplicación de la Ley.

 

Sin perjuicio de las correspondientes competencias autonómicas, el marco de aplicación de la presente Ley lo será en todo el territorio del Estado.

 

 

Disposición final cuarta. Entrada en vigor.

 

La presente Ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

 

ELÉVESE AL CONSEJO DE MINISTROS

Madrid,          de                 de 2013

EL MINISTRO DE JUSTICIA

 

Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez

Posteado por: Toni Bandín | 19 noviembre, 2013

Indulgencia plenaria con motivo del Año de la Fe

PENITENCIARÍA APOSTÓLICA

URBIS ET ORBIS

D E C R E T O

Se enriquecen del don de Sagradas Indulgencias
particulares ejercicios de piedad durante el Año de la fe

 

En el día del quincuagésimo aniversario de la solemne apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II, al que el beato Juan XXIII «había asignado como tarea principal custodiar y explicar mejor el precioso depósito de la doctrina cristiana, para hacerlo más accesible a los fieles de Cristo y a todos los hombres de buena voluntad» (Juan Pablo II, Const. Ap. Fidei Depositum, 11 de octubre de 1992: AAS 86 [1994] 113), el Sumo Pontífice Benedicto XVI ha establecido el inicio de un Año particularmente dedicado a la profesión de la verdadera fe y a su recta interpretación, con la lectura, o mejor, la pía meditación de los Actos del Concilio y de los Artículos del Catecismo de la Iglesia Católica, publicado por el beato Juan Pablo II, a los treinta años del inicio del Concilio, con la intención precisa de «lograr de los fieles una mayor adhesión a ello y difundir su conocimiento y aplicación» (ibid., 114).

Ya en el año del Señor 1967, para hacer memoria del décimo noveno centenario del martirio de los Apóstoles Pedro y Pablo, parecido Año de la fe convocó el Siervo de Dios Pablo VI, «la Profesión de fe del Pueblo de Dios, para testimoniar cómo los contenidos esenciales que desde siglos constituyen el patrimonio de todos los creyentes tienen necesidad de ser confirmados, comprendidos y profundizados de manera siempre nueva, con el fin de dar un testimonio coherente en condiciones históricas distintas a las del pasado» (Benedicto XVI, Carta Ap. Porta Fidei, n. 4).

En este tiempo nuestro de profundísimos cambios, a los que la humanidad está sometida, el Santo Padre Benedicto XVI, con la convocatoria de este segundo Año de la fe, tiene la intención de invitar al Pueblo de Dios del que es Pastor universal, así como a los hermanos obispos de todo el orbe, a fin de que «se unan al Sucesor de Pedro en el tiempo de gracia espiritual que el Señor nos ofrece para rememorar el don precioso de la fe» (ibid., n. 8).

Se dará a todos los fieles «la oportunidad de confesar la fe en el Señor Resucitado en nuestras catedrales e iglesias de todo el mundo; en nuestras casas y con nuestras familias, para que cada uno sienta con fuerza la exigencia de conocer y transmitir mejor a las generaciones futuras la fe de siempre. En este Año, las comunidades religiosas, así como las parroquiales, y todas las realidades eclesiales antiguas y nuevas, encontrarán la manera de profesar públicamente el Credo» (ibid.).

Además todos los fieles, singular y comunitariamente, serán llamados a dar abierto testimonio de la propia fe ante los demás en las circunstancias peculiares de la vida cotidiana: «la misma naturaleza social del hombre exige que éste manifieste externamente los actos internos de religión, que se comunique con otros en materia religiosa, que profese su religión de forma comunitaria» (Decl. Dignitatis humanae, 7 de diciembre de 1965: AAS 58 [1966], 932).

Dado que se trata ante todo de desarrollar en sumo grado —por cuanto sea posible en esta tierra— la santidad de vida y de obtener, por lo tanto, en el grado más alto la pureza del alma, será muy útil el gran don de las Indulgencias, que la Iglesia, en virtud del poder que le ha conferido Cristo, ofrece a todos aquellos que, con las debidas disposiciones, cumplan las prescripciones especiales para lucrarlas. «Con la Indulgencia —enseñaba Pablo VI— la Iglesia, valiéndose de su potestad como ministra de la Redención obrada por Cristo Señor, comunica a los fieles la participación de esta plenitud de Cristo en la comunión de los Santos, proporcionándoles en medida amplísima los medios para alcanzar la salvación» (Carta Ap. Apostolorum Limina, 23 de mayo de 1974: AAS 66 [1974] 289). Así se manifiesta el «tesoro de la Iglesia», del que constituyen «un acrecentamiento ulterior también los méritos de la Santísima Madre de Dios y de todos los elegidos, desde el primer justo al último» (Clemente VI, Bula Unigenitus Dei Filius, 27 de enero de 1343).

La Penitenciaría Apostólica, que tiene el oficio de regular cuanto concierne a la concesión y al uso de las Indulgencias, y de estimular el ánimo de los fieles a concebir y alimentar rectamente el piadoso deseo de obtenerlas, solicitada por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, en atenta consideración de la Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe de la Congregación para la Doctrina de la Fe, a fin de obtener el don de las Indulgencias durante el Año de la fe, ha establecido las siguientes disposiciones, emitidas en conformidad con el pensamiento del Augusto Pontífice, a fin de que los fieles estén más estimulados al conocimiento y al amor de la Doctrina de la Iglesia Católica y de ella obtengan frutos espirituales más abundantes.

Durante el Año de la fe entero, convocado desde el 11 de octubre de 2012 hasta todo el 24 de noviembre de 2013, podrán lucrar la Indulgencia plenaria de la pena temporal por los propios pecados impartida por la misericordia de Dios, aplicable en sufragio de las almas de los fieles difuntos, todos los fieles verdaderamente arrepentidos, que se hayan confesado debidamente, que hayan comulgado sacramentalmente y que oren según las intenciones del Sumo Pontífice:

a.- cada vez que participen en al menos tres momentos de predicación durante las Sagradas Misiones o al menos en tres lecciones sobre los Actos del Concilio Vaticano II y sobre los Artículos del Catecismo de la Iglesia católica en cualquier iglesia o lugar idóneo;

b.- cada vez que visiten en peregrinación una Basílica Papal, una catacumba cristiana, una Iglesia Catedral, un lugar sagrado designado por el Ordinario del lugar para el Año de la fe (por ejemplo las Basílicas Menores y los Santuarios dedicados a las Santísima Virgen María, a los Santos Apóstoles y a los Santos Patronos) y allí participen en alguna celebración sagrada o, al menos, se detengan en un tiempo de recogimiento con piadosas meditaciones, concluyendo con el rezo del Padre Nuestro, la Profesión de Fe en cualquier forma legítima, las invocaciones a la Santísima Virgen María y, según el caso, a los Santos Apóstoles o Patronos;

c.- cada vez que, en los días determinados por el Ordinario del lugar para el Año de la fe (por ejemplo en las solemnidades del Señor, de la Santísima Virgen María, en las fiestas de los Santos Apóstoles y Patronos, en la Cátedra de San Pedro), participen en cualquier lugar sagrado en una solemne celebración eucarística o en la liturgia de las horas, añadiendo la Profesión de Fe en cualquier forma legítima;

d.- un día libremente elegido, durante el Año de la fe, para la piadosa visita del baptisterio u otro lugar donde recibieron el sacramento del Bautismo, si renuevan las promesas bautismales en cualquier forma legítima.

Los obispos diocesanos o eparquiales y los que están equiparados a ellos por derecho, en los días oportunos de este tiempo, con ocasión de la principal celebración (por ejemplo, el 24 de noviembre de 2013, en la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, con la que concluirá el Año de la fe) podrán impartir la Bendición Papal con la Indulgencia plenaria, lucrable por parte de todos los fieles que reciban tal Bendición con devoción.

Los fieles verdaderamente arrepentidos que no puedan participar en las solemnes celebraciones por graves motivos (como todas las monjas que viven en los monasterios de clausura perpetua, los anacoretas y los ermitaños, los encarcelados, los ancianos, los enfermos, así como quienes, en hospitales u otros lugares de cuidados, prestan servicio continuo a los enfermos…), lucrarán la Indulgencia plenaria, con las mismas condiciones, si, unidos con el espíritu y el pensamiento a los fieles presentes, particularmente en los momentos en que las palabras del Sumo Pontífice o de los obispos diocesanos se transmitan por televisión y radio, recitan en su propia casa o allí donde el impedimento les retiene (por ejemplo en la capilla del monasterio, del hospital, de la estructura sanitaria, de la cárcel…) el Padrenuestro, la Profesión de Fe en cualquier forma legítima, y otras oraciones conforme a las finalidades del Año de la fe, ofreciendo sus sufrimientos o los malestares de la propia vida.

Para que el acceso al sacramento de la Penitencia y a la consecución del perdón divino a través del poder de la Llaves se facilite pastoralmente, los Ordinarios del lugar están invitados a conceder a los canónigos y a los sacerdotes que, en las Catedrales y en las Iglesias designadas para el Año de la fe, puedan oír las confesiones de los fieles, las facultades limitadamente al fuero interno, en cuanto —para los fieles de las Iglesias orientales— al can. 728, § 2 del CCEO, y en el caso de una eventual reserva, las del can. 727, excluidos, como es evidente, los casos considerados en el canon 728, § 1; para los fieles de la Iglesia latina, las facultades del can. 508, § 1 del CIC.

Los confesores, tras advertir a los fieles de la gravedad de pecados a los que se vincula una reserva o una censura, determinarán apropiadas penitencias sacramentales, tales para conducirles lo más posible a una contrición estable y, según la naturaleza de los casos, para imponerles la reparación de eventuales escándalos y daños.

La Penitenciaría finalmente invita ardientemente a los excelentísimos obispos, como poseedores del triple munus de enseñar, gobernar y santificar, a la solicitud en la explicación clara de los principios y las disposiciones que aquí se proponen para la santificación de los fieles, teniendo en cuenta de modo particular las circunstancias de lugar, cultura y tradiciones. Una catequesis adecuada a la índole de cada pueblo podrá proponer más claramente y con mayor vivacidad a la inteligencia y arraigar más firme y profundamente en los corazones el deseo de este don único, obtenido en virtud de la mediación de la Iglesia.

El presente Decreto tiene validez únicamente para el Año de la fe. No obstante cualquier disposición en contra.

Dado en Roma, en la Sede de la Penitenciaría Apostólica, el 14 de septiembre de 2012, en la Exaltación de la Santa Cruz

Manuel card. Monteiro de Castro
Penitenciario Mayor

mons. Krzysztof Nykiel
Regente

Posteado por: Toni Bandín | 13 noviembre, 2013

17N 17H Concentración VALENCIA Plaza de la Virgen

#MARCHAVIDA

Como todos sabéis, el día 17 de noviembre volveremos a salir a la calle en la IV Marcha por la Vida, en la que, una vez más, reivindicaremos que se respete el derecho a vivir de todos los seres humanos concebidos dentro del seno materno.

Este año nos encontramos en el contexto de un Gobierno que prometió en su programa electoral proteger la vida del nasciturus pero que, a día de hoy, aún no ha cumplido con su promesa. Por eso queremos aprovechar para que lo haga, y creo que no hay mejor ocasión que esta Marcha por la Vida.

En la web tenéis el manifiesto que leeremos en todas las ciudades españolas, en el que, como veréis, pedimos al gobierno que acabe con el aborto en España, pedimos al Gobierno que elimine los supuestos que hoy se contemplan en la actual ley, y, por supuesto, con el sistema de plazos que concibe el aborto como un derecho de la mujer.

Si os fijáis en las estadísticas de abortos de 2011, las últimas publicadas, el 89,5% de las mujeres abortaron acogiéndose al sistema de plazos, el cual pedimos que sea derogadopor el Gobierno.

Además pedimos que se acabe con el supuesto eugenésico en su TOTALIDAD (3% de los abortos) porque todos tienen derecho a la vida y no queremos que se hagan distinciones entre enfermos de primera y enfermos de segunda

Y por supuesto pedimos que se acabe con el supuesto del riesgo de la salud psicológica de la mujer (7,2% del total), ya que ha supuesto un coladero por el que han abortado cientos de miles de mujeres en España durante años. Todos sabemos que el caso del riesgo para la vida de la mujer es una situación médica de  urgencia vital en el que el médico ha de saber aplicar sus conocimientos y la lex artis para intentar salvar la vida de ambos, para la que no hace falta una ley como esta.

El 0,3% restante hasta el 100% figura como varios motivos, es decir que entraría dentro de alguno de los casos que os he expuesto.

¡Ojalá el gobierno cumpliera con todo lo que le pedimos en este manifiesto!. ¿Sabéis por qué? Sólo tenéis que sumar para ver que si así fuera…¡conseguiríamos el ABORTO CERO!

Ese ha sido, es y será nuestro objetivo, y por eso salimos a la calle el día 17 de noviembre, por eso nos concentramos en todas las ciudades españolas pidiendo con una sola voz el ABORTO CERO.

 Estoy convencida de que, si seguimos trabajando todos unidos y con ganas, lo conseguiremos

¡¡Nos vemos el 17-N!!

GADOR JOYA

Posteado por: Toni Bandín | 12 noviembre, 2013

Emergencias – Cáritas con Filipinas

 

Cáritas

Campaña «CÁRITAS CON FILIPINAS» Teléfono de donaciones: 902.33.99.99

http://www.caritas.es ENTIDAD CUENTA

BBVA

0182-2370-42-0201567458

BANKIA

2038-1010-61-6000669180

 Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

El Tifón Haiyan, que el pasado 8 de noviembre azotó el centro de Filipinas con vientos de 275 km/h y olas de seis metros, ha dejado tras de sí un rastro de destrucción masiva en varias islas del país.

La falta de comunicaciones y la dificultad para llegar a las zonas destruidas, hace muy complicado ofrecer datos concretos de esta catástrofe. Pero, hasta la fecha, se estima que hay  9,5 millones de personas afectadas y 630.000 desplazadas. Además, podría haber 10.000 muertos en una sola ciudad, Tacloban, en la provincia de Leyte.

“Es la tormenta más fuerte y más grande que ha golpeado nunca el país. Ha afectado a una zona ya devastada por un terremoto. Estamos en una situación de máxima necesidad. Es una gran calamidad”, ha señalado el Padre Edwin Gariguez, secretario ejecutivo de Cáritas Filipinas-NASSA.

Cáritas Filipinas ha activado un plan urgente de respuesta a la emergencia, para lo cual ha puesto en alerta a las 86 diócesis de todo el país.
902 33 99 99

1º Informe situación Tifón Haiyan, Filpinas
-1-
Informe de situación sobre Emergencia Tifón Haiyan. Filipinas
Madrid, 11 de noviembre de 2013
INTRODUCCIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL
Considerada la tormenta más fuerte del año, el tifón Haiyan ha sacudido el archipiélago central de Filipinas (Visayas), dejando una ola de catástrofe y destrucción que se ha hecho sentir en toda su trayectoria. Las zonas más afectadas han sido, desde su primera toma de tierra, el jueves 8 de noviembre, Guiuan, Capiz, Tolosa, Leyte, las islas de Daanbantayan y Bantayan, Cebú, Concepción e Iloilo, hasta su salida por Calamian y las islas Busunga (Palawan) el sábado 9 de noviembre.
1º Informe situación Tifón Haiyan, Filpinas
-2-
A pesar de las medidas de preparación y los anuncios realizados desde el pasado 6 de noviembre por parte de las autoridades civiles, el fuerte viento y la lluvia dejaron un número todavía indeterminado de muertos, que se irán contabilizando a medida que transcurran las horas y las labores de desescombro. Según los primeros informes, un total de 982.252 familias (unas 4.450.468 personas) se han visto afectadas en 1.741 comunidades o barangays (denominación de consejos locales rurales locales), de más de 343 municipios de 36 provincias.
Según esas primeras estimaciones gubernamentales, más de 101.762 familias (unas 477.735 personas) se han visto desplazadas; unas 86.513 han estado buscando refugio en los 1.425 centros de evacuación, mientras que otras 15.249 se encuentran sin un albergue o refugio provisional, fuera de los centros de evacuación.
Hacia el sábado 9 de noviembre en la zona se contabilizaban ya unas 3.480 casas dañadas.
En todas estas primeras estimaciones, la obtención de información del terreno fiable fue muy difícil debido a la ruptura de las líneas de comunicación; por tanto, han sido los medios de comunicación locales, y sobre todo las redes sociales, las que han aportado información y siguen siendo la principal fuente de noticias en las zonas más afectadas.
En estas primeras valoraciones, se ha informado de una grave pérdida en la red de distribución eléctrica, líneas telefónicas y antenas de telefonía móvil, lo que dificulta seriamente la comunicación con las áreas más golpeadas.
La archidiócesis de Jaro en Iloilo, donde el tifón hizo su quinta toma de tierra, informó al equipo nacional de Cáritas Filipinas que los municipios de Concepción, Ajuy, Estancia y Balasan, estaban completamente aislados. Alrededor del 95% de los hogares de alguna de estas ciudades estaba completamente dañado. Todo esto coincidió con la aparición, además, de los primeros cadáveres que llegaron en barco, y que se sospecha que vinieron de Cebú huyendo del impacto.
Según informes provenientes de la Diócesis de San José de Antique, todas las infraestructuras eléctricas se han visto afectadas y un 60% de las casas fueron totalmente dañadas o destruidas. Es importante señalar que en esta región se produjeron menos muertes y heridos debido a que el alcalde hizo cumplir la evacuación. El Gobierno local está haciendo todo lo posible para satisfacer las necesidades básicas, como alimentos, mientras que el refugio es la principal necesidad detectada.
La respuesta inmediata gubernamental ha sido canalizada por el Departamento de Bienestar Social y Desarrollo (DSWD), que destinó 53 millones de pesos para recursos de ayuda de emergencia en todas las zonas afectadas, canalizados por medio de sus oficinas regionales.
1º Informe situación Tifón Haiyan, Filpinas
-3-
En general, el Gobierno nacional, a través del Consejo Nacional para la Reducción del Riesgo de Desastres (NDRRMC), se encuentra en estado de alerta roja en todas las oficinas regionales. También se ha activado la alerta en las unidades provinciales, donde se realiza labores de ayuda, se distribuyen materiales, alimentos y medicinas y se estiman las primeras tareas de rehabilitación.
Estas primeras respuestas oficiales se tratan de canalizar a través de los Centros de Acción Social que están coordinados con los alcaldes municipales y los MSWD para cualquier colaboración y asistencia. Las necesidades identificadas incluyen albergues temporales y alimentos.
RESPUESTA DE LA IGLESIA LOCAL
Es fundamental señalar la respuesta de las diócesis que en estos tiempos de crisis, han sido capaces de superar sus propias preocupaciones tras los recientes desastres y se han ofrecido desde el primer segundo para ayudar a las diócesis afectadas en esta última calamidad.
El tifón ha golpeado algunas de las zonas que ya fueron devastadas por el terremoto de 7,3 grados de magnitud registrado el mes pasado en Filipinas.
Este tipo de respuesta interdiócesis y eclesial se basa en la cooperación mutua, que se ha estructurado ya en:
1. Primeras aportaciones que han surgido del fondo intra-diocesano denominado “Alay Kapwa: Campaña de Cuaresma” que está establecido desde hace unos años y que agrupa a las 86 diócesis en que esta divido el país.
2. Ayuda y asistencia material que está llegando desde las diócesis cercanas como apoyo a las zonas más cercanas y/o vecinas más afectadas.
ACTUACIONES DE LA RED DE CÁRITAS
Caritas Filipinas/NASSA convocó su equipo de respuesta operativo desde el 9 de noviembre, y se identificaron diócesis que se han podido ver más afectadas por el tifón.
Previamente, hacia el 6 de noviembre, y en base a las previsiones de PAGASA (Organismo Gubernamental Filipino de Prevención de Catástrofes), Caritas Filipinas había comenzado a asesorar y a coordinarse con las diócesis que se podían ver más afectadas (por la trayectoria del tifón) las posibles respuestas y recursos de emergencia.
Desde el día 8 de noviembre se había constituido un equipo de apoyo para coordinar la planificación y la evaluación de las áreas que se esperaba que fuesen afectados por el tifón.
1º Informe situación Tifón Haiyan, Filpinas
-4-
Actualmente este personal de Caritas Filipinas, que había desarrollado esta preformación en terreno en varias diócesis como Surigao del Sur (Mindanao) Bacolod (Central Visayas) o Pagadian (Mindanao), está a cargo de realizar las evaluaciones de impacto y necesidades de emergencia en esas zonas.
Asimismo, Cáritas planea enviar equipos de evaluación de daños a varias diócesis pertenecientes a la Arquidiócesis de Palo (en Leyt), a Borongan (en Samar Oriental), al Vicariato Apostólico de Calapan y a San Jose Mindoro en cuanto los canales de comunicación se hayan restablecido.
Mientras tanto, para las diócesis aún no accesibles desde Manila, Cáritas Filipinas está coordinando la ayuda mediante la colaboración de diócesis cercanas que son capaces de proporcionar los suministros de emergencia necesarios y hacer las primeras estimaciones.
Desde la confederación internacional:
Cáristas Catholic Relief Services (CRS) y CAFOD tienen personal sobre el terreno en apoyo a Cáritas Filipinas. Se ha comenzado a enviar lonas como material de refugio a Cebu en apoyo de unas 8.000 familias con necesidades urgentes de refugio.
Cáritas Internationalis ha puesto en marcha un mecanismo de coordinación con la Red para canalizar la ayuda de emergencia y apoyar a Cáritas Filipinas en la fase de valoración de daños e identificación de necesidades.
ACTUACIÓNES DE CÁRITAS ESPAÑOLA
Cáritas Española, se ha mantenido en contacto desde el primer momento con Caritas Filipinas, tratando de obtener información y poder valorar nuestro apoyo según las necesidades y estimaciones reales que venían llegando.
Se ha aprobado una primera contribución de 200.000 euros de fondos propios que se enviarán a Caritas Filipinas para paliar las necesidades más urgentes que se centran en agua, alimentos, medicinas, material de saneamiento y refugio/albergue.
Campaña «CÁRITAS CON FILIPINAS» Teléfono de donaciones: 902.33.99.99
http://www.caritas.es ENTIDAD CUENTA
BBVA
0182-2370-42-0201567458
BANKIA
2038-1010-61-6000669180
Y EN LAS CUENTAS DE LAS CÁRITAS DIOCESANAS

 

Posteado por: Toni Bandín | 12 noviembre, 2013

17N – 17 H. #MARCHAVIDA VALENCIA, Plaza de la Virgen

Logotipo-MarchaVida-2013-BLANCO

IV Marcha por la Vida

Fecha:  17 de noviembre de 2013

Hora: 17:00 h.

Lugar:Plaza de la Virgen. Valencia.

Por el aborto cero – Por una vida sin recortes

Hace dos años el Partido Popular prometió proteger la vida del nasciturus en su programa electoral.

Sin embargo, tras ganar por mayoría absoluta, el gobierno mantiene vigente una ley que contempla el aborto como un derecho de la mujer, dejando la vida del concebido totalmente desprotegida.

Se estima que durante dos años de gobierno popular, se han provocado en España unos 240.000 abortos con un coste aproximado de 120 millones de euros.

Mientras se han llevado a cabo recortes en prestaciones sanitarias, así como en ayudas a la maternidad, el aborto sigue siendo subvencionado al 100% con nuestro dinero.

En España se puede abortar hasta la semana 14 por cualquier motivo, incluso por razón de sexo, y todavía es legal eliminar las vidas de aquellos seres humanos que no pasan determinados criterios de calidad.

Nuestros gobernantes siguen equiparando el derecho a la vida del hijo con el derecho de la mujer a un bienestar psicosocial, hablando de conflicto de intereses desiguales, permitiendo que miles de vidas humanas se eliminen acogiéndose a este supuesto

Miles de parejas españolas esperan durante años adoptar en el extranjero un hijo al que cuidar y proteger, mientras en España las listas de adopción nacional están prácticamente cerradas.

Ante todo lo anterior, los españoles pedimos al gobierno de Mariano Rajoy que:

  1. Derogue la ley del aborto y promueva una legislación que proteja la vida desde el momento de su concepción, una Ley de aborto cero.
  2. Elimine en su totalidad el supuesto del aborto eugenésico, y no haga distinción entre enfermos de primera y enfermos de segunda.
  3. Acabe con el coladero del supuesto del riesgo para la salud psicológica de la mujer.
  4. No destine fondos públicos a iniciativas que atenten contra la vida humana en cualquiera de sus fases.
  5. Promueva una ley integral de apoyo a la maternidad.
  6. Fomente la adopción y cree un plan de adopción nacional ágil y eficaz.
  7. Haga pedagogía pública contra el aborto, desarrollando para ello un plan integral en todos los ámbitos y muy especialmente en el de la sanidad y la educación. Manifiesto 17-N IV marcha por la Vida

Con este motivo, en Valencia, se ha convocado a la ciudadanía a expresar de manera pública su apoyo al derecho a la vida, sin el cual ningún otro sería posible. El acto tendrás lugar el próximo 17 de noviembre de 2013 a las 17:00 h. en la plaza de la Virgen de Valencia y está convocado por Derecho a Vivir.

MÁS INFORMACIÓN

Delegado de Derecho a Vivir – Valencia

valencia@derechoavivir.org

@DAVValencia

Fecha: 17 de NOVIEMBRE de 2013

Hora: 17:00 h.

Lugar:Plaza de la Virgen de Valencia

#MARCHAVIDA

Posteado por: tonibandin | 11 noviembre, 2013

17N – 17 H. #MARCHAVIDA VALENCIA, Plaza de la Virgen

#MARCHAVIDA

#MARCHAVIDA

PRÓXIMO DOMINGO DÍA 17 DE NOVIEMBRE

A PARTIR DE LAS 17 H.

CONCENTRACIÓN EN LA PLAZA DE LA VIRGEN DE VALENCIA

Posteado por: Toni Bandín | 9 noviembre, 2013

Valencia #MARCHAVIDA 17 DE NOVIEMBRE 17 HORAS

Logotipo-MarchaVida-2013-BLANCO

@DAVValencia – POR EL ABORTO CERO. POR UNA VIDA SIN RECORTES.

Valencia / Domingo 17 de Noviembre
a partir de las 17:00h
Concentración cívica en la Plaza de la Virgen, con lectura del manifiesto.

Manifiesto:

IV Marcha por la Vida
Por el aborto cero
Por una vida sin recortes

Hace dos años el Partido Popular prometió proteger la vida del nasciturus en su programa electoral.

Sin embargo, tras ganar por mayoría absoluta, el gobierno mantiene vigente una ley que contempla el aborto como un derecho de la mujer, dejando la vida del concebido totalmente desprotegida.

Se estima que durante dos años de gobierno popular, se han provocado en España unos 240.000 abortos con un coste aproximado de 120 millones de euros.

Mientras se han llevado a cabo recortes en prestaciones sanitarias, así como en ayudas a la maternidad, el aborto sigue siendo subvencionado al 100% con nuestro dinero.

En España se puede abortar hasta la semana 14 por cualquier motivo, incluso por razón de sexo, y todavía es legal eliminar las vidas de aquellos seres humanos que no pasan determinados criterios de calidad.

Nuestros gobernantes siguen equiparando el derecho a la vida del hijo con el derecho de la mujer a un bienestar psicosocial, hablando de conflicto de intereses desiguales, permitiendo que miles de vidas humanas se eliminen acogiéndose a este supuesto

Miles de parejas españolas esperan durante años adoptar en el extranjero un hijo al que cuidar y proteger, mientras en España las listas de adopción nacional están prácticamente cerradas.

Ante todo lo anterior, los españoles pedimos al gobierno de Mariano Rajoy que:
1. Derogue la ley del aborto y promueva una legislación que proteja la vida desde el momento de su concepción, una Ley de aborto cero.
2. Elimine en su totalidad el supuesto del aborto eugenésico, y no haga distinción entre enfermos de primera y enfermos de segunda.
3. Acabe con el coladero del supuesto del riesgo para la salud psicológica de la mujer.
4. No destine fondos públicos a iniciativas que atenten contra la vida humana en cualquiera de sus fases.
5. Promueva una ley integral de apoyo a la maternidad.
6. Fomente la adopción y cree un plan de adopción nacional ágil y eficaz.
7. Haga pedagogía pública contra el aborto, desarrollando para ello un plan integral en todos los ámbitos y muy especialmente en el de la sanidad y la educación.Manifiesto 17-N IV marcha por la Vida

Comprometido por el
Derecho a Vivir – Valencia
Delegado-Valencia
HazteOir.org – Hazte Oir

http://www.hazteoir.org

http://derechoavivir.org

@DAVValencia

http://www.facebook.com/group.php?gid=49772382905

http://tonibandin.wordpress.com

http://blogs.hazteoir.org/davvalencia/

http://derechoavivirvalencia.wordpress.com/

https://colabora.hazteoir.org/

Posteado por: Toni Bandín | 26 octubre, 2013

Papa Francisco en la fiesta de las familias

En español, el discurso del Papa Francisco en la fiesta de las familias del Año de la Fe, Plaza de San Pedro de Roma, sábado 26 octubre 2013
¡Queridas familas, ¡’buona sera’ y bienvenidas a Roma! Han venido aquí como peregrinos desde muchas partes del mundo, para profesar la fe delante del la tumba de San Pedro. Esta plaza les acoge y abraza: somos un sólo pueblo, con una sola alma, convocados por el Señor, que nos ama y sostiene. Saludo también a todas las familias que están unidas a través de la televisión y de internet: una plaza que se extiende sin confines.Quisieron llamar a este momento “¡La familia vive la alegría de la fe!”. ¡Me gusta este título! He escuchado las experiencias de ustedes, los casos que han contado. Vi tantos niños, tantos abuelos… Sentí la tristeza de las familias que viven en situación de pobreza y de guerra. He oído a los jóvenes que se quieren casar, aún entre mil dificultades. Y entonces nos preguntamos: ¿Cómo es posible, hoy, vivir la alegría de la fe en familia? ¿Es posible o no es posible vivir esta alegría?En el evangelio de Mateo, hay una palabra de Jesús que nos ayuda: ‘Venid a mí todos los que están cansados y oprimidos, que yo les aliviaré’. Muchas veces la vida es pesada y tantas veces trágica, lo hemos apenas escuchado. Trabajar es fatigoso; buscar trabajo es fatiga y encontrar trabajo hoy nos pide tanta fatiga.Pero, aquello que más pesa en la vida, no es esto, lo que más pesa es la falta de amor. Pesa no recibir una sonrisa, no ser acogidos. Pesan ciertos silencios, a veces aún en familia, entre marido y esposa, entre padres e hijos, entre hermanos. Sin amor, el cansancio se hace más pesado. Pienso en los ancianos solos, a las familias en dificultad porque no tienen ayuda para sostener a quienes en casa precisan de especiales atenciones y cuidados. ‘Venid a Mí todos los que están cansados y oprimidos’, dice Jesús.Queridas familias, el Señor conoce nuestros cansancios, los conoce y los pesos de nuestra vida. Pero conoce también nuestro deseo profundo de hallar la alegría del alivio. ¿Se acuerdan? Jesús dijo: ‘Vuestra alegría sea plena’. Jesús quiere que nuestra alegría sea plena.Lo dijo a los apóstoles, y hoy lo repite a todos nosotros. Así, esta es la primera cosa que quiero compartir con ustedes en esta tarde, y es una palabra de Jesús: ‘Venid a mi, familias de todo el mundo –dice Jesús– y yo les aliviaré para que vuestra alegría sea completa’.Y esta palabra de Jesús llévenla a casa, en el corazón, compártanla en familia, él nos invita a ir hacia él para darnos a todos la alegría.La segunda palabra, la tomo del rito del matrimonio. En este sacramento, quien se casa dice: ‘Prometo serte fiel, amarte y respetarte, en la alegría y en el dolor, en la salud y en la enfermedad, y de honrarte y amarte todos los días de nuestra vida’. En aquel momento, los esposos no saben qué sucederá, no saben cuáles son las alegrías y las tristezas que les esperan. Parten, como Abrahan; se ponen juntos en camino. Esto es el matrimonio, partir y caminar juntos, de manos dadas, entregándose en la mano grande del Señor. Mano en la mano por toda la vida y sin hacer caso de esta cultura de lo provisorio que nos corta la vida a pedazos.Con esta confianza en la fidelidad de Dios, todo se enfrenta, sin miedo, con responsabilidad. Los esposos cristianos no son ingenuos, conocen los problemas y los peligros de la vida. Pero no tienen miedo de asumir la propia responsabilidad, delante de Dios y de la sociedad. Sin huir ni aislarse, sin renunciar a la misión de formar una familia y traer al mundo hijos.Pero hoy, santo padre, es difícil. ¡Seguro que es difícil! ¡Por eso, es necesaria la gracia del sacramento! ¡Los sacramentos no sirven para decorar la vida; ¡que lindo matrimonio, que linda la ceremonia, que linda la fiesta! Eso no es la gracia del sacramento, eso es una decoración y la gracia no es para decorar la vida pero para hacernos fuertes en la vida, para hacernos corajosos y poder ir adelante! Sin aislarse, siempre juntos.Los cristianos se casan sacramentalmente, porque son conscientes que necesitan el sacramento. Necesitan a este para vivir unidos entre sí y cumplir la misión de padres. ‘En la alegría y en el dolor, en la salud y en la enfermedad’. Así dicen los esposos en el matrimonio y rezan juntos y con la comunidad, ¿por qué? Solamente porque es costumbre hacerlo así? No, lo hacen, porque les sirve para el largo viaje que deben hacer juntos, no a tramos, necesitan de la ayuda de Jesús, para caminar juntos con confianza, para acogerse uno al otro cada día y perdonarse cada día.Y esto es importante en las familias, saber perdonarse, porque todos nosotros tenemos defectos, todos y a veces hacemos cosas que no son buenas y le hacen mal a los otros. Tener el coraje de pedir perdón en familia cuando nos equivocamos. Hace pocas semanas atrás recordé en esta plaza que para llevar adelante una familia es necesario usar tres palabras, quiero repetirlo, tres palabras: permiso, gracias y perdón. Tres palabras claves.Pidamos permiso para no ser invasores. En familia: ¿Puedo hacer esto, te gusta que haga esto? El leguaje del permiso. Demos gracias, gracias por el amor, pero dime tú, cuántas veces al día le dices gracias a tu mujer o a tu marido? Cuántos días pasan sin decir esta palabra: gracias.Y todos nos equivocamos, y a veces alguno se ofende en la familia, o en el matrimonio. A veces, digo, vuelan los platos, se dicen palabras fuertes, pero escuchen este consejo: no terminen la jornada sin hacer la paz, cada día. Disculpa y se recomienza. Permiso, gracias, perdón. ¿Lo decimos juntos?: Permiso, gracias, disculpa, usemos estas tres palabras en familia, perdonarse cada día.En la vida, la familia experimenta muchos momentos hermosos: el descanso, la comida juntos, el paseo hasta al parque o por los campos, la visita a los abuelos, o a una persona enferma… Pero, si falta el amor, faltará la alegría, faltará la fiesta. Porque el amor nos lo da siempre Jesús: él es la fuente inagotable y se da a nosotros en la Eucaristía. Allí en el sacramento, Jesús nos da su palabra y el pan de la vida, para que nuestra alegría sea completa.Y para concluir, está aquí delante de nosotros, este ícono de la presentación de Jesús en el templo. Es un ícono verdaderamente bello e importante. Contemplémoslo y dejémonos ayudar por esta imagen. Como todos ustedes, también los protagonistas de la escena tienen su camino: María y José se pusieron en camino, yendo como peregrinos a Jerusalén, obedeciendo a la ley del Señor; y también el viejo Simeon y la profetisa Ana, también ella muy anciana, van al templo impelidos por el Espíritu Santo. La escena nos muestra este entrecruzarse de tres generaciones: el entrelazarse de tres generaciones,Simeon toma en los brazos al niño Jesús, en quien reconoce al Mesías, y Ana es representada en el gesto de alabar a Dios y anunciar la salvación a quien esperaba la redención de Israel. Estos dos ancianos representan la fe como memoria.Y les pregunto: ¿Ustedes escuchan a los abuelos?, ¿le abren el corazón a la memoria que nos dan los abuelos? Los abuelos son la sabiduría de la familia, la sabiduría de un pueblo, y un pueblo que no escucha a los abuelos es un pueblo que muere. Hay que scuchar a los abuelos.María y José son la familia santificada por la presencia de Jesús que es el cumplimiento de todas las promesas. Cada familia, como la de Nazaret está insertada en la historia de un pueblo y no puede existir sin las generaciones anteriores. Y por ello tenemos aquí a los abuelos, los abuelos, y los niños. Los niños aprenden de los abuelos y de las generaciones anteriores.Queridas familias, también ustedes son parte del pueblo de Dios. Caminen felices, juntamente con este pueblo. Permanezcan siempre unidas a Jesús y llévenlo a todos con vuestro testimonio. Gracias por haber venido. Juntos, hagamos nuestras estas palabras de san Pedro, que nos dan fuerza y continuarán a darnos fuerza en los momentos difíciles: ‘¿Señor, de quién iremos? ¡Tú tienes palabras de vida eterna!’. ¡Con la gracia de Cristo, vivan la alegría de la fe! ¡El Señor les bendiga y María, nuestra Madre, les proteja y acompañe!

Older Posts »

Categorías